Canto y música de protesta, origen del ‘reguetón’ y antes del mercantilismo

En Puerto Rico, desde finales de los años 90, un ritmo lleno de letras controversiales, acordes contagiosos y bailes desenfrenados ha dominado la escena musical para luego conquistar el mercado internacional: el reguetón. Pero, a pesar de las grandes cantidades de dinero que maneja esta industria, la isla poco se beneficia de ello en términos económicos. En ‘Cartas sobre la Mesa’, desde Puerto Rico, Luis Castro y sus invitados hablan sobre las polémicas generadas por el reguetón.

En esta nueva edición de ‘Cartas sobre la mesa’ el debate gira en torno a un género musical que ha suscitado tanta polémica como adhesión a nivel mundial: el reguetón. Surgido en Puerto Rico, los invitados indagaron sobre los orígenes y los debates en torno a este tipo de música.

Al respecto, Jaime Torres, periodista musical y colaborador de la Fundación Nacional para la Cultura Popular de Puerto Rico, recuerda que el reguetón es “una expresión propiamente juvenil y se origina bajo la influencia del hip-hop neoyorquino”. Por su parte, el compositor y cantante de rap Luis Díaz añade que “tuvo otros nombres”, como ‘underground’. Sin embargo, remarca que “aquello que era una mezcla entre rap y reggae, evolucionó a otra cosa cuando entraron los sellos disqueros y ahí es reguetón”.

“Cuando empezamos a cuestionar esa música que estaba surgiendo de las bases populares, las casas disqueras vieron que tenía potencial comercial y lo cogieron como mercancía”, completa Martha Quiñones, profesora de Ciencias Sociales en la Universidad de Puerto Rico y doctora en Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid. “Les dijeron: ‘Tienes que hablar de esto y dejar la música de protesta'”, agrega.

Entre el negocio y lo popular

Todos los invitados coinciden en que existe una tensión y matizan sobre los aspectos característicos del género musical. No obstante, reconocen que hoy ha sido cooptado por las grandes empresas musicales.

Para Díaz, “es un producto cultural de una clase social y está reflejando todos los valores –positivos y negativos– de ese sector”, no obstante, dice, “lo que han hecho es domesticarlo, pacificarlo”. Por su parte, Torres matiza el carácter popular al señalar que “la ausencia de la mujer arroja luz en el sentido de que no es una representación cabal del pueblo”. Mientras que Quiñones sostiene que “le cambiaron el sentido original y se fueron por el lado sexista”.

El cantante de rap y profesor de música destaca que viven en una sociedad que “es patriarcal y completamente machista”, por eso, “no hay una narrativa que cuente esa experiencia de ese otro lado de la humanidad”.

¿Producto de exportación o premio consuelo?

La doctora en Filosofía sostiene que el reguetón habla “como se habla popularmente en Puerto Rico”. Por eso, es “la venganza del colonizado puertorriqueño”, que “conquistó el mundo” en “el idioma de la calle de Puerto Rico”.

“Escuchen a esos jóvenes, veamos lo que están tratando de decirnos para entender la sociedad que tenemos y resolver los problemas”, dice.

Sin embargo, Díaz analiza que se trata de un “premio consuelo para que la psicología del pueblo esté saludable”. “Para sentir que somos algo, que tenemos personalidad propia, que somos un país de verdad”, concluye. (RT: http://bit.ly/2PgAVQs)


Lee nuestro periódico digital de este miércoles:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s