‘Nuevetrusas’, de Rígel Solís, editado por oblicuas en Barcelona, Cataluña, España | Edgar Rodríguez Cimé

Nuevetrusas, de Rígel Solís, resulta una «novedad» en la literatura yucateca, porque además de integrar un libro de cuentos en una novela corta resalta la mirada ajena al tradicionalismo conservador que permite mirar a Mérida con ojos de quien desea conocerla de verdad y no del que repite sus prejuicios que la hacen ver como una «ciudad blanca».

También, este libro-novela resulta el primer texto que recibe la «bendición» de una editorial española para ser publicado y vendido en Europa, escrito por un autor nacido en este rincón de la antigua Mesoamérica conocida hoy como Yucatán: el narrador naif Rígel Solís Rodríguez, quien debutó ganando un concurso de cuento de Dante.

Un buen día, una de esas féminas que gravitan alrededor de la existencialista vida del Nuevetrusas le recomienda leer un libro de cuentos. En la medida que el personaje principal de esta historia va leyendo los relatos y los va reflexionando, se da cuenta, entre café y café, de la asombrosa semejanza con su existencia. 

De pronto, aparece el leit motiv del autor, la auténtica naturaleza de Mérida, en la opinión de Juan Villoro (Palmeras de la brisa rápida), «un texto que todo aquel que aspire a conocer Yucatán debe leer, empezando por los meridanos y ciertos yucatecos, pero sobre todo y con urgencia por jóvenes que hoy en día insisten y se mueren por achilangarse o afresarse, o suramericanizarse o aburguesarse o agringarse o castidivinizarse o todo junto en aras de que se les quite lo huiro, o al menos no se les note mucho».

No podía faltar una «foto» del verdadero Yucatán maya: (Nuevetrusas) «piensa en Xkalakdzonot, Xbojón y Tzucmuc, en sus miserias, sus niños desnutridos, sus caminos de terracería, su gente que muy poquito habla español, doña Aurelia que suplica por un trozo de tela blanca para bordar hipiles, don Rigoberto que sueña le regalen un extractor de miel, o dos, y los demás que quieren hacer algo para darle de comer a sus chiquitos».         

Una lectora, Rosmi Cano, opina sobre Nuevetrusas: «Me gustó mucho porque es muy divertido. Parece una autobiografía del autor, pero contada con un estilo ameno y entretenido. Otra cosa: abre la mente de quien lo lee al hablar del sexo de una forma muy chistosa», lo cual lo hace original en un medio donde reina el «Deber Ser».  

Si el autor se desenmascara al confesar que el autor yucateco que lo acercó a la literatura fue Antonio Mediz Bolio con La tierra del faisán y el venado, una de nuestras glorias locales junto con Ermilo Abreu Gómez, autor de Canek, su pícaro estilo narrativo me recuerda las aventuras del Periquillo Sarniento de la España del siglo XVI.

Una vez concluida la historia, Rígel se vio en la necesidad de encontrarle título para lo que se puso a ensayar nombre tras nombre hasta dar con uno que refleja el espíritu del personaje principal, alter ego del autor, «introvertido y solitario», acostumbrado a recorrer los cafés meridanos, tan diferentes a los tradicionales, divagando sobre sí mismo y sobre las singulares relaciones con varias Evas: …, Sietetrusas…, Ochotrusas…, ¡Nuevetrusas!

Rígel forma parte de los escritores por fuera de las mafias literarias que han creído en su propuesta narrativa y la han defendido a capa y espada ante jurados locales y extranjeros. Comenzó ganando un concurso con Cuentos de sexo, drogas y rock & roll, luego publicando un texto en edición de autor: Debrayes culturosos del Kaskep (El «Malhecho», sobrenombre -en maya- del autor), y ahora Nuevetrusas.

Finalmente, fue el autor que se atrevió a dos cosas: probar su calidad literaria ante un jurado extranjero como el de una editorial catalana, así como, una vez propuesta por esa empresa la «coedición al 50 por ciento», inaugurar las «ediciones fondeadas comunitariamente»: acudió a los amigos y fans para «financiar colectivamente el otro 50 por ciento».

Hoy, Nuevetrusas se vende en las librerías de Europa.


edgarrodriguezcime@yahoo.com.mx

Colectivo cultural «Felipa Poot Tzuc»   

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s