¿Chantajes a la Sedeculta para el Premio de Periodismo «Oswaldo Baqueiro López»? | Armando Pacheco

Decidí no leer más los exabruptos de algunos medios de comunicación que se dicen defensores de las causas sociales; decidí librarme de los medios altamente feministas, machistas y LGBTQ+, etcétera; decidí dedicarme a mi labor de rescate bibliográfico y compartir literatura y dejar la responsabilidad de otros temas a mis amigos y colaboradores; pero fue imposible quedar al margen de la desafortunada manera en la que se conducen algunos comunicadores sociales y periodistas de la ciudad de Mérida.

Lo anterior viene a propósito por un artículo publicado en el portal Haz Ruido el jueves último pasado 10 de agosto y donde se descalifica la labor periodística del cronista meridanano Jorge Álvarez Rendón, se pone en tela de juicio a los jurados del Premio Estatal de Periodismo Cultural «Oswaldo Baqueiro López» y se pone en evidencia la falta de tolerancia por el pensamiento contrario al progresismo y al de los «activistas» de los Derechos Humanos. Además, que de nueva cuenta, se utilizan términos como apología de la violación y discurso de odio, que tanto les agrada a esos grupos manejar en sus reportes o boletines.

El autor del texto, el comunicólogo social y periodista Herbeth Escalante se olvida que los reconocimientos se dan por méritos a la labor realizada -y que se analizan de acuerdo al tipo de convocatoria- y no a los pensamientos, ideas, posturas e incluso militancias personales; intenta, entre líneas, querer dictar las reglas de la convocatoria al momento de puntualizar que «no queda claro por qué las instituciones gubernamentales que deben impulsar políticas públicas a favor de la igualdad de derechos, la no discriminación y la eliminación de la violencia contra las mujeres, optan por aplaudir y alabar a personajes evidentemente misóginos y seguir dándoles espacios para fomentar sus discursos de odio».

Sin dudas, el colaborador (acaso impulsor) de Haz Ruido está confundido pues el premio (o medalla) es para el periodismo cultural y no para el periodismo en Derechos Humanos (que existe a nivel nacional e internacional). Cabría recordarle al experimentado periodista que en diversos premios internacionales se ha cuestionado a grandes creadores de arte por sus posturas sociales y políticas y no por eso menospreciado su trabajo creativo, como es el caso de Álvarez Rendón. De lo anterior, ejemplos claros en el mundo son Günter Grass, Jorge Luis Borges, José Camilo Cela, Mario Vargas Llosa, Elena Garro y el mismísimo Octavio Paz.

El artículo de Escalante es un mensaje claro para que la Sedeculta empiece a «castrar» a sus jurados y una invitación contundente a la censura; un exhorto cristalizado para cumplir con los tópicos de moda: el feminismo, los Derechos Humanos, la equidad, la perspectiva de género, etcétera; es pues, un artículo tendencioso para que el jurado incline la balanza para darle el premio a una joven periodista, en dado de que sea propuesta, y que, en mi opinión, si bien es de reconocerse su labor, aún no cumple con una trayectoria sólida que le permita esa presea, pues todavía está abriendo brecha en el periodismo, principalmente social.

Con relación a quién podría merecer el premio vienen a mí muchos nombres pero que un requisito nuevo, como lo es la constancia positiva del SAT (certificado de situación fiscal), impide que varios participen; y acá debo ser preciso: la Sedeculta debe tener claro, a partir de la próxima emisión, que no todos los periodistas culturales, editorialistas o críticos de arte, están dados de alta en Hacienda, pues incluso, en su gran mayoría colaboran ofreciendo sus trabajos sin cobrar honorarios. Un requisito tonto y que debería ser retirado.

Por último, es menester hacer hincapié que los mensajes de Álvarez Rendón los emite a título personal en su muro de Facebook y que la periodista referida también se ha puesto al tú por tú con el cronista en varias ocasiones, como también lo ha hecho quien suscribe este texto y muchísimas personas más. El mensaje mordaz de Álvarez Rendón no es una invitación de odio en el sentido estricto y no tiene efectos judiciales; se trata de una «radiografía literaria» sobre el personaje aludido, y eso, debe saberlo el comunicólogo Herbeth Escalante, es válido en el periodismo de opinión, aunque en este caso ni siquiera se trata de un texto publicado en periódico alguno. Lamentamos que Haz Ruido, de manera irresponsable, haya exhibido el nombre de la compañera que está comprometida con su causa, pero con amigos como esos, para qué quiere enemigos.

Armando Pacheco (Nezahualcóyotl, Edomex, 1980). Radica en Mérida desde 1985. Es escritor, periodista y músico de folclore latinoamericano. Integrante del Centro Yucateco de Escritores. Primer Lugar del Premio Regional de Poesía «Syan Ca’an Bakhalal» 2016. Tercer Lugar, en la categoría B del II Premio Nacional de Poesía Joven «Jorge Lara Rivera» 2010. Primer Lugar del Premio Estatal de Poesía Joven «Jorge Lara Rivera», ediciones 2003 y 2006. Mención de Honor en el Premio Regional de Poesía «José Díaz Bolio», ediciones 2005 y 2006. Becario del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Yucatán (Foecay) 2007. Coeditor, junto con el escritor Adán Echeverría, del Mapa Poético de México, edición 2008. Autor de las plaquetas: Entidad en el exilio y otros poemas de añoranza (Ediciones Zur, Catarsis El Drenaje Literario e ICY, 2007) y Memorial del poeta errante (Ediciones Letras en Rebeldía, Editorial El gato bajo la lluvia, 2015). Autor del cuentario breve El viejecillo de historias de animales mayas (El gato bajo la lluvia, 2018). Antologado en La Otredad (2006), Palabrando (2006), Nuevas voces en el laberinto (2007), Cultura de Veracruz (2008), Mapa Poético de México (2008); El canto del silencio (Ediciones Letras en Rebeldía, 2018) y Entre juegos y garabatos, antología para niños Vol. 1 (Ediciones Letras en Rebeldía, 2019). Publicado en las revistas Navegaciones Zur, Cantera Verde, Cultura de Veracruz, Letralia, entre otras. Trabajó en el Diario del Sureste, Crónica de Quintana Roo, Tribuna de Campeche y Yucatán Hoy. Actualmente es director general de Arte y Cultura en Rebeldía. Es fundador y editor de Ediciones Letras en Rebeldía. Está próximo a publicar Memorias de un poeta errante.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s