Aros a la culebra o bien Culebro Aros, a la salsa de ambiciones y mañas…

Quien sabe qué tiene Cancún, Quintana Roo, que llega lo peor de lo peor; ambos «constructores» de la destrucción, llenos de ambiciones y mañas. Alfredo Kanter Culebro y Javier Iván Aros, uno (dizque) de Morena y el otro de lo que aún queda del Partido Encuentro Social (PES) queriendo incrustarse en el nuevo organismo político: Encuentro Solidario (ES).     

El segundo ahijado de Greg Sánchez, defenestrado en la prensa quintanarroense como trácala y dueño de un costal de ardid, protegido del exdirigente nacional del PES y gestor del incipiente organismo político ES, Hugo Eric Flores Cervantes.

Las acusaciones publicadas contra Aros contradicen los principios rectores, marco ideológico del PES o del ES: uno, la familia; dos, respeto a la vida; tres, lealtad y cuatro, compromiso con la sociedad. Lo que deja a éste bien chamuscado en toda la península de Yucatán.           

Sin botín político, a pesar de la protección del señor Sánchez, ambos se quedaron sin su frente político, Aros dejó de ser el presidente del partido mencionado en Quintana Roo  

Pesado bloque de 50 toneladas es la carga de este siniestro personaje, incongruente y contradictorio, bélico y a favor de los desencuentros sociales, quien cree o piensa le corresponde el hueso de la presidencia estatal de la nueva agrupación política en Quintana Roo, Encuentro Solidario.

Hace falta tener un cerebro de infante, menor de tres años, para imaginar como mal sueño, darle la dirigencia de un organismo político estatal en la tierra quintanarroense, al tal Aros de tan enorme mala fama, del tamaño de tres México juntos…         

Las credenciales, pésimas que lo encueran, dadas a conocer en el Quintana Roo Hoy, el día 1 de junio de 2020 (y en 2014: https://www.unioncancun.mx/tags/javier-ivan-aros-salcido cuando como líder del Partido Encuentro Social de Quintana Roo fue demandado por un fraude de 450 mil pesos), son una parte de su constancia de antecedentes malos, ende cuales vientos malos sopla fuerte para que se vayan más allá del norte del país y no se enteren los cancunenses y quintanarroenses de su desprecio por la familia y falta de respeto a la vida, a la lealtad y compromiso con la sociedad, preceptos o principios básicos que guía(ba)n el quehacer del exPES o lo que será Encuentro Solidario.     

Como creer en Aros si con sus compañeros de asamblea estatal para lograr la legalidad del ES como institución política, lo mismo los usó para tener quórum del ES, y aprovechando la industria de la protesta, convocó a una parte de los mismos asambleístas para llenar el local de su asamblea del organismo México Libre de Felipe Calderón Hinojosa, a los que se les ofreció un pago que nunca llegó.

Qué clase padrino o madrina protege a Aros, debe ser alguien poderoso dentro de la desaparecida hueste Pesetista o del nuevo Encuentro Solidario, donde a ninguno le importa, al parecer, las acciones delictivas, si es que estas fueran ciertas, así como a favor del encuentro en un exceso de solidaridad hacia los panistas en menoscabo de los encuentristassolidarios, de parte de Iván Aros.              

Un bien Culebro…

El candidato a presidente del Comité Ejecutivo Nacional del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) Alejandro Rojas Díaz Durán debe descartar a Alfredo Kanter Culebro como su candidato a presidente estatal de Morena en el estado de Quintana Roo. Sin ningún arraigo en el estado, perfecto desconocido para los militantes quintanarroenses de Morena, los que sí han luchado por el organismo desde un principio, para abrirle la puerta a un advenedizo.  

Si desde antes de ser candidato a la presidencia de Morena en Quintana Roo se comporta como si tuviera un cargo superior al de un gobernador, quizá engreído por su investidura, inventada por él, de enlace del gobierno federal para entregar las becas del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, cuando en este caso la solicitud debe ser directa por cada interesado sin intermediarios. Además de otros malos manejos, como su fallida precandidatura al gobierno estatal de Chiapas. 

Si este Culebro busca lograr con Morena la reconciliación estatal, esa no es la manera con sus actitudes insufladas de gran político, contrarias al planteamiento de Rojas Díaz Durán, quien en su candidatura busca la reconciliación nacional, hacer a un lado la minoría radical, antidemocrática y excluyente, rechazado la inclusión plural, democrática y progresista, signos evidentes del Culebro.           

Nada, no sabemos quién es él, de dónde es, no sé quién es, fueron las respuestas de morenistas distinguidos ante la interrogante si conocían a Kanter Culebro. Así cómo diablos puede un desconocido ser dirigente estatal de Morena Quintana Roo.   

Este en lugar de acercar aleja la impronta de Alejandro Rojas: que Morena esté en manos de la gente, además de alejarse de cualquier esbozo de régimen autoritario.

Los ignotos de Morena podrán pensar que dentro de los morenistas quintanarroenses no existen políticos de un talante mayor al de Kanter, familiarizado con la lucha política local.      

Morena y ES tendrán la costumbre contratar «jugadores extranjeros», en lugar de seleccionar a los locales, ¿o será que no existen cuadros capacitados para ser dirigentes de su ámbito partidista? Lo que permite la entrada de seres como Alfredo Kanter Culebro e Iván Aros Salcido. Lo que permite ríos revueltos para que toda la ganancia sea para el pescador Carlos Manuel Joaquín González.    

En esa revoltura, una parte de los morenos quintanarroenses, esperan la pronta llegada de la recién nombrada delegada de Morena en Quintana Roo por el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del partido: Liliana Castro. Estos se alinearan a trabajar con ella hasta que se dé la próxima impugnación que demuestre lo contrario.

Ahora es el momento de un cambio, de erradicar las costumbres virreinales o no, en la política, del gobernante en turno como Joaquín González, Rojas Díaz Durán está más alta que el anterior. Basta sólo ver sus credenciales, trabajó con Porfirio Muñoz Ledo, Ifigenia Martínez, Cuauhtémoc Cárdenas, Andrés Manuel López Obrador, Manuel Camacho Solís, Marcelo Ebrard y Miguel Mancera.

¡Credenciales son credenciales. Los bandidos lo son siempre!              

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s