Un toque de realismo mágico en ‘Mediocre’ de Joaquín Filio | Armando Pacheco

Allá estaba echando raíces, empolvado, sobre la antigua mesa construida por el cuñado de la tercera mujer de mi bisabuelo materno; el libro tenía meses asentado esperando su turno, o quizá que yo tuviera ganas de leer una serie de cuentos. Porque eso sí, leer a la mala, como que no. Siempre he considerado la lectura como un disfrute antes que cualquier otro eufemismo de esos que se crean los «intelectuales» de la «alta cultura». Así que por fin me decidí por el cuentario de Joaquín Filio, mismo que fuera producto de un trueque editorial en el año 2019.

Y allá estaba el libro, esperándome, mirándome como el zopilote que aguarda con mucha paciencia a su presa. Ya de entrada el título me daba pavor: Mediocre. ¿Se refería a mí?, ¿sus protagonistas serían patéticos?; ¿me causaría dolor de cabeza su lectura? En fin, los prejuicios que se forma uno por el simple eslogan publicitario.

Ya tomado el valor, al igual que un espartano yendo a la guerra, lo cogí de la mesa y me fui al cuarto de lectura para que no me interrumpiera el ruido de los pájaros matutinos ni el sonido emitido por los vehículos de la mañana que, vehementes, transitan por la calle 75 rumbo al primer cuadro de la ciudad de Mérida.

De golpe y porrazo, de una sola sentada, sin dejar de leer, valió la pena el no haber prendido el televisor ese inicio de semana. Los ocho cuentos, las ocho historias, me hicieron el día: me borraron por varias horas las imágenes caóticas que los noticieros de las diversas cadenas televisivas muestran atendiendo a su público morboso.

No pretendo en este modesto texto dar cátedra de mis conocimientos literarios, déjole esa tarea a aquellos ansiosos de la fama a costillas de quienes trabajan por tener un estilo propio y experimentan con sus vivencias reales, lectoras o ficticias. La crítica y sus cánones no es algo que se me dé con frecuencia, mucho menos en el género de cuento al que tanto pavor le tengo en mis terrenos de creación.

Pues leí Mediocre sin parar; una a una me fui consumiendo sus páginas. Por ratos reflexionaba sobre las anécdotas de los personajes, por ratos me reía de las peripecias que, de manera ingeniosa, Joaquín supo darles ese sentido del humor tan negro y ácido que me recordó a los grandes maestros del boom latinoamericano.

Decir que los cuentos caen en el realismo mágico no es tarea mía, pero sí me recordó uno que otro cuento de Julio Cortázar y otros de Alejo Carpentier, autores, que debo reconocer, me atraen más que Gabriel García Márquez, tomando, por supuesto, las dimensiones pertinentes a estos tres monstruos de la literatura universal.

Si he de ser sincero con Filio, los textos que más me marcaron del cuentario fueron Guardadito, Esther y Vegetal. La simple idea de tener un hermano que vomite dinero, el de estar enamorado de alguien que se va desdibujando hasta quedar en el recuerdo y un abuelo que muta en un árbol y huye con su nieto para no ser incinerado, me parece verdaderamente creativo. No hay, en mi opinión, «paja» literaria y cada momento narrado está plenamente justificado, a lo que hay que agregar que sus personajes aún los llevo en la memoria, o sea, son entrañables, requisito indispensable para el cuento según Agustín Monsreal.

Mediocre fue producto del taller de cuento que coordinaba (antes de la pandemia de la covid-19) el escritor Víctor Garduño y, como me dedica el mismo Joaquín, «tienen más o menos lo que (ha) aprendido en los últimos años».

Estoy seguro que este primer paso editorial de Hipogeo marcará el rumbo de la nueva generación de narradores en Yucatán y Joaquín Filio nos volverá a sorprender en un futuro muy cercano. Mientras tanto, no me queda más que recomendarles ese breve pero contundente conjunto de cuentos. ¡Enhorabuena!

Mediocre; Joaquín Filio; Colección: Hipogeo Taller de Cuento; Acequia Casa Editorial; Primera edición, 1999

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s