El transporte público, en las prioridades de Oscar Brito Zapata

Nuestra ciudad requiere de la voluntad política de los representantes populares para impulsar una reestructuración y reingeniería urbana en materia de transporte, señaló el candidato del III Distrito federal y abanderado por Morena.

El calor golpea duro a Joselito, un joven que acompaña a su madre a su consulta mensual y que no tienen dinero para el taxi. Aborda el autobús de 77 Sambulá cuyo paradero estaba a dos calles del Parque Principal de Mérida antes de los cambios que de manera arbitraria realizó el Gobierno estatal en complicidad con el municipal. Hoy tiene que caminar más y abordar su transporte en un área donde no hay sombra, soportando el rudo reflejo de los rayos del sol. Como él, miles de meridanos al día tienen que sufrir los constantes caprichos del titular del Ejecutivo y el inexorable regaño del «astro rey».

Y es que el tema del transporte urbano no está alejado de la agenda de Oscar Brito Zapata, candidato al III Distrito federal por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) quien ha manifestado, en sus caminatas por la ciudad de Mérida (incluyendo comisarías abandonados por el actual alcalde), su preocupación por la deficiencia del servicio.

«Todos hemos sufrido la desatención de este tema por parte de las autoridades. Lo vimos cuando un nivel de gobierno se lo pasó a otro y así, como si fuera una papa caliente. Vamos a terminar con este círculo vicioso que solo afecta a las y los usuarios», señaló el candidato ante habitantes de la colonia San Damián, al poniente de la capital meridana.

Otro de los aspectos que el usuario suele criticar duramente es que las unidades de transporte parecen unas calaveras de metal; otras, no tienen cristales. Hay obnibuses que antes tenían aire acondicionado y ahora sencillamente están encerrados.

Es así que el joven político informó, en un comunicado de prensa, sobre el tema:

«El artículo 128 del Reglamento de la Ley de Transporte del Estado de Yucatán dispone que ‘los vehículos destinados al servicio de transporte público de pasajeros deberán tener una antigüedad máxima de 12 años’, y en Mérida el 14 por ciento de la flotilla tiene más de 16 años».

Pero Oscar Brito Zapata fue contundente con relación a este tema:

«Es inaceptable que [el servicio] sea tan deficiente. Si nos vamos a las comisarías o fraccionamientos posterior al periférico, la cosa se pone peor. Existen tiempos de espera excesivos y poca interconexión entre rutas, en agravio de la seguridad y la economía de las personas.

«Nuestra ciudad requiere de la voluntad política de los representantes populares para impulsar una reestructuración y reingeniería urbana en materia de transporte. Quienes hemos utilizado el servicio, como parte de nuestra vida diaria, sabemos que este asunto es prioritario para la vida pública.

«Desde el Congreso de la Unión buscaré los mecanismos que permitan gestionar los recursos para solucionar un problema que ha sido padecido por generaciones de meridanas y meridanos, y sobre todo, que se cumpla la ley en la materia», concluyó el aspirante a la curul federal.

(Armando Pacheco con información del equipo de campaña de Oscar Brito Zapata)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s