‘Vaharada’, de Melba Alfaro | Enrique Cascante*


Sólo alientos
mujeres ávidas invocando a las erinias


De entre los escombros y ruinas de aquella añeja idea falócrata de la femineidad, alcahueta y melcochosa, chantajista, tan virginal como falsa, tan acomodaticia, algunas otras ideas femeninas —otras mujeres— andan explorando el universo de las sensaciones y las identidades, y avanzan subversivas sobre los territorios históricamente cancelados. Cierto. En su exigente audacia, una suerte de estigma les va distinguiendo de la mujer-hogar, mujer-madre abnegada, mujer-concurso de belleza o bien, mujer-video porno; y contraviniendo sin descanso ni recato, a aquella miopía varonil, se introducen impulsivas y anárquicas en la oscuridad de los derechos negados, rescatando de la experiencia creativa, de las vivencias y participaciones análogas, las transformaciones que ya demandan, fraguándose con esta actitud fortalecida.

Los espacios de la femineidad son demasiados, pero todos han de ser develados, descubiertos, demandados, es la idea. Será quizás acercarse a otras mujeres para descubrir, intercambiar, criticar, proponer, pero también, para saludar a la ternura y a la suavidad de esos otros cuerpos homogéneos y distintos a la vez. No será siempre el varón como leitmotiv único; al fin y al cabo, la pasión del artista encuentra en la fuerza de su impulso expresivo el infinito mundo de los motivos, aún los más inciertos.

Melba Alfaro, escritora de gran pasión, se subyuga ante el misterio del proceso creativo, de sus presupuestos formales e ideológicos. Así, se nos propone como un ser, expandido con sus fantasías y vivencias más íntimas y tiernas… A veces, las más fuertes. Y ahora, nos revela la posibilidad «morbosa» del escritor, del artista de indagar otros territorios, curiosa del mundo marginal por distinto; pero abre un camino femenino de expresión amorosa y sensual; una veta que no conjuga sino más bien, conjura las intenciones morales caducas y la fustiga con ardor, en el intento de librar así el peso histórico de los abusos.


*Prólogo del poemario Vaharada de Melba Alfaro Gómez, publicado por Ediciones Letras en Rebeldía en colaboración con la editorial El Gato bajo la lluvia en su edición de abril del año 2019.


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s