Archivo de la categoría: Armando Pacheco

Mujeres escritoras, en Arte y Cultura en Rebeldía durante marzo 2021 | Armando Pacheco

El mejor reconocimiento que en la historia moderna se puede hacer a tantas mujeres que han sido parteaguas en la actividad literaria, es difundir su obra; por ello, durante el mes de marzo de este 2021, en Arte y Cultura en Rebeldía iremos publicando poemas, cuentos, obras de teatro, fragmentos de novela y ensayos de aquellas escritoras que han sido un referente de la creación literaria y el pensamiento.

Seguir leyendo Mujeres escritoras, en Arte y Cultura en Rebeldía durante marzo 2021 | Armando Pacheco

Más que un libro, la historia de un gran ser humano | Armando Pacheco

Los maestros que tuve me enseñaron a ser soberbio pero humilde; a tener en alto mi autoestima pero reconocer a mis superiores; estos hombres —poetas, narradores y periodistas— me dijeron, alguna vez, que de nada sirve saber tanto si no se demuestra con hechos; si no se le coge la mano a quien desea ser cómplice de la HISTORIA.

Seguir leyendo Más que un libro, la historia de un gran ser humano | Armando Pacheco

‘Mi orgullo, ser campesino. Mi lucha, la igualdad’, libro de Eusebio Moo Tec en Ediciones Letras en Rebeldía | Armando Pacheco

Su rostro no deja mentir: lleva en cada grieta de la piel la historia de más de siete décadas. Oriundo del municipio de Teabo, en el estado de Yucatán, don Eusebio Moo Tec no ha tenido una vida fácil. Ha sido campesino, albañil, constructor de caminos, líder sindical y activista social. En su andar le ha tocado conocer a funcionarios públicos buenos, malos y hasta mediocres; ha estrechado su mano con gobernadores y ha sido incómodo para algunos políticos del Yucatán moderno. Pero a sus 72 años, don Eusebio ha querido perpetuar sus anécdotas que lo han forjado como hombre del pueblo y un luchador obrero y social por encima de los privilegios propios.

Por todo lo anterior, en el mes de diciembre del 2020, auspició la publicación de su libro Mi orgullo, ser campesino. Mi lucha, la igualdad. Se trata del primer volumen de una autobiografía, editada por Ediciones Letras en Rebeldía con entrevistas y el tratamiento literario de quien escribe el presente texto.

«Contemplé hacer un libro de mi vida. Para ello, busqué a un escritor que me lo hiciera: el amigo Armando Pacheco. En el libro, está plasmado todo lo que fue mi niñez, adolescencia y parte de mi edad adulta. Ya lo tenemos hecho. ¡Ya es un hecho!», expresa don Eusebio Moo a Arte y Cultura en Rebeldía.

Orgulloso de sus raíces indígenas nos comenta: «El próximo 13 de febrero lo vamos ya a poner, de manera oficial, a disposición del pueblo para la gente que quiera conocer quién y qué fue don Eusebio Moo, y quién es en la actualidad».

En el libro, cuyo cuidado de edición estuvo a cargo del equipo de Ediciones Letras en Rebeldía, el lector podrá encontrar anécdotas que van desde la niñez hasta antes de la incursión de líder social del autobiografiado. Al respecto nos dice: «Prácticamente lo que trato con este libro es hablar desde la época en la que yo tenía cuatro o cinco años hasta mis primeros años de edad adulta. Quizá yo haga un segundo libro para abarcar hasta la época actual, pues tengo ya 72 años. Pero en esta ocasión se narra lo que Eusebio Moo aprendió de las urbanizaciones; se habla de todos los lugares donde trabajé y las personas con quien trabajé. En la segunda parte plasmaré mis vivencias ya como adulto y para mí, es un placer que el amigo escritor Armando Pacheco haya formado y editado este primer libro».

