El terror en Bolivia tras el golpe de Estado perpetrado por la Derecha y los EEUU | Armando Pacheco

Muertos, heridos, persecusión social y política, así como amenazas directas contra México, es el resultado del golpe de Estado perpetrado en Bolivia el domingo último pasado y que ya cobró los primeros fallecidos en manos de las Fuerzas Armadas (FFAA) de ese país andino.

Las imágenes son contundentes: una mujer (Jeanine Áñez), títere de los milicos, sin tener el quórum de la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia rindió protesta como Presidente de la Nación, siendo, a todas luces, una espuria y quien además, imita la soberbia de otro autonombrado presidente legítimo: Juan Guaidó (Venezuela); los milicos quemando la wiphala (bandera cuadrangular de siete colores que es un símbolo para las etnias más antiguas de la cordillera de los Andes); los milicos golpeando a jóvenes e indígenas; y un largo etcétera de vídeos que se han difundido a través de las redes sociales y en muy pocos medios de información.

Sin legitimación alguna, ese “nuevo Gobierno” condena la actuación de México al darle asilo al presidente de Bolivia, Evo Morales, y la Presidente espuria arremete con el país norteamericano, diciendo que los “mexicanos” le damos pena; luego, salió a decir que fue un “malentendido”, pero ya en las redes sociales la tundieron con tuitazos de todo tipo.

El terror que viven nuestros hermanos bolivianos es producto, sin duda, de la sinrazón y el racismo que se acentúa cada día más en los pueblos donde gobiernos progresistas están a la cabeza; el descalificar los procesos socialistas, es el amén de todos los días de los representantes de la Derecha latinoamericana quienes añoran a asesinos como Augusto Pinochet.

La posible guerra civil ya está en marcha en Bolivia y ésta fue provocada por un supuesto fraude electoral, que ni fue fraude porque la mayoría de los bolivianos votaron por MAS, el partido de Evo Morales quien, hasta hoy, sigue siendo Presidente de Bolivia pues la Asamblea Legislativa Plurinacional no ha aceptado su renuncia en sesión válida.

La Organización de Estados Americanos, auspiciado por los Estados Unidos, cada día pierde credibilidad, ha sido descalificada e incluso por otros organismos que se dieron la tarea de investigar las supuestas irregularidades en el proceso electoral.

Seguro estamos que si ahora se realiza un proceso electoral, este será ilegítimo, pues lo que nace con un golpe de Estado, no puede tener la validez del mundo, mucho menos de su propia gente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s