Todas las entradas por Colectivo Letras en Rebeldía

Silencios (fragmentos) | Iván Trejo

II

Punzante voz
canta la nota muerta
presa en la cacería.

IV
Cuando esta carne sea silencio seco
suelta las amarras
y deja que tu falda velee
donde descansan las barcas. Seguir leyendo Silencios (fragmentos) | Iván Trejo

El mural de destacadas mujeres del mundo que la ultraderecha de Madrid ordenó borrar

Se ubica en un polideportivo municipal del barrio La Concepción de Ciudad Leal, Madrid; fue creado en el año 2018 tras una votación concejal y realizado por hombres y mujeres de diversas edades. El mensaje: La igualdad.

La obra comunal retrata a mujeres que han hecho historia, pero sobre todo, que han luchado por la igualdad de género, Derechos Humanos y en contra del fascismo; una lucha que actualmente se ha llevado a actos incendiarios y violentos (en el mundo) a causa del poco interés de las autoridades por atender, de manera eficiente, las demandas que las mujeres hacen en pleno siglo XXI.

Entre los rostros que aún se pueden vislumbrar en el trabajo pictórico destaca Frida Kalho, Valentina Tereshkova, Angela Davis, Gata Cattana, Emma Goldman, la comandanta Ramona (FZLN), Liudmila Pavlichenko, Kanno Sugako, entre otras.

El argumento de la coalición, formada por los concejales de derecha de Ciudadanos (Cs), del Partido Popular (PP) y del ultraderechista extremo Vox, se basó en que el mural tiene mensaje político de izquierda y no cumplió con el objetivo principal que se basaba en «enaltecer» a los deportistas de España. Tras la votación del pasado 21 de enero, se dio la orden de borrarlo y poner, en su lugar, uno dedicado al deporte paralímpico español en reconocimiento a su «brilante trayectoria».

Pero más que surtir un efecto positivo, la comunidad del barrio La Concepción, así como grupos feministas, activistas sociales, políticos y grupos parlamentarios del país europeo y de otras naciones, se posicionaron en contra de la disposición e iniciaron su lucha por impedir que se borre.

Hasta el día de hoy (4:45-UTC), a través de la plataforma change.org, han conseguido más de 22 mil firmas bajo el hashtag #ElMuralSeQueda.

Cabe mencionar que el mural tiene como eslogan Las capacidades no dependen de tu género.

Esta nota fue redactada por Armando Pacheco para Arte y Cultura en Rebeldía y está bajo la licencia Creative Commons 

País del cielo [1943-1946] | Tomás Segovia

CIELO

A solas
con el cielo.

Como en dos playas
el mundo viene a morir
a los bordes de mis ojos.

Y quedo con sus tesoros,
los ojos por él regados
ya sin sed,

a solas
con el cielo.

NIÑO

Es demasiada luz.

Yo vengo de la sombra,
blanco como un niño
que duele
con tanta luz,
y traigo un llanto oscuro
que da miedo
con tanta luz.

Es demasiada.

PREGUNTA TONTA

La noche cae
sobre el cielo;
el cielo cae
sobre el suelo.

¿Por qué cuando anochece
se nos acerca el cielo
y crece?

NADA SABE

En tus ojos
bebí de un agua desnuda
que corre y que nada sabe.

El cielo
se abrió como un claro beso
y el mundo
supo volver a rodar.

Rodar como rueda el agua
que corre y que nada sabe.

ALEGRÍA

El viento lavado danza
abierto en rajas de luz.
De todas partes
nos están tirando a los ojos
puñados de llamas de agua.

TRISTEZA

No sé por qué esquinas de sombra
se me ha mojado el alma,
no sé pero se apaga todo,
mi vida no es de mi tamaño,
su camino sobre el agua
se desvanece en silencio.

Pero por qué esquinas de sombra
mi alma se habrá mojado,
no lo sé…

LOCURA

Como esta mano en tu pelo,
hundirme, hundirme…

Arrancar de mi carne el mundo,
y en el fondo de mi sueño,
dormido lúcido,
quedar irreal, único, absoluto.

