La eterna necedad de endeudar al pueblo | Armando Pacheco

Los políticos sin visión empresarial pero sí con la de un comprador compulsivo, pretenden, en su «primera línea de combate», hacer préstamos que al final terminan pagando generaciones de ciudadanos e incluso que ni han nacido. Prueba de ello es la actual deuda pública que tiene México y la que asciende a casi 11 billones de pesos [La Jornada].

Caso similar pasa en los estados que ya tienen déficits por lo que su presupuesto, proveniente de la federación, en muchas ocasiones son para pagar deudas del pasado cuyos beneficios a sus ciudadanos son pocos e incluso nulos.

En días pasados la oposición del Congreso del Estado de Yucatán encabezada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), secundada por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y rematada por el zafio Partido de la Revolución Democrática rechazaron las solicitudes para contraer deuda pública para los municipios de Mérida, Progreso y Umán, los tres emanados del Partido Acción Nacional (PAN). Dicha decisión fue aplaudida en las redes sociales por unos y condenada por otros.

El titular del Ejecutivo estatal, Mauricio Vila Dosal, en un acto de «solidaridad» con sus «amigos» alcaldes se manifestó en contra de la decisión de la mayoría democrática del Congreso, lamentando que no se tomara en cuenta a la ciudadanía. Un discurso de apapacho pero, en mi opinión, erróneo por no considerar los adeudamientos ya adquiridos por administraciones pasadas.

Y es que, al menos en el caso del Ayuntamiento de Mérida, el 8 de abril último pasado, el cabildo aprobó un subsidio al Comité Permanente del Carnaval de 30 millones de pesos para pago de artistas, empresas, logística y demás proveedores por el Carnaval de Mérida 2020, comprobándose así que esta fiesta anual ha sido fallida, al menos en lo referente a la rentabilidad empresarial, pese a que existen cobros tanto en localidades como a empresas concesionadas y patrocinadores. ¿Por qué no reducirle el presupuesto y usarlo para la contingencia de la Covid-19?

De esta manera, los gobiernos municipales emanados del PAN ya tendrán un pretexto para «echarle la culpa» a los diputados locales ante los reclamos de sus pobladores. Podrán «hacerse de la vista gorda» y seguir su discurso de la falta de ayuda de los legisladores yucatecos, discurso que se verá reflejado en los guiónes de la próxima competencia electoral.

La eterna necedad de endeudar al pueblo parece hoy tener un freno desde la federación bajo el tratado de la austeridad republicana que ha implementado el Presidente de México y las dependencias que lidera. Sin embargo, existen gobernantes, políticos y paleros que desean gastar lo que no tienen al amparo del pueblo, mismo que va despertando y ahora no se deja engañar por los gandayas de siempre que con una mano saludan al desvalido y con la otra a su banquero.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s