Un cuarto de hotel en el paraíso literario de Coral Bracho | Armando Pacheco

cuarto de hotel coral bracho

La llegada a un hotel, pagar la habitación que está ocupada; esperar. Ver sin ser visto, sentir que un niño te sostiene la mirada; una ventana opacada por una nueva estructura, el fantasmagórico patio. Creer que se está prisionero en un cuarto; la soledad entre inquilinos. El pensamiento de estar caminando en los pisos de un antiguo colegio, carcomido y transformado por los años, y el resurgimiento del ser, son sólo algunas de las imágenes que pueden penetrar, de primer impacto, en la mente del lector de “Cuarto de hotