Cinta sobre popular Robin Hood argentino llega a las pantallas

Centrada en la cárcel de Villa Urquiza, en la provincia de Tucumán, la película narra la historia de Bazán Frías, un bandido rural al estilo Robin Hood, que luchaba contra las injusticias y las desigualdades. || BUENOS AIRES, ARGENTINA (Prensa Latina) ||

El colectivo Cine bandido, que aúna a diversos directores, estrenará la semana próxima aquí una cinta interpretada por reclusos del penal de Villa Urquiza, en la que desde una singular historia retratan la vida en las cárceles argentinas.

Bazán Frías, elogio del crimen, lleva por título el largometraje, dirigido por Lucas García y Juan Mascaró, que llegará a las pantallas de manera simultánea en el cine Gaumont el venidero 16 de mayo y en el Eco Select de La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires, para luego seguir su recorrido por otras salas del país.

Centrada en la cárcel de Villa Urquiza, en la provincia de Tucumán, la película narra la historia de Bazán Frías, un bandido rural al estilo Robin Hood, que luchaba contra las injusticias y las desigualdades.

Sumergido en la pobreza que le tocó vivir desde niño y luego de joven, el personaje nacido en la villa de los 7 Lotes, en Villa Alem, a finales del siglo XIX se hizo muy conocido por robar a los ricos para repartir entre los pobres.

Basada en hechos reales, retrata cómo este hombre, con ideas anarquistas, finalmente fue condenado a prisión por un crimen y allí vive una experiencia dura hasta que, cansado de las brutales palizas, logra escapar hasta que en 1923 fue asesinado por la policía cuando intentaba trepar un muro del Cementerio del Oeste.

Para esta cinta documental, sus directores se apoyaron en la actuación de un grupo de internos del penal de Villa.

Entre la ficción y el documental se construye esta película en la cual sus autores buscan hacer reflexionar a la sociedad de cuánto ha cambiado el sistema carcelario después de transcurridos 100 años.

Hoy Bazán Frías está enterrado en el Cementerio del Norte, camposanto de las clases

populares tucumanas y es como un santo popular, con su tumba repleta de agradecimientos y pedidos, para muchos el ‘santo de los presos’.

Un siglo después de su muerte, son los internos del Penal de Villa Urquiza los que deciden formar parte de un taller para representar la vida de este bandolero y en el seguimiento de su representación logramos identificar puntos en común donde el pasado y el presente se tensionan, señalan sus realizadores.

Resaltan además que durante tres meses captaron con su lente aquella cárcel sobrepoblada, donde a pesar de lo asfixiante y opresivo de ese lugar, los presos tuvieron las ganas de sobreponerse y poner el cuerpo para poder filmar esta película.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s