La cultura debe considerarse eje estratégico del desarrollo de nuestro país | Edgar Rodríguez Cimé

“¿Qué sería nuestro país sin cultura?”, preguntan en un video en internet los colegas del Movimiento Colectivo por la Cultura y el Arte de México (MOCCAM), en la campaña nacional para incrementar el presupuesto para la cultura en 2020, que sufrió inexplicable recorte de 7 por ciento este año, pues ésta no es considerada como “eje del desarrollo” sino algo “accesorio”, al grado que cuando se integra un gobierno, federal, estatal o municipal, no es tomada en cuenta, razón por la cual cuando un artista se retira por vejez está condenado a malvivir.

Este movimiento de protesta de los artistas mejicanos, liderada por conocidas personalidades como Daniel Giménez Cacho o Antonio Ortiz (“Gritón”), responde a quienes piensan que ser “artista” significa vivir privilegiadamente, porque tienen como “modelo” a los “artistas comerciales” de alfombras rojas de cine y televisión norteamericanos del primer mundo.

Por ello, los “trabajadores culturales” (artistas) del MOCCAM están circulando un video donde se muestra “cómo sería Méjico, tan afamado en el mundo por su “universo cultural”, prehispánico, colonial y contemporáneo, sin ese “universo cultural y artístico”: un triste páramo con una aburrida “programación de espectáculos banales”, sin ningún atractivo para el turismo.

Ante la propuesta del video, imaginé “cómo sería la vida cotidiana, sin artistas”: No existirían museos y galerías de arte; tampoco libros: ni Quijote, ni Hamlet ni Pedro Páramo; menos edificios y viviendas bellas; mucho menos el buen cine, pues todo sería churros televisivos; ni arte de los 68 pueblos indígenas engalanando las pares de los hogares mejicanos; ni la música infantil de Crí Crí; ni Charlote, Cantinflas o Mister Bean.

Sería torturante vivir en un mundo donde reinaran Marvel, Fox y Televisa.

 Afortunadamente, los pueblos “indígenas” mejicanos, los llamados “pueblos mágicos” resultado de las difíciles condiciones de esclavitud del periodo colonial, íconos nacionales como Frida Kahlo, Luis Barragán y Francisco Toledo o creadores top ten del siglo XXI: Isaac Hernández, Elisa Carrillo, Guillermo del Toro u Horacio Franco, son muestra de esa magia creativa llamadas “cultura” y “arte”, apreciadas por el mundo contemporáneo.

Si el turismo significa una de las mejores entradas de divisas extranjeras, eso se lo debemos a las bellezas naturales del territorio nacional, así como al quehacer cultural de las generaciones de creadores de arte, que atraen a propios y extraños. Si no existiera ni cultura ni arte mejicanos, tampoco sería posible el auge turístico.

Por eso, el MOCCAM está exigiendo un “incremento sustantivo” en Méjico al presupuesto para la actividad cultural en 2020. Artistas de ese organismo lanzaron una campaña nacional en redes, a corto plazo, cuyas demandas son:

“Que el Presupuesto de Egresos de la Federación, en el ramo cultural, aumente significativamente tras su disminución del 7 por ciento en 2019”. Recordaron que la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), recomienda una inversión pública mínima de 1 por ciento del producto interno bruto (PIB) anual en arte y cultura.

“Que se aprueben iniciativas legislativas federales y municipales que den certidumbre legal al ejercicio y la defensa de la diversidad cultural nacional y a los derechos culturales que marca el artículo 4 de la Constitución”.

Por último, “que se legisle a favor de la seguridad social de artistas y trabajadores de la cultura y el arte”. Para que en nuestros últimos días de vida no acabemos enfermos y solitarios en oscuros rincones, como le ha sucedido a compañeros en Yucatán. Esta campaña tuvo lugar en la víspera de que la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, de la Cámara de Diputados, comenzara la discusión del Presupuesto de Egresos de 2020.  

La campaña del MOCCAM consiste en la puesta en línea de su página web (moccam.net), el lanzamiento de las etiquetas #Mexicosinartistas y #UnoporcientoPIBcultura, así como un video por redes sociales (Facebook / Twitter y Youtube) donde se muestra “qué sería nuestro país sin cultura”.

A eso se sumarán testimonios de actores, bailarines, escritores y músicos, entre otros creadores e intérpretes, también por redes sociales, para que la sociedad civil sepa cómo vivimos, a contracorriente de esa falsa idea de “ser personas privilegiadas, y se conozca nuestras aportaciones sociales y a la economía”. 



edgarrodriguezcime@yahoo.com.mx

Colectivo Cultural “Felipa Poot Tzuc”



 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s