Como esta mano en tu pelo,
hundirme, hundirme…

FILOSOFÍA

Todo está unido a mis ojos
por un agua que lo une todo.

La flor y la luna,
el viento y la estrella,
el cielo y la tierra,
el mundo y mis ojos:
todo está dentro
de una misma agua
que lo sujeta todo.

CAMPANAS

Altas campanas.

Abajo,
agua de luna;
arriba,
altas campanas.

(Esta pena
quisiera dejármela
en el aire.)

Altas campanas,
tan altas,
tan lejanas.

(Abajo,
la luna muerta.)

AMOR DE LA SOMBRA

Qué vacío tan grande.
Todo se me escapa
por el aire.
(Queda la sombra del aire,
para que el ojo la beba
y la ame.)

MEDIA LUNA

Como yo, va buscando
su otra mitad desconocida
la media luna
por su medio cielo.

CON ELLOS

Muere sollozando el día
con un grito de su sol.
(Con el día,
muero yo.)

Y llega la luna y sueña
con una imposible flor.
(Con la luna,
sueño yo.)

IGNORANCIA

Cómo llora este viento en las ramas,
aun sin saberlo.
¿Cómo puede llorar este viento,
aun sin saberlo?

Y el lucero que tiembla en la noche,
cómo alumbra en su tierra a los vivos,
aun sin saberlo.
¿Cómo puede alumbrar a los vivos,
aun sin saberlo?

(Seca el viento en mis ojos mi lágrima,
y el lucero ilumina mi frente,
aun sin saberlo.)

SORPRENDENTE

Laboriosamente,
¡con cuánto trabajo!, marcho.
Con cuánta angustia,
un paso, y otro paso.

Y al ir a poner el pie,
oh sorprendente don:

¡el suelo,
otra vez!

ES SUEÑO

En el aire va flotando
un despertar inconcreto
que nunca despierta nada.

El viento duerme en el árbol,
y el árbol está dormido,
y el árbol reposa en tierra,
y está dormida la tierra,
y dormida se cobija
en mi mirada dormida.

En el aire va flotando
un despertar inconcreto.
Y nunca nada despierta.

ENCENDIDO

Encendido de mis heridas,
¿qué sombra soñaré yo
que bebiera todo este fuego?

HUBO UNA VEZ

Aquella estrella perdida,
mira.
—Y respondía:
«Ay, mi corazón suspira».

Aquella estrella perdida,
no se te vaya.
       —Y suspiraba:
«Ay, mi corazón desmaya».

Aquella estrella perdida,
ve por ella.
                —Y murmuraba apenas:
«Ay, mi corazón se cansa
de andar de estrella en estrella».

Aquella estrella se va, se va,
te escapa sin remedio.
                                  —Y ella, con sueño:
«¿Aquella estrella?
Sí, recuerdo…»

ASENCIÓN

¿Tan alto me quieres, noche?
¿Porque tan alto me quieres,
noche, me buscas tan alto?
¿Tan solo me quieres, noche,
que en tal soledad me buscas?
Tanto me buscas tan alto,
que tan alto me hallarás
como me buscas; tan solo como
tú sola me esperas.

(Cumplamos esta ascensión.)

NAVEGANTE
Yo soy mar y navegante
al mismo tiempo
y no puedo conocer
todas mis aguas.

Por más que busco el rompiente
de mis olas, estoy siempre
más allá de mi horizonte;
mi espuma siempre alcanzando
más allá de lo que alcanza.

Más vale que lo sepáis:
nunca conoceré
todas mis aguas.

