Marcha contra alza de impuestos de gobierno panista homofóbico, misógino y represor | Edgar Rodríguez Cimé

Viernes 31 de enero de 2020, a las 4 de la tarde, saliendo del parque de Santiago, en Mérida


“¿Quién mató al Comendador (Vila)?

¡Fuenteovejuna (puede sustituirse por Mérida), señor!


El alto grado de paz disfrutada en la Península de Yucatán, asentamiento mesoamericano de una de las seis cunas de la Humanidad, junto con las culturas mesopotámica, china, India, egipcia y quechua, es debida fundamentalmente a la naturaleza sabia y reservada del pueblo maya, población mayoritaria, así como a que el consumo de drogas químicas; cristal, cocaína, metanfetaminas, no posee un amplio mercado, más que a la alta inversión en seguridad.

Aclaro lo siguiente porque del grueso del presupuesto oficial, del gobierno de Yucatán, el destinado a la seguridad para blindar a la población de “la inseguridad propiciada por gente llegada de otras partes del país”, se lleva la mayor parte, olvidando otros rubros importantes.

Cabe subrayar que el selecto grupo de multimillonarios del mundo deja en la miseria a gigantescas masas humanas de trabajadores, creando las condiciones, materiales y espirituales, para que “las migajas que caen del banquete de los de Arriba”, literalmente se las perreen entre los más de 100 millones de mejicanos pobres.

Si a eso le sumamos en Yucatán un gobernador insensible y gastalón, que decide aumentar los impuestos vigentes, así como crear otros nuevos, tenemos las condiciones perfectas para levantar al pueblo en contra de sus intereses más básicos. Eso es lo que sucedió y aclararon tanto el dirigente de Morena como el reconocido investigador universitario Othón Baños, acerca de quiénes son los responsables de meter al gobierno a “un callejón sin salida”, con las protestas del pueblo.

Que lo sepa el pueblo yucateco, son los mismos de siempre desde hace 500 años.

Los aventureros blancos que llegaron hace 5 siglos para conquistar -mediante el uso de armas de fuego y caballos hasta entonces desconocidos por nuestros ancestros- y poner a su servicio a nuestros abuelos más antiguos, obligándoles a cambiar de dioses, así como a pagar tributos a los reyes de España y diezmos a la Iglesia Católica, son sus ascendientes más lejanos.

También son sus ancestros los dzules (blancos) que en 1562, comandados por fray Diego de Landa, quemaron en la hoguera de la “Santa Inquisición” en el pueblo de Maní, uno de los cacicazgos más importantes heredado de la historia de la sociedad maya, a sacerdotes mayas vivos junto con toda la gran sabiduría nativa plasmada en códices, imágenes, ídolos, recetas, por “atentar contra la santa fe de la Iglesia católica”.

Sus tatarabuelos son los hacendados henequeneros que se apoderaron en el siglo XIX de las tierras pertenecientes al pueblo maya, linajes y macehuales, y esclavizaron al campesino maya mediante las nohoch deudas con el patrón, quien bajo la ilegalidad capitalista utilizaban el método de “10 te presto + 10 me debes + 10 que me vas a devolver= 30 de deuda, por cada 10 prestados”, para convertir las deudas en “impagables” (nohoch: grandotas).

Que lo sepan los descendientes de las castas divina y beduina: Ya no estamos en el siglo XIX, cuando los hacendados expropiaron las tierras mayas, de linajes y de macehuales, para producir henequén en las haciendas explotadoras, convirtiendo a nuestros abuelos libres en jornaleros agrícolas rebajados a la condición de “peones acasillados” sin ningún derecho, bajo el régimen de las “nohoch deudas” (injustas deudas impagables), soportando vejaciones como los trabajos forzados (para quien se portara mal) o el “derecho de pernada” (el hacendado le destruía la virginidad a la novia, antes que el novió “le hiciera el amor”).

Hoy -como en 1619 lo hiciera un gobernante insensible, servidor de los de Arriba en el pueblo español de Ovejuna, quien pretendía aumentar los onerosos tributos al Rey de España, con lo cual se gana el desprecio del pueblo que se une para literalmente matarlo a pedradas en su propia casa- el gobernador panista Vila pretende hacer lo mismo en la ciudad de Mérida, 400 años después.

Esperando no se presente una multitud a su residencia para apedrearlo, en las redes sociales está circulando la convocatoria de una Asamblea Popular de 55 organizaciones: sindicales, campesinas, magisteriales, jubilados y pensionados, estudiantiles, autotransportistas, colonos, padres de familia, artistas, activistas y pueblo en pie de lucha:

¡¡¡Todos a la movilización del 31 de enero, 4 de la tarde, contra el alza de impuestos y el cobro de nuevos, saliendo del Parque de Santiago, en la Mérida de los blancos!!!



edgarrodriguezcime@yahoo.com.mx

Colectivo Cultural «Felipa Poot Tzuc»


 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s