«Bautismo de sangre»; una novela-testimonio | Cristóbal León Campos

Un tiempo después de salir de la cárcel, donde fuera confinado cuatro años como preso político por la dictadura militar brasileña, Frei Betto, comenzó a escribir Bautismo de sangre. Marighella, los frailes dominicos y la lucha armada en Brasil, una novela-testimonio, que nos conduce por los recónditos rincones de la memoria, al abordar, el ideario político del líder revolucionario Carlos Marighella asesinado por la represión gubernamental, el 4 de noviembre de 1969; la participación activa y consciente de un importante sector de freiles dominicos; la tortura; el exilio; la vinculación entre marxismo y cristianismo como base ideológica de la Teología de la Liberación, además, de las formas de solidaridad que tejieron en apoyo al movimiento político-revolucionario y el complejo de rutas de escape y seguridad que sirvieron para la sobrevivencia de muchos militantes participantes.

El testimonio ofrecido por Frei Betto, es en primer término, la experiencia vivida vuelta al presente para narrar desde las entrañas del movimiento una parte fundamental que ayuda a la compresión y dimensión de la lucha contra la dictadura en Brasil, en segundo término, es una reconstrucción novelada en base a la consulta de archivos, recortes periodísticos, entrevistas y el análisis y critica de otros libros dedicados al tema, la aportación final, es una solida narrativa de la realidad, no se trata de una novela histórica en sentido tradicional, es, en sí, un libro que sensibiliza al ser leído, el dolor mezclado con la añoranza esperanzada de aquellos años, refleja la ética y espiritualidad de toda una generación de revolucionarios y frailes dominicos, que apostaron por el camino de la emancipación, la belleza presente en el relato-historia, se muestra en la resistencia, el carácter humano de quienes se comprometieron y en la desgarradora descripción de hechos.

Fueron diez años los que llevó el proceso de escritura de Bautismo de sangre, de 1973 a 1983, la edición primera en Brasil, ganó el Premio Jabuti como mejor libro de memorias, ha sido traducida al francés e italiano, siendo apenas del 2018, su primera traducción al español bajo el sello de Editorial Oriente y el Instituto Cubano del Libro e impreso en Santiago de Cuba. Sobre el proceso de escritura a dicho Frei Betto: “Me costó bastante enterarme de los últimos momentos del líder revolucionario Carlos Marighella y la intrincada maraña en torno a su asesinato por parte de la represión, el 4 de noviembre de 1969. Y me dolió el describir con destalles la pasión y muerte de Frei Tito de Alentar Lima, llevado al suicidio en 1974, a sus 28 años, debido a las torturas sufridas en las dependencias del 2do Ejército, en São Paulo. Querían obligarlo a firmar confesiones falsas y delatar a personas. No escucharon más que el silencio de aquel religioso que sabía que “era preferible morir a perder la vida”, como escribió en su Biblia”.

En el 2007 el director de cine, Helvécio Ratton, estrenó una versión cinematográfica de la historia, algunos años atrás, fue el propio autor quien le puso en sus manos un ejemplar del libro y le propuso-provocó para que la llevara a la pantalla grande. Ese mismo año, Frei Betto dijo sobre su obra: “Bautismo de sangre es un himno a la libertad. En ella se revela la historia reciente de una nación y la fe libertaria de un grupo de cristianos. Emerge, contundente, la subjetividad de los protagonistas, como Frei Tito, en quien se transustanció el dolor en amor, el sufrimiento en oblación, las cadenas en materia prima de esta invencible esperanza de construir un mundo en el que la paz sea hija de la justicia, y la felicidad sea sinónimo de condición humana”.

La obra es una gran aportación para el conocimiento de nuestra historia latinoamericana, que si bien presenta la particularidad brasileña, al leerse, puede reconocerse diferentes aspectos comunes en la realidad de otros países de la región, la experiencia de las dictaduras y de regímenes autoritarios, sus formas de opresión y represión, al igual, que los deseos de liberación de miles de latinoamericanos que se comprometieron de la lucha para el bien de sus naciones, en este sentido, la obra manifiesta sus alcances ilustrativos para la trágica historia compartida, pues “no hay patria en que pueda tener el hombre más orgullo que en nuestras dolorosas repúblicas americanas”, como dijera José Martí en su ensayo Nuestra América. La lectura de Bautismo de sangre, puede ayudar a las nuevas generaciones para comprender los peligros que hoy significan las alocuciones del poder en Brasil que exaltan a la dictadura y pretenden implantar el olvido en la sociedad. Frente a la pretendida opresión hay que anteponer la memoria y la conciencia histórica.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s