«Mi orgullo, se campesino. Mi lucha, la igualdad —al decir por su editor—, nos va narrando las diversas anécdotas que como niño de campo Eusebio Moo Tec vivió en su natal Teabo. De esas experiencias nos comparte su rechazo a la escuela y su interés por aprender el oficio de su padre: el de campesino. Sus ganas de ayudar a su familia humilde, numerosa a pesar de la crisis de los años cuarenta debido a la plaga de langosta, lo llevó a dejar su terruño y buscar trabajo en la ciudad de Mérida. De su estancia en la capital yucateca, conoció, desde muy temprana edad, el cine. Viajes de trabajo a Chetumal, Corozal, Holpechén, San Narciso, entre otras zonas lo llevaron a conocer la vida en los cañaverales y la milpa. También fue testigo presencial de la injusticia y la traición, pero a la vez conoció la importancia de la amistad. Mi orgullo, ser campesino. Mi lucha, la igualdad, libro 1, es una autobiografía que nos hará recordar aquellos años cincuenta y sesenta del siglo pasado y la necesidad de conocer, en voz de nuestros mayores, las historias que los han forjado en un país lleno de corrupción, injusticia y discriminación.»

La presentación del libro será este sábado 13 de febrero a las 10 de la mañana en el Café Riqueza ubicado en el Centro Histórico de Mérida. Se realizará con todas las medidas sanitarias y el cupo será limitado; sin embargo, los libros estarán disponibles, posteriormente, en la librería de Proceso.

Esta nota-entrevista se realiza bajo la licencia Creative Commons     

Arte y Cultura en Rebeldía, ¡Ocho años de libertad! | Armando Pacheco

El 24 de enero del año 2013, ante la falta de medios realmente libres de cualquier interés político, surgió Diario Arte y Cultura en Rebeldía. A ocho años de distancia, el compromiso con nuestros lectores se ha mantenido muy a pesar de las crisis e incluso de la pandemia (Covid-19) causada por el virus SARS-CoV-2.

Las nuevas tecnologías llegaron y para siempre; no hay retrocesos en esta materia por más que los Gobiernos de las grandes potencias mundiales quieran intervenir para la regulación de las redes sociales, contenidos en la WEB e incluso inmiscuirse en la producción de sistemas tecnológicos como celulares, tabletas, etcétera, etcétera.

Sabedores que nuestros dedos no serán mutilados por las hordas de gusanos cibernéticos, en Arte y Cultura en Rebeldía (de Ediciones Letras en Rebeldía) seguiremos con nuestra línea editorial de no censurar a escritor o periodista alguno, siempre y cuando se respeten los límites que se marcan entre la Libertad de Expresión y la Vida Privada. Continuaremos siendo fieles a nuestro compromiso de apoyar a los sectores menos privilegiados por los regímenes neoliberales y tener siempre como guía la honestidad y el balance informativo.

Ocho años han pasado, sí, pero ocho años de no callarnos lo que tanto nos ahoga en la garganta; ocho años de ser siempre fieles a nuestros ideales y permitir la tribuna a quienes no comulgan con nuestros posicionamientos sociales, acaso políticos.

Desde esta trinchera, con el apoyo de nuestros lectores, colaboradores y amigos, continuaremos difundiendo el arte, buscaremos perpetuar nuestras culturas y apoyaremos a los que se acerquen a nosotros.

No nos queda más que decir: Gracias, muchas gracias y ¡Larga vida a Ediciones Letras en Rebeldía!  

Los «artistas» y su perdurable vocación de mendigos | Armando Pacheco

Parece ser que la máxima Quien no reconoce su historia está condenado a repetirla, se ha hecho una realidad dentro de la comunidad artística del estado de Yucatán, en México.

Pensábamos que las épocas donde los creadores de arte hacían filas en las instituciones culturales para solicitar apoyos había quedado atrás, pero no es así.

En pleno siglo XXI -época de inconformismo social en el mundo- existen quienes aún no han intentado dejar la ubre del Gobierno y darle la oportunidad a las nuevas generaciones y a los ancianos para beneficiarse de los proyectos sociales diseñados para combatir la gran desigualdad existente debido al puñado de cínicos ladronzuelos y delincuentes de cuello blanco.

Sucede que hoy nuestros gobiernos, bajo el argumento de no abandonar a la comunidad artística de Mérida (y Yucatán) han optado por convertir las instituciones culturales (y otras más) como benefactoras públicas, lanzando convocatorias irrisorias, acaso patéticas, minimizando el trabajo creativo, colectivo e incluso de «calidad», pero eso sí, beneficiando con sendos presupuestos a sus «artistas», colas traseras de un sistema podrido en política cultural.

Lo más lamentable del caso es que papá Gobierno municipal, encabezado por Renán Barrera Concha, se ufana de estar ayudando a los artistas a pesar de la pandemia de la Covid-19, cuando lo único que ha hecho es abaratar el proceso creativo, artístico y de gestoría; ha lanzado algunos pesitos (5 mil o 10 mil) a varios colectivos o individualistas, pero ha derrochado la plata de los meridenses con grupos muy consolidados y otros no tanto, a los que podríamos catalogar como oportunistas más que emblemáticos de la cultura popular meridana.

Lo patético del hecho es que los creadores de arte allá están, abriendo la mano para recibir, cerrando la boca para no lanzar sus mentadas de madre ante lo insultante del presupuesto designado; allá están como siempre: agachados, participando, silenciados; sin protestar.

El tan cacareado Mérida Fest ha pasado de ser un proyecto de exhibición y entretenimiento artístico, con un comité seleccionador responsable, a un festival de estudiantinas, saltimbanquis, bufones e histriones improvisados.

Sólo falta que de ahora en adelante se inicie a repartir melladas al mérito artístico, a gran escala, para retomar la tradición de los años noventa que instituyera el tatich (cacique) de la cultura, Jorge Esma Bazán.

¡Los dioses nos amparen!

Foto cortesía de Óscar Zárate

Armando Pacheco (Nezahualcóyotl, Edomex, 1980). Radica en Mérida desde 1985. Es escritor, periodista y músico de folclore latinoamericano. Integrante del Centro Yucateco de Escritores. Primer Lugar del Premio Regional de Poesía «Syan Ca’an Bakhalal» 2016. Tercer Lugar, en la categoría B del II Premio Nacional de Poesía Joven «Jorge Lara Rivera» 2010. Primer Lugar del Premio Estatal de Poesía Joven «Jorge Lara Rivera», ediciones 2003 y 2006. Mención de Honor en el Premio Regional de Poesía «José Díaz Bolio», ediciones 2005 y 2006. Becario del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Yucatán (Foecay) 2007. Coeditor, junto con el escritor Adán Echeverría, del Mapa Poético de México, edición 2008. Autor de las plaquetas: Entidad en el exilio y otros poemas de añoranza (Ediciones Zur, Catarsis El Drenaje Literario e ICY, 2007) y Memorial del poeta errante (Ediciones Letras en Rebeldía, Editorial El gato bajo la lluvia, 2015). Autor del cuentario breve El viejecillo de historias de animales mayas (El gato bajo la lluvia, 2018). Antologado en La Otredad (2006), Palabrando (2006), Nuevas voces en el laberinto (2007), Cultura de Veracruz (2008), Mapa Poético de México (2008); El canto del silencio (Ediciones Letras en Rebeldía, 2018) y Entre juegos y garabatos, antología para niños Vol. 1 (Ediciones Letras en Rebeldía, 2019). Publicado en las revistas Navegaciones Zur, Cantera Verde, Cultura de Veracruz, Letralia, entre otras. Actualmente es director general de Arte y Cultura en Rebeldía. Es fundador y editor de Ediciones Letras en Rebeldía. Está próximo a publicar Memorias de un poeta errante.

Los cuentos, las historias, las novelas que tienen una base real, son para el lector como un nocaut: Carlos Martín Briceño | Entrevista por Armando pacheco

Llegaba agitado, bien vestido, con un portafolio —quizá un Samsonite—; saludaba a los presentes, luego sentábase y acto seguido asentaba dos celulares en la mesa: un Nokia y el otro BlackBerry, tipo ejecutivo; el taller literario podía empezar.

Seguir leyendo Los cuentos, las historias, las novelas que tienen una base real, son para el lector como un nocaut: Carlos Martín Briceño | Entrevista por Armando pacheco