UN NARCISO

Todo mi cuerpo está latiendo
como un solo corazón;
latiendo a golpes oscuros.
Masco en mi boca mi aliento
como una espuma sabor de angustia.
Estoy loco de deseo por el viento,
estoy loco de deseo por el agua,
estoy loco de deseo
por la tierra y por la flor.
Siento esta locura que me sube
del vientre como un calor,
me enciende todo el pecho
como una sola herida,
me endurece después
las venas de la garganta,
alcanza luego mis ojos
y los abrasa por dentro.
Todo mi cuerpo está latiendo
como un solo corazón.
Mis muslos presienten ya
la dura curva de su brinco.
Ya rompe mi locura
entreabriéndome los labios.
Ya me lanzo, me abalanzo
sobre el viento y el agua
y la tierra y la flor.
Sobre el viento
que huele a mi claro sueño,
sobre el agua
que sabe a mi pensamiento,
sobre la flor
que tiene forma de mis gestos,
sobre la tierra
hermosa y fecunda
como mi propio cuerpo.
Y enciendo y piso y desgarro
y muerdo y rompo y me aferró
y voy ahuyentándolo todo
con el trémulo espanto de mi locura.
Estoy loco de deseo
por todo lo que es bello como mi cuerpo,
o triste como mi pensamiento,
o fecundo como mi sangre,
o puro como mi frente.
Y es la posesión feroz
del viento detrás de un muro,
del agua entre aquellas piedras,
de la tierra donde haga oscuro,
de la flor en cualquier parte.
Estoy loco de deseo,
latiendo a golpes sombríos.

Mi cuerpo sigue latiendo;
siento bajar mi calor.
Un momento mi locura
cede tregua
no se sabe si a mí o a mi cuerpo.
Me está llegando, lejano,
un canto de hermoso acento.
Oh dicha, es mi eco,
el eco mío de mi voz.
Dulce es a mi oído
como la brisa que acaricia fresca
la oreja que encendió el deseo.
Y se me cierran los ojos
de un sueño como un borroso olvido
que un instante
dará reposo a mi pensamiento.

¡Quién se lo diera a mi sangre!

ERES TÚ

Algo pasa que está todo
tan malagusto en su sitio:
el árbol fuera de sí
sin un cielo que buscar;
el cielo brillando a ciegas
sin ríos en que mojarse;
el río perdido el rastro
sin rosa para regar;
la rosa desorientada
sin viento al que dar aromas
y el viento a tientas sin agua
ni cielo ni rosa
que abrazar.

¿Qué es lo que falta? ¿Eres tú
que no has enlazado tus manos
en la ronda?

VISITANTE

En el jardín
todas las hojas me hablan
y ninguna me conoce.

(El aire pasa y pasa
entre nosotros.)

Saqueadas por el viento
en el jardín, lloran las hojas
como yo lloraría.
Y ninguna me conoce.

OCASO 1

Con el ocaso, mi sombra
llena más suelo que yo.

El día maduro ya
se deja coger el fruto.
Todo se puede tocar
con la punta de los dedos,
y con el ocaso llena
más suelo que yo mi sombra.

OCASO 2

Está más dormida que nunca
la muerte que cada cosa
lleva dentro.

Tranquilas, respiran en la tarde.
Su aliento se cruza en el aire.

OCASO 3

Todo alrededor de mí
se derrumba como gritos.

Y mi pecho quieto…

Pájaro loco, la luz
rompe de arista en arista
su mortal angustia.

Y mi pecho quieto…
Todo es ya grito en el mundo:
la flor desmayado grito,
un ahogado grito al viento
y la noche un grito abierto.

Y mi pecho ¿muerto?

FE

Hoy sólo sé que olvidé.
—Y que tú eres alto, cielo…

AMOROSA NOCHE

La noche ya no esperaba
más que la forma de un cuerpo.

Me alzo bajo las estrellas.
Cae sobre mí el amor
virgen y clandestino
de la noche.

EXPRESADA

Mucho antes de llegar
ya toda la noche te decía.

Tu presencia es solamente
una presencia más de ti misma.

La noche seguirá diciéndote
mucho después de partida.

CANSADO

¿Qué pedirte ahora, cielo?
Yo estoy cansado y tú eres siempre puro:
tu luz se me escapa por todas partes.

Yo estoy cansado y ya no sé si sueño:
todo me quema y no conozco nada.

Cierro los ojos como para morirme;
pero no sé perderte y te sigo encontrando.

Y no sé qué más pedirte,
pródigo cielo excesivo.

