Por qué Margo Glanz no se unió al Gabinete de AMLO

La razón por la que Margo Glanz, Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2010, no quiso formar parte del Gabinete de Andrés Manuel López Obrador quedó al descubierta al ser cuestionada por Daniela Díaz del periódico Nación321.

«Voy a cumplir 90 años en enero, ¿no te parece suficiente razón? Decidí que mi vida es más importante que dedicarme a la política, ya he sido mucho tiempo funcionaria y creo que lo hice bien y ahora quiero hacer otras cosas; quiero seguir viajando, quiero seguir escribiendo y sobretodo estar con mi familia», expresó para ese medio tras participar en la Feria Internacional del Libro de Oaxaca.

La también Premio Iberoamericano de Narrativa Manuel Rojas 2015, precisó que es aficionada a viajar y que el estado de Oaxaca es su lugar favorito dentro de México mientras que París, Francia, tiene un lugar especial en su corazón.

Considerada como una de las escritoras más importantes de su generación y de la actualidad, Granz también se manifiesta a favor del feminismo: «Es fundamental que haya un feminismo, que aboguemos para que no haya acoso, porque tengamos derecho al aborto. Por todo ese tipo de cosas estoy totalmente de acuerdo, lo que no estoy de acuerdo, por ejemplo, es prohibir a Virginia Woolf o a Agatha Christie porque en sus novelas quería que las jovencitas se casaran y dicen que es poco feminista, en la época de Agatha Christie era importante y la respeto, ¿para qué la vamos a corregir?».

Sin embargo, la autora de Las mil y una calorías, novela dietética (Premiá, 1978), externó en la entrevista que no está de acuerdo con el vandalismo, esto, en referencia a la polémica que se desató tras los destrozos y pintas en monumentos emblemáticos de la Ciudad de México como el Ángel de la Independencia.

«Yo no apruebo el vandalismo porque acaba perjudicando a toda la gente, si tú destrozas una estación de Metro, estás destrozando algo colectivo (…) pero por otro lado lo entiendo, hay una furia tan enorme que se desboca, llega un momento en que haz llegado a un límite tal que no mides las consecuencias; es decir, no estoy de acuerdo con eso, pero tampoco estoy de acuerdo en reprimirlo y condenarlo de una manera demasiado maniquea».

Redacción con información de Nación321

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s