Edición de Filey 2020 no será posible efectuarla, anuncia la UADY

La Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), a través de un comunicado da a conocer este 31 de marzo que la XIX edición de la Filey 2020, programada para el mes de mayo, no podrá realizarse debido a la Emergencia Sanitaria Nacional emitida desde ayer por el Gobierno federal.

Compartimos el comunicado íntegro:

En alcance al decreto de emergencia sanitaria nacional por el Covid-19, que emitió el Gobierno Federal, la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) informa que no será posible efectuar la novena edición de la Feria Internacional de la Lectura Yucatán (FILEY), programada del 9 al 17 de mayo de este año.

Será en la edición 2021 de la FILEY cuando se llevará a cabo la entrega del Premio Excelencia en las Letras “José Emilio Pacheco”, que la UADY y UC-Mexicanistas confirieron, en esta ocasión, a Enrique Serna.

En cuanto al Premio Nacional de Periodismo FILEY, cuyo recipiendario se dará a conocer a la brevedad, la entrega también tendrá lugar en la siguiente edición.

La FILEY es uno de los eventos culturales más importantes en su tipo y se ha convertido año con año en el espacio ideal para que autores de reconocida trayectoria local, nacional e internacional se acerquen a la sociedad yucateca, así como a los visitantes de todas latitudes que acuden a esta cita.

Esta magna fiesta de la lectura, producto de un programa diseñado e impulsado por la UADY, contribuye al fortalecimiento de las industrias culturales mediante la venta y exposición de libros, presentaciones de escritores, conferencias de expertos, talleres artísticos y de fomento a la lectura, puestas en escena de teatro, conciertos, galas dancísticas y muestras de artes visuales, que cada año reúnen a más de 210 mil personas en las instalaciones del Centro de Convenciones y Exposiciones Yucatán Siglo XXI y el Gran Museo del Mundo Maya.

Por ello, la Universidad Autónoma de Yucatán refrenda su compromiso con la sociedad, por lo que la FILEY continuará con renovada fuerza en 2021.

Agradece, asimismo, la comprensión de todas las personas, editoriales, expositores e instituciones públicas y privadas que año con año participan puntualmente en esta gran celebración de las letras.

 

“Luz, Ciencia y Verdad”

Universidad Autónoma de Yucatán

Mérida, Yucatán, a 31 de marzo de 2020

Poesía de India, ¿muy lejos de la poesía mexicana? | Mario Bravo Soria

¿Qué conocemos en México acerca de la literatura proveniente de India? Específicamente, ¿sus poetas de qué temas escriben? Incluso… ¿conocemos algo más allá de lugares comunes en torno a tal sociedad? Estas interrogantes han sido motivos para que entrevistemos a un experto en la literatura producida en aquel lejano país y, a continuación, compartimos ciertas preguntas que le hemos formulado al editor, traductor y poeta mexicano Roberto Amézquita, quien amablemente ha compartido sus conocimientos de tal contexto poético con los lectores de Notimex

      —Con motivo de que India es el país invitado en la FIL Guadalajara 2019, ustedes en Círculo de Poesía han presentado Otros vislumbres. Poesía actual de la India, libro que es una antología de poetas oriundos de aquel país, ¿podrías comentar qué rasgos posee la poesía de dicho territorio?

      —En principio esta antología llega en un contexto en el cual cada año en Círculo de Poesía hacemos un programa especial editorial del país invitado a la FIL Guadalajara, el año anterior fue Portugal y trajimos la poesía completa de Alberto Caeiro, algún libro de Fernando Pessoa con sus manuscritos… en este año que India es el invitado, queremos mostrar lo mejor de su poesía actual.

      ¿Qué está ocurriendo en los diferentes registros de la poesía de la India? ¿qué tan diversa es la poesía entre sus autores y qué tan unitaria es?; pero además esta cuestión tiene otro nivel de complejidad interesante: al editar esta antología de la India estamos pensando en un paralismo que guarda relación con la antología Xochitlajtoli. Poesía contemporánea en lenguas originarias de México, y entonces nos preguntamos… ¿cómo pueden ser paralelos los poetas en lenguas originarias de México y los poetas de la India? ¿qué tienen en común?