Poemario tomado de la versión electrónica del libro Cuaderno del nómada. Poesía completa Vol. I (1943-1987) publicado por el Fondo de Cultura Económica; edición 2014. Esta transcripción se realiza sin fines de lucro y como promoción a la lectura.

Comprar en el Fondo de Cultura Económica: https://bit.ly/3pikmVS

Tomás Segovia nació en Valencia, España, el 21 de mayo de 1927; murió en la Ciudad de México, el 7 de noviembre de 2011. Poeta, ensayista y narrador. Radicó en México desde 1940. Estudió Filosofía y Letras en la Facultad de Filosofía y Letras de la unam, y Lengua Francesa en el Institut Français d’Amérique Latine (México). Certificat d’Aptitude à l’Enseignement de la Langue Française (La Sorbona). Fue editor de la Dirección General de Publicaciones de la unam; secretario de la colección de clásicos universales; organizador y director de La Casa del Lago; profesor de El Colegio de México, donde creó el Centro de Enseñanza e Investigación de la Traducción; director de la Revista Mexicana de Literatura; jefe de redacción de Plural. Traductor de Giuseppe Ungaretti, André Breton, Alain Borer, Cesare Pavese, Victor Hugo, L. Febre, Roman Jacobson, Paul Vignaux, Mircea Eliade, Rainer María Rilke, Jacques Lacan, Frances Yates, William Shakespeare, Gérard de Nerval y muchos otros. Colaborador de Plural, Revista Mexicana de Literatura, Revista de la Universidad de México y Vuelta. Becario de El Colegio de México, 1953; del cme, 1954 y 1955; y de la Fundación Guggenheim, 1968 y 1976. Miembro del snca desde 1994. Premio Xavier Villaurrutia, 1973 por Terceto. Premio Magda Donato 1974 por Trizadero. Premio Alfonso x de Traducción Literaria, 1982, por Atalía, de Jean Racine. Premio Alfonso x de Traducción Literaria, 1984 por Poesías completas de Gérard de Nerval. Premio Juan Rulfo 2005 por su trayectoria. Premio de Poesía Federico García Lorca 2008 por su aportación a la literatura.

La vanguardia de la literatura yucateca contemporánea en español y en maya | Edgar Rodríguez Cimé

En el Mayab, a tres décadas de la última camada de escritores en español, junto con los primeros talleres en idioma originario impartidos por el lingüista Carlos Montemayor, las obras hablan por los talentos cultivados en las milpas —mayas y urbanas— entre 1990 y 2020. En este tiempo, se dieron dos vertientes en la literatura yucateca: la continuidad de la literatura en español y el renacimiento de la literatura en idioma maya.

En español, los nuevos talentos, casi siempre con la característica de emigrar a otras latitudes en mejores condiciones para la libertad creativa, son: Joaquín Bestard Vázquez, Carolina Luna, Jorge Pech, Javier España, Joaquín Peón, Juan Esteban Chávez, Carlos Martín, Karla Marrufo, Nadia Escalante, Will Rodríguez. Las «cerezas» de esta literatura, por su roce internacional:

El poeta campechano Manuel Iris, talento que le resultó pequeña la Mérida Desmoderna e hizo maletas para otras latitudes más propicias para la creación intelectual: Estados Unidos, luego de publicar obras en El Salvador y otro país sudamericano. En la tierra de Abraham Lincoln, publicó la antología Traducir el silencio (Premio al Mejor libro de Poemas, en los International Latino Book Awards 2018, en Los Ángeles, California). Asimismo, ha estado en foros internacionales para leer su obra plena de «ternura», en un mundo surrealistamente bizarro: Festival de Poesía de Macedonia o el Festival Internacional de Poesía Vladimir Marku, en Albania, ambos en Europa.

Rígel Solís Rodríguez narrador autodidacta autocalificado cono creador «naif», y validado por los propios editores, nacionales o extranjeros. Editorial Dante, como ganador de un concurso de narrativa con Cuentos de drogas, sexo y rock & roll, y también Oblicua, de Barcelona, España, por su libro de cuentos Nuevetrusas, coeditado entre esa editorial y un grupo de fans de este heterodoxo autor yucateco. Nunca estudió literatura pero tuvo la osadía de ser un lector empedernido, escribir sus obras y mandarlas a concursos hasta lograr lo que otros autores desearían: ¡Publicar en Europa!

En maya, sobresalen varias plumas: el «genuino poeta maya» de Yucatán, Gerardo Can Ek, cuya ternura destaca en un mundo bizarro; el profesor de la Universidad Intercultural de Quintana Roo y poeta Javier Gómez Navarrete; o los actores naturales, escritores y directores de teatro María Luisa Góngora Pacheco y Armando Dzul Ek. Pero los de mayor talla internacional son:  

Domingo Dzul Poot, mítico cuentacuentos en idioma maya, recopilador de relatos, transcriptor paleógrafo, actor natural, narrador, asistente del afamado arqueólogo Alfredo Barrera Vázquez, traductor del Nuevo Testamento al maya, asesor del Diccionario Maya Cordemex y de la transcripción del Chilam Balam de Chumayel; autor de cuatro tomos de relatos tradicionales, posee amplia experiencia como conferencista sobre idioma, literatura y cultura maya en ciudades de Estados Unidos.

 Briceida Cuevas Cob —la mejor poeta de idiomas originarios en Latinoamérica», dixit Carlos Montemayor—, posee una obra que ha  publicado en varias antologías nacionales y extranjeras, en Europa o Estados Unidos; también ha sido invitada frecuente en foros internacionales para dar a conocer su obra poética.

Aparece en las antologías Flor y Canto: cinco poetas indígenas del sur (1993); Túmben Ik´t´anil ich maaya´: Poesía contemporánea en maya (España / 1994); Colección Letras Mayas Contemporáneas (1998); Voci di antiche radici, dieci poetii indígena del Méssico: Voz de antiguas raíces, diez poetas indígenas de México (Italia / 2005); Las lenguas de América: Recital de Poesía, (Universidad Nacional Autónoma de México / 2005); Words of the true peoples: Palabras de los seres verdaderos (Estados Unidos / 2007); y Escribiendo la lluvia: Antología literaria en maya-español (2012).

En la antología de Valencia, España, In pákat yétel yuntul t´el: Mirada de un Gallo (1994), aparece la obra del poeta contemporáneo Waldemar Noh Tzec (+). En el volumen Letras Mayas Contemporáneas, tercera serie, editado por la Fundación Rockefeller, está su poemario bilingüe Noh Balam: El Grande Jaguar (1998). Autor avecindado en Chiapas. Educador, y simpatizante del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), lo incluyen en la antología en maya-español-italiano Voci di antiche radici, dieci poeti indígena del Messico: Voces de antiguas raíces, diez poetas indígenas de México (Italia 2005). Finalmente, la antología U túumben k´aayilo´ob x-ya´axche´: Los nuevos cantos de la ceiba (2015) incluye poemas suyos. El Premio internacional de Poesía del Mundo Maya lleva su nombre.

 En 2001, el Centro de Estudios Mayas, del Instituto de Investigaciones Filológicas, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), editó Muk´ult´aan in nool: Secretos del Abuelo, de Jorge Cocom Pech, poeta, narrador y ensayista, de Calkiní, Campeche, cuyos fragmentos han sido traducidos tanto a idiomas mejicanos: mam, zapoteco y náhuatl, como al rumano, catalán, ruso, italiano, serbio, inglés, checo, hebreo y portugués. En 2005, recibió el Gran Premio Internacional de Poesía, en Rumania. En 2007, Secretos del abuelo, fue publicado en francés (Les secrets de l´ aïeul), en Paris. Posteriormente, también fue traducido y editado en Italia. 

 La novelista maya Sol Ceh Moo, llegó para romper modelos: original, al no existir tradición de «novela» en maya, alterar la vestimenta del terno y el rebozo, además de asumir su origen maya de una forma nada convencional. Prolífica, Sol (Marisol) colaboró en el Dictionnaire des femmes créatrices: Diccionario de mujeres creadoras (París 2009). Miembro del Sistema Nacional de Creadores del Arte, Premio Nezahualcóyotl de Literatura en Idiomas Mexicanos 2014, del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. En 2018, ganó el Premio de Literaturas Indígenas de América. En 2019, en Japón le publicaron Chen tumben chu´upen: Sólo por ser mujer.  

