José Juan Tablada construyó puentes de diálogo, de conocimiento, desde la literatura y la plástica

La muestra Pasajero 21. El Japón de Tablada presenta una serie de obras realizadas con diferentes técnicas, como xilografía, acuarela, dibujo, fotografía y óleo, en relación con el diálogo que el poeta mexicano tuvo desde finales del siglo XIX con Japón y que transformó en una visión artística constante. La inauguración de esta exposición se efectuó el pasado 23 de julio en el Museo del Palacio de Bellas Artes.

Un numeroso público, formado principalmente por jóvenes e invitados, emprendió un recorrido por las salas Nacional y Diego Rivera para comentar detalles de la exposición y guiar a los asistentes a conocer las obras que conforman la muestra y presentan rasgos de la vida y obra del escritor mexicano José Juan Tablada (1871-1945).

Entre las piezas destacan una serie de estampas hechas por diversos artistas de Japón de principios del siglo XX, que forman parte de la colección que el poeta José Juan Tablada atesoró en sus viajes a dicho país. También se encuentra un grupo de óleos de artistas mexicanos, como José Clemente Orozco, Gerardo Murillo Dr. Atl, Jorge Enciso, Alfredo Ramos Martínez, José Torres Palomar y Miguel Covarrubias, en los que se perciben algunos rasgos de la influencia del arte japonés en la pintura y el dibujo hecho en México.

“México y Japón tienen una larga historia de amistad de más de 400 años y ha sido una muy grata sorpresa descubrir que un gran poeta mexicano, como Juan José Tablada, haya sido aficionado experto del arte japonés, especialmente de las estampas y en su poesía”, comentó el embajador de Japón en México, Yasushi Takase, quien estuvo presente durante la inauguración.

“Tablada contribuyó mucho a la difusión de la cultura japonesa en el México de aquel tiempo. Ahora, a través de las obras delukiyo-e, que fueron seleccionadas por él y son expuestas aquí, muchos mexicanos podrán apreciar la belleza del arte japonés del siglo XIX”, agregó.

En representación de la Secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, la Directora General del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), Lucina Jiménez, inauguró la exposición, acompañada del curador Amaury García, quien además es director del Centro de Estudios de África y Asia de El Colegio de México; el investigador Luis Rius Caso, curador de una parte de la muestra, y el director del Museo del Palacio de Bellas Artes, Miguel Fernández Félix.

Esta muestra nos refiere –dijo Lucina Jiménez- a ese amor y esa pasión que José Juan Tablada despertó, desde temprana edad, alrededor de Japón. Y es muy importante porque ilumina una etapa, hasta cierto punto desconocida, de nuestra historia cultural: ilumina la parte creadora, coleccionista y crítica de alguien que es reconocido por ser periodista, cronista, poeta y literato, pero no así por ser creador, artista visual o coleccionista o también un mediador cultural.

“Sería difícil decir cuál fue el principal aporte cultural de Tablada para abrirnos las puertas a la cultura del Japón; tendríamos que reconocer que él mismo se asumió migrante para transitar estos mundos, hasta cierto punto separados, y así construir puentes de diálogo, de conocimiento, desde la literatura, la plástica y, desde luego, desde el amor que le engendró esta cultura milenaria”, expresó la titular del INBAL.

Destacó que “Tablada hizo poesía y periodismo, pero sobre todo escribió una literatura de un Japón que soñó antes de conocer, y de un Japón que reconoció una vez que transitó todas esas tierras, de las cuales él se declaró el primer asombrado”.

Al comentar el origen del título de la exposición, la Dra. Lucina Jiménez dijo: “Se llama Pasajero 21 porque, en su tiempo, era casi impensable viajar a Japón, porque era viajar en barco en una travesía tremenda. Por ello se puso en duda su viaje y no fue sino hasta avanzado el siglo XXI que la investigación literaria y artística encontró que el 22 de diciembre de 1900, procedente de Yokohama, en el asiento 21 del barco America Maru, que arribó a San Francisco, Estados Unidos, sí hubo un pasajero de apellido Tablada.

“En ese regreso, José Juan Tablada incorpora a la literatura mexicana esa forma de poesía característica del Japón que es el haikú y se le considera el primero en introducirla en la literatura hispanoamericana”, agregó la Directora General del INBAL, quien refirió que en la exposición asistimos al producto de un amplio trabajo de la investigación literaria, filológica, visual y artística que ahora se pone a su disposición y disfrute del público.

La muestra Pasajero 21. El Japón de Tablada se exhibe en las salas Nacional y Diego Rivera del Museo del Palacio de Bellas Artes, donde estará del 24 de julio al 13 de octubre del presente año, de martes a domingo de 10:00 a 18:00. Los domingos la entrada es libre.

FUENTE: INBAL

apb/inbal/24-07-2019

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s