      —¿Cuáles son esos vínculos que han encontrado?

      —El primer vínculo profundo es etimológico. Tiene la misma raíz etimológica y por lo tanto emocional. Pensemos que a los pueblos indígenas de cualquier parte del mundo se les nombra por la palabra indo, esto por una confusión lingüística muy conocida en donde Cristóbal Colón pensó que había llegado a las Indias Orientales, ¿de dónde viene la raíz de indio? Viene de los pueblos del Río Indo en la India, entonces hay una marca primera que es nombrar a los indios por quienes normalmente y malamente en español llamamos hindús, pero es un error porque el hinduismo es la religión, entonces se deberían de llamar los indos o indios.

      «Nuestros pueblos indígenas tienen realmente una conexión mística, mágica con la palabra, la cual ya nombra una realidad igual pero diferente: es decir somos la India del otro lado del mundo o la India es el México de allá, entonces ahí hay un paralelismo».

Puentes entre India y México

Con respecto a los vínculos entre ambas sociedades, el traductor Amézquita explica cuáles son esos cruces de similitudes entre ambas naciones, en relación también con sus poesías:

      —Además somos países que tenemos una historia colonial, entonces nuestra poesía actual como países independientes da cuenta de esas encrucijadas, de haber adquirido un idioma colonial y expresarnos en él, y de tener a la vez una gran diversidad de idiomas: la India es el país más lingüísticamente diverso del planeta, de ellos tenemos muchas cosas que aprender acerca de la convivencia de las lenguas, de cómo hoy se empiezan a entender entre ellos con toda esa variedad.

      «Tú cruzas de un pueblo al otro y hay 20 millones de hablantes de un idioma, es decir una lengua grande pero sólo circunscrita a ese territorio; y cruzas de un pueblo a otro, a veces de una calle a otra y la gente habla otro idioma, además de que tienen esta lengua franca del inglés».

      —¿Cuál es la riqueza cultura de aquel país en el plano lingüístico?

      —Por ejemplo, pienso en Kerala, región de donde hay varios poetas en esta antología; esa es la región más al sur de la India, ese triangulito que vemos en el mapa y en Kerala se habla una lengua que se llama Malayalam, el cual se escribe en un alfabeto hermoso con caracteres redondeados como un dibujo, parecido al árabe… ¡ya la caligrafía es un poema, es maravilloso!

      «Y esa comunidad que es muy grande, con muchísimos hablantes, tiene una forma de mirar diferente a los bengalíes, a la gente de Nueva Delhi, a los paquistaníes que de algún modo fueron mucho tiempo el mismo pueblo, aunque ahora se ha dividido el país».

      —Finalmente, ¿cuáles son las temáticas que tales poetas abordan en su escritura?

      —¿De qué están hablando esos poetas? De la Modernidad, del descolonialismo, de la identidad, del género… entonces, es lo mismo de lo que están hablando esos poetas indígenas mexicanos. Hay un puente de comunicación mucho más profundo en las tradiciones poéticas del mundo.



FUENTE: NOTIMEX



 

Presumen de la Filij pero no hay apoyo para escritores en Mérida | Armando Pacheco

No existe mayor cinismo que el demostrado por el Ayuntamiento de Mérida, cuyo alcalde, Renán Barrera Concha alzó la mano para organizar la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil y puso como coordinador (director) a Rafael Morcillo López, quien fuera duramente criticado por no revelar cuánto le pagaron cuando fue el titular de la Feria Internacional de la Lectura de Yucatán (FILEY), entre otros señalamientos.

