En ‘El “otro” héroe en América Latina’ aparecen tres mayas | Egdar Rodríguez Cimé

«Bueno, ¿Edgar Rodríguez Cimé?«. «¿Sí, con quién tengo el gusto?». «Con Antje Gunserheimer, doctora en historia y coordinadora del libro sobre ídolos nativos: El “otro” héroe en América Latina, por la Universidad de Bonn, y le hablo desde Cancún para invitarlo a participar con un ensayo suyo sobre la lideresa maya Felipa Poot Tzuc —feminista revolucionaria mandada a asesinar por los hacendados en 1936— para integrarlo a los demás trabajos.  ¿Aceptaría participar?».     

En 2010 me sorprendió la buena fortuna de ser incluido con un ensayo sobre Felipa Poot —con una serie de investigadores tanto por parte de la Universidad de Bonn, por Europa, como de universidades latinoamericanas— tanto a mí, que no poseo ninguna licenciatura, como al profesor y etno lingüista maya Bartolomé Alonzo Caamal, de Valladolid, Yucatán. Participé con el ensayo Felipa Poot Tzuc: heroína maya del siglo XX.

El profesor Alonzo Caamal, reconocido intelectual maya de Valladolid, participó con el ensayo En la búsqueda del héroe maya: Manuel Antonio Ay Tec, uno de los principales dirigentes de la Guerra Social Maya, de 1847 hasta 1901, cuando —luego de varios desplazamientos territoriales empujados por el ejército federal— es tomado el pueblo de Noj Kaj Santa Cruz X´Báalam Naj, hoy Felipe Carrillo Puerto, en Quintana Roo, última «capital» de los rebeldes mayas «cruzo´ob» (los de la «cruz maya parlante»).

Todo hubiera quedado como anécdota, porque al checar información sobre la universidad de Bonn hasta inicios de 2018, no aparecía el contenido del texto en Internet: autores, nacionalidades, temas, por lo cual resultó una sorpresa enterarme que la citada casa de estudios al fin publicó en forma impresa en ese año el mencionado libro colectivo, apareciendo los nombres del profesor Alonzo Caamal y el de su servidor (buscar en «universidad de bonn» / «programa de publicaciones»).

Pero, y aquí viene lo mejor de esta nota, en el citado texto, donde aparecen algunos de los personajes indígenas de América Latina que encabezaron luchas de liberación, de Méjico hasta Chile, también emerge victoriosa la mítica figura de Jacinto Canek —noble maya que lidera una rebelión de su pueblo para liberarse de los dzules invasores, en 1761— investigada por la propia coordinadora del proyecto, la doctora Antje Gunserheimer: From zero to héroe (De cero al héroe): la apoteosis de Jacinto Canek.

Me parece que en este proyecto entre ensayistas alemanes y latinoamericanos (argentino, uruguayo, de la Ciudad de Méjico), a nivel de doctorado, resaltan dos perfiles innovadores en la forma de «hacer ciencia» desde «las universidades de Occidente»: una es considerar válida la «visión del otro», en este caso la de los pueblos originarios de América Latina; y dos, la «licencia académica» auto otorgada por la Universidad de Bonn para incluir a dos «intelectuales» representantes de la «diversidad»: uno «maya» y el otro «auto didacta».

Injustamente, mientras se valora históricamente a personajes españoles, criollos o mestizos, en la Historia de Méjico o de Yucatán, encabezando libros de historia, fechas y nombres en calles y monumentos, nuestros «héroes mayas» se encuentran muy desvalorizados en el «imaginario colectivo».  No valen, ni para la historia, ni para la ciencia, ni para el arte.

Por lo cual, ante un universo local de desprestigio de los «pueblos originarios» del Méjico multicultural y plurilingüe, resulta ilustrativo que son investigadores extranjeros quienes han venido a mostrarnos el verdadero valor histórico de nuestras culturas indígenas, así como de los personajes ilustres que hicieron posible la grandeza de las «civilizaciones antiguas» más desarrolladas —científica y culturalmente— en América, entre ellas la maya, junto con el Imperio quechua, en Perú.

Como ahora, que la Universidad de Bonn, al tratar el tema de los «héroes indígenas» en América Latina, nos sorprende al aparecer entre el contenido de las investigaciones «tres héroes mayas importantes», olvidados en la historia de Yucatán, donde han convivido en los últimos 500 años, la sociedad maya y la sociedad criolla-mestiza: Jacinto Canek (1761), Manuel Antonio Ay Tec (1847-1901) y Felipa Poot Tzuc (1936).



edgarrodriguezcime@yahoo.com.mx

Colectivo cultural «Felipa Poot Tzuc»



 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s