«Ni una más, ni una más, ni una asesinada más», el grito de Mérida ante el feminicidio | Armando Pacheco

Un día te levantas y no la ves más. Es tu hija, hermana, prima, amiga, una mujer menos que no murió de causas naturales sino que le arrebataron la vida. Entonces surge el dolor, la impotencia, el grito silencioso, el llanto ahogado en los ojos.

Pero un día despierta la conciencia, el deseo de gritar fuerte el nombre de tu muerta; un día nace un poder que -no se sabía- estaba en tu interior. Un día logras convocar a otras víctimas o a otras madres que no quieren ver a sus hijas morir en manos de un hombre. Surge la lucha real contra el feminicidio.

Y es que en Yucatán el caso de crímenes (de odio o no) contra las mujeres no está aislado a las problemáticas de seguridad pública, quedando, incluso, exhibido el sistema judicial en este rubro. Además, durante años, agrupaciones y legisladoras de diversos pensamientos políticos se han manifestado porque se declare a Yucatán con el mecanismo de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres, pues hasta el momento sólo está en trámite, mismo que fue solicitado en 2017 por el Gobierno de Rolando Zapata Bello pero que, al final, se consideró, no era necesario por no registrarse índices altos de este «mal social».

La protesta que se realizó el día de ayer por las avenidas y calles de Mérida desnudó a las autoridades y demostró que la sociedad, en este caso de la capital yucateca, ya está harta de que no se tome con seriedad el tema. La marcha no fue exclusiva de mujeres por lo que se unieron hombres en apoyo a la exigencia.

Pero el Gobierno del estado, tal como en su anterior administración, salió a decir que se está haciendo «un importante esfuerzo para atender de manera integral esta problemática» y, además, volvió a echarle la culpa a la federación por los recortes en el presupuesto, argumento que utiliza siempre que no logran convencer a los ciudadanos.

«Tenemos que reconocer que hay muchas mujeres que sufren y no hemos podido evitar algunas muertes», enfatizó en un comunicado la secretaria de Gobierno, María Fritz Sierra.

En su comunicado a los medios, la funcionaria ordenó a su personal de prensa que agregaran estadísticas, detalles de programas y que destacaran acciones como Vivienda Segura y el de Empoderamiento de las Mujeres, sin tomar en consideración que muchas de las mujeres asesinadas no pertenecen al sector social al que van dirigidos sus programas.

No cabe duda que le falta más sensibilidad a las autoridades; no cabe duda que cada día la gente en Mérida, la de la «doble moral», la resignada, la de los agachados, está despertando y hoy sale a las calles a manifestarse, levantando la voz, haciendo que ésta retumbe y exigiendo que la PRENSA adopte protocolos editoriales con perspectiva de género para abordar noticias sobre violencia de género, «con el objetivo de no ser, así sea sin darse cuenta, fuente de validación para los agresores». De nuestra parte, tengan la seguridad que así seguiremos.

Foto: Óscar Zárate

Armando Pacheco (Nezahualcóyotl, Edomex, 1980). Radica en Mérida desde 1985. Es escritor, periodista y músico de folclore latinoamericano. Integrante del Centro Yucateco de Escritores. Primer Lugar del Premio Regional de Poesía «Syan Ca’an Bakhalal» 2016. Tercer Lugar, en la categoría B del II Premio Nacional de Poesía Joven «Jorge Lara Rivera» 2010. Primer Lugar del Premio Estatal de Poesía Joven «Jorge Lara Rivera», ediciones 2003 y 2006. Mención de Honor en el Premio Regional de Poesía «José Díaz Bolio», ediciones 2005 y 2006. Becario del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Yucatán (Foecay) 2007. Coeditor, junto con el escritor Adán Echeverría, del Mapa Poético de México, edición 2008. Autor de las plaquetas: Entidad en el exilio y otros poemas de añoranza (Ediciones Zur, Catarsis El Drenaje Literario e ICY, 2007) y Memorial del poeta errante (Ediciones Letras en Rebeldía, Editorial El gato bajo la lluvia, 2015). Autor del cuentario breve El viejecillo de historias de animales mayas (El gato bajo la lluvia, 2018). Antologado en La Otredad (2006), Palabrando (2006), Nuevas voces en el laberinto (2007), Cultura de Veracruz (2008), Mapa Poético de México (2008); El canto del silencio (Ediciones Letras en Rebeldía, 2018) y Entre juegos y garabatos, antología para niños Vol. 1 (Ediciones Letras en Rebeldía, 2019). Publicado en las revistas Navegaciones Zur, Cantera Verde, Cultura de Veracruz, Letralia, entre otras. Trabajó en el Diario del Sureste, Crónica de Quintana Roo, Tribuna de Campeche y Yucatán Hoy. Actualmente es director general de Arte y Cultura en Rebeldía. Es fundador y editor de Ediciones Letras en Rebeldía. Está próximo a publicar Memorias de un poeta errante.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s