Sin vergüenza alguna presume de este evento, cuya mayor inversión viene, según trascendió, del erario de los meridanos; destacan más de 600 evento, la participación de escritores de gran nivel y agrupaciones literarias de Yucatán, así como salas de lecturas, pero lo que nunca dicen es que los escritores locales que formarán parte de la Filij, no cobrarán un solo peso partido por la mitad, mientras que sí habrá gasto para traer a los “de afuera”, tal vez hasta para cubrir honorarios por sus presencias.

Este proyecto municipal, en coordinación con la Dirección General de Publicaciones de la Secretaría de Cultura federal, repite el modelo inicial de la FILEY y no debiera sorprendernos debido a que el principal promotor es el director de «Leer por placer», una agrupación que no sabemos qué papel jugará en la organización ni cuánto ganarán sus integrantes. O ¿es que lo harán de a gratis y por amor a la lectura?

Lo más lamentable es que el Ayuntamiento de Mérida, a través de su Dirección de Cultura, sencillamente no invierte en la comunidad literaria de la ciudad con apoyos de ninguna clase (al no ser que seas de sus filas o tengas paciencia para que te resuelvan una solicitud); tiene dos convocatoria actuales de literatura, una de poesía y otra de cuento (en coordinación con la Sedeculta) y una convocatoria para ediciones de libros cuyo tiraje en papel raya en lo ridículo: 50 ejemplares. 

A la antigüita, los funcionarios culturales meridanos y su alcalde (que ya sueña con una gubernatura en 2024), creen que los escritores no tienen gastos, no tienen familia y que la actividad literaria es un ocio más que un oficio (trabajo). 

No entiendo cómo los escritores de Mérida celebran estas actividades, tal vez porque no toman en serio su labor literaria, editorial o de fomento y promoción; tal vez porque tienen otro trabajo que les dé estabilidad económica o son beneficiados con becas y otro tipo de dádivas.  

En mi opinión, no hay nada qué celebrar y si participo es por lealtad al Centro Yucateco de Escritores, asociación civil a la que pertenezco desde hace más de una década, aunque de manera honoraria. 

Como dicen nuestros legisladores: Es cuanto…

Elena Garro, cercana a los más olvidados | Iván Santiago Marcelo

La escritora y periodista Elena Poniatowska (París, 1932) recordó a Elena Garro (Puebla, 1916 – Morelos, 1998) como una mujer que estuvo muy cerca de aquellos mexicanos históricamente olvidados: los campesinos.

«Su vida giró en gran parte en torno a Octavio Paz, pero giró también, en parte, en torno a los campesinos, porque ella sí se dedicó en Ahuatepec, cerca de Cuernavaca, desde muy joven (a defender a los campesinos)», apuntó durante el homenaje que se le realizó a la escritora mexicana durante la XIX Feria Internacional del Libro en el Zócalo de la Ciudad de México.

Poniatowska precisó que el acercamiento a los campesinos también influyó para que los plasmara en sus cuentos quien fuera esposa de Octavio Paz, y una mujer con una «mirada muy inteligente y una sonrisa preciosa».

«Tenía un gran afán por querer y hacerse querer por los mexicanos, a quienes ahora muchos toman en cuenta, (porque) este es el sexenio del indigenismo, el sexenio de la provincia, el sexenio de los bordes. Creo que una mujer, en general, tiene más tendencia a inclinarse, que un hombre, para el caso de los más olvidados», comentó.

«Elena fue un ser muy espectacular, habla en una voz bajita, bajita, si querías escucharla, te tenías que sentar a sus pies, como Juan a los pies de Cristo… también era muy religiosa, aunque era un poco malvada, pero todo el tiempo estaba hablando de la religión; también quería a los aristócratas, en sus últimos libros dijo siempre que quería escribir sobre dos personas que no tenían nada que ver con el pueblo».

Por su parte, en su intervención el crítico literario Geney Beltrán mencionó que Elena Garro también fue dramaturga y cuentista; además, escribió novela corta, ensayo histórico, memorias, periodismo y poesía; «fue una escritora que tenía numerosas inquietudes en el campo de la literatura».



FUENTE: NOTIMEX