Los rebrotes de COVID-19 en las narices de los cancunenses, cubrebocas en las calles y su nueva obscenidad | Héctor Cobá

Ocho y 22 son los números que aterrorizan a los conductores de combi y de los autobuses como servicio de transporte de pasajeros, en los que la titular municipal del Imoveqroo se hace la occisa, lo mismo el (i)rresponsable de Transporte y Vialidad, por ahora los agentes de Tránsito no pueden hacer nada, encerrados en su corporación esperando pasar la prueba de control y confianza.

Pasajeros que rebosan las combis, ahora con el exsemáforo amarillo, naranja para la Federación, algunos suben con el cubrebocas puesto y ya arriba del transporte se lo quitan, otros estrenan la nueva obscenidad, sólo cubren su boca y la nariz la dejan al descubierto, expuesto al contagio del coronavirus, además de dejar tirados por las calles los cubrebocas usados, luego no chillen ¿por qué los rebrotes?

Para taparle el ojo al macho tres veces las autoridades hicieron la revisión a las combi, en la esquina de la avenida Cobá con Tulum, ¿así o más cínicos? En muchas partes, en las calles de Cancún era posible ver antes del semáforo amarillo y en pleno semáforo rojo, con exceso de pasajeros a los vehículos, a las 5, 6, 7, 8, 9 y 10 de la mañana; a las 14, 15, 19 y 21 horas, lo que por su irresponsabilidad e incumplimiento en su deber nunca vieron tal acción la Dirección de Transporte y Vialidad, la delegación municipal del Imoveqroo y la Dirección de Tránsito municipal.              

De que llegan los rebrotes, anunciados para el mes que mañana comienza, ¡llegan!

Si en Europa se califica de grave el rebrote en Francia, India rompe record de infecciones, Nueva York aplaza clase presenciales. Gran Bretaña endurece medidas por repunte; hay nuevo confinamiento en Israel mientras en Canadá crece la preocupación por el aumento de casos y descontrol, en tanto en Madrid España se inclinan por el teletrabajo ante los rebrotes.          

¿En Cancún, en Benito Juárez, en Quintana Roo, en la península de Yucatán es diferente el asunto? Para nada es peor, los responsables tienen nombre, al fallarle a sus jefes directos presidente municipal y gobernador, y a sus patrones sociales, la sociedad cancunense y quintanarroense; Nombres: el director del Instituto de Movilidad del estado de Quintana Roo Jorge Pérez Pérez, el director de la Dirección de Transporte y Vialidad Rodrigo Alcázar Urrutia, la delegada del Imoveqroo en el municipio Benito Juárez Bibian Castillo Dzul y el responsable de los agentes de Tránsito aún encargado del despacho Jorge Manuel García Couoh.

Sin dudarlo y con certeza ellos y muchos más son los responsables que a lo mejor regresemos al estatus de semáforo rojo o amarillo. Basta ver que las combis del TTE (Transporte Terrestre Estatal) nunca respetaron llevar nada más ocho pasajeros, desobedeciendo la prohibición de llevar alguna persona junto al conductor, es más desde el semáforo amarillo ya llevan pasajeros de pie. Lo mismo los autobuses que ya pueden llevar 10 personas paradas, sin respetar la llamada sana distancia, un metro y medio de separación entre una persona y otra.         

Otro elemento de la desidia gubernamental es la no aplicación de multas por no usar cubrebocas, sanción aprobada por el cabildo benitojuarense, apenas al inicio de la disposición, ahora mucho más, es posible ver en las calles de Cancún, del municipio Benito Juárez muchas personas sin el consabido cubrebocas para evitar contagiarse de coronavirus y faltando al respeto a tener sana distancia, además de no evitar aglomeraciones; al contrario…            

En contraste, en las playas del estado de Quintana Roo, en el Caribe mexicano, se han encontrado con un nuevo tipo de basura: el cubrebocas, pues éstos aditamento para prevenir la entrada del virus por las vías respiratorias están flotando en el mar ante la irresponsabilidad de las personas y de las autoridades por no estar pendientes de esta nueva modalidad de hacer basura.   

Si en Yucatán que fue el primer estado mejor organizado en cuanto al control de entrada y salida de la geografía estatal de sospechosos, visitantes y viajeros que iban a otros estados del sureste mexicano; los que impusieron la medida que en los autobuses urbanos sólo vayan viajeros junto a las ventanillas. Desde hace un mes registran a diario hasta 80 casos de contagio, luego que un mes antes del citado eran de 180 casos diarios en adelante. Para nada las medidas de protección contra el coronavirus en Campeche y Quintana Roo alcanzaron el 20 por ciento de los yucatecos. Por ello es seguro que habrá rebrotes como ya sucede en comunidades rurales y conurbanas de Campeche. 

La irresponsabilidad gubernamental de los tres niveles de gobierno: federal, estatal y municipal junto con los nombres aludidos al principio de este texto son los responsables de la reaparición de los próximos casos de coronavirus en Quintana Roo. 

El efecto colateral será que el planteamiento de la reactivación económica en el estado entrará en hospitalización hasta que las condiciones de salud le permitan vivir en suelo quintanarroense.      

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s