Este artículo está bajo la licencia Creative Commons     

Edgar Rodríguez Cimé es escritor, periodista y conferencista. Figuró en la Red Nacional de Investigadores sobre Juventud (1997). Organizó festivales de cultura urbana: rock, ska, reggae, rap, break dance, graffiti, tattoos (1995-1998). Imparte charlas sobre cultura urbana y cultura maya (2000-2020). Es autor de los libros publicados Aviéntense Todos: radiografía de las bandas urbanas en Mérida (1997); Ciudad Blanca (1999); Mérida sin Arrebol (2000); Rock en Ichkaansihó (2001); Mérida Desmaderna (2007); Expresiones Emergentes: arte y cultura juvenil en Mérida, con el ensayo Movimientos Juveniles (2007); Culturas Juveniles en el Mayab (2008); Baax Pasa Brother: Diccionario Enciclopédico Social de las Culturas Juveniles (2009); El “otro” héroe en América Latina, con el ensayo Felipa Poot Tzuc: heroína maya del siglo XX (Universidad de Bonn (2010); No tengo tiempo de cambiar mi vida (2012); Testimonios, mitos y tradiciones mayas (colectivo 2013); Efraín Calderón Lara, El Charras (colectivo 2014); reedición de Ciudad Blanca: o ciudad de los blancos (2014); y Sexo Virtual (2020). Escribió los textos inéditos Pensadores Mayas Contemporáneos (entrevistas a 13 autores del «boom» literario maya), La rebelión del Rey-Dios José Jacinto Uc de los Santos Kan Ek Chichán Moctezuma (relato), y Las hijas de Ixchel (texto sobre diversidad de mujeres). Su obra está disponible en las redes de bibliotecas públicas: Gobierno del Estado, Ayuntamiento de Mérida, Colegio de Bachilleres de Yucatán, Universidad Autónoma de Yucatán, Biblioteca Virtual de Yucatán y nueva Enciclopedia Yucatanense. Premio Sureste de Periodismo Cultural «Juan Duch Collel» (2001). Ha impartido charlas en Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), Universidad Pedagógica Nacional (UPN), Universidad Tecnológica Metropolitana (UTM) Maestros Indígenas (SEP), Maestros Distinguidos (SEP). Es miembro del colectivo intercultural de escritores «Felipa Poot Tzuc».

Zapatismo, semilla que recorre el mundo | Cristóbal León Campos

Entre la oscuridad de la desmemoria y la dignidad de la selva surgió a la luz el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) hace veintisiete años, su forma y fuerza sumergidas en una constante dialéctica que transforma y reafirma objetivos y estrategias ha logrado que su voz nombre todo aquello que fue ocultado por los «poderosos» y sus lacayos, las once demandas iníciales de aquel 1 de enero de 1994 y las trece esenciales posteriores, se mantienen vigentes como reivindicación universal de la humanidad y se materializan en los territorios autónomos, donde se van cumpliendo con el «caminar preguntando» que representa su ética horizontal y su estructura comunitaria cimentada en los siglos de resistencia contra el despojo colonial-imperialista y la acumulación capitalista que destruye todas las formas de vida planetaria.

Seguir leyendo Zapatismo, semilla que recorre el mundo | Cristóbal León Campos

Los cuentos, las historias, las novelas que tienen una base real, son para el lector como un nocaut: Carlos Martín Briceño | Entrevista por Armando pacheco

Llegaba agitado, bien vestido, con un portafolio —quizá un Samsonite—; saludaba a los presentes, luego sentábase y acto seguido asentaba dos celulares en la mesa: un Nokia y el otro BlackBerry, tipo ejecutivo; el taller literario podía empezar.

Seguir leyendo Los cuentos, las historias, las novelas que tienen una base real, son para el lector como un nocaut: Carlos Martín Briceño | Entrevista por Armando pacheco