¿Quién está detrás de Verónica Camino Farjat? | Armando Pacheco

Acusada por dividir al morenismo en Mérida, de ser impuesta por Mario Delgado por órdenes del soberbio Ricardo Monreal, y de encargarle a su madre, Verónica Farjat Sánchez, juntar a sus huestes para apoyarla en promocionar su candidatura, hoy Verónica Noemí Camino Farjat se ha convertido en una verdadera amenaza tanto para el panismo como para lo que queda del priismo en Mérida.

Lo anterior, mientras que «El gordito» Marín va en debacle gracias a la ya tan característica traición de su propio instituto político, y Barrera Concha, con una deshonrosa campaña emprendida donde por un lado habla del cuidado de la naturaleza (siembra de arbolitos y toda la cosa) y por el otro inunda la «Ciudad Blanca» con todo tipo de espectaculares, por cierto, ya no con el azul tan característico de antaño sino con fondos verdes como el antiguo PRI.

Pero hablando sobre la candidata de Morena a la alcaldía de Mérida, Verónica Camino, habría que hacer ciertas reflexiones y las balanzas adecuadas; habría que cuestionarnos: ¿es la ideal para sacar al PAN del Palacio Municipal?

Miles de electores podrían decir que es la menos mala, que ha denunciado puntualmente las malas decisiones del Ejecutivo local, y que ha sido fiel a la Cuarta Transformación al apoyar sin tapujos todas las iniciativas del Presidente de México.

Otros miles la señalarán como una chapulina que pasó del PRI al PVEM para terminar, este año electoral, en las filas del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Pero una gran mayoría de la gente que conoce de política yucateca, no podrá olvidar que la figura de Camino Farjat apareció en el Gobierno de Rolando Zapata Bello en donde ella se desempeñó como funcionaria pública, luego ocuparía una curul en el Congreso del Estado de Yucatán, y, en 2018, yendo en fórmula electoral con su ahora contrincante Jorge Carlos Ramírez Marín ocuparía su lugar en la Cámara de Senadores.

Pero lo que más se pone en duda es su acercamiento hacia los que menos tiene, pues se sabe que ella anda siempre cuidada por guaruras y le asustan las aglomeraciones, sobre todo cuando éstas le reclaman faltas de servicios en colonias populares.

Otro punto a considerar es que «las bases morenistas en desobediencia civil» acusan a la candidata de tener vínculos muy fuertes con Rolando Zapata Bello y Víctor Caballero Durán, y tienen el temor que de llegar ella al Palacio Nacional, convertirá la alcaldía en un pequeño palacio del expriismo incómodo.

En fin, la última palabra la tendrá el electorado por lo que es menester reflexionar si es Verónica Camino Farjat la más indicada de sacar a los panistas del Gobierno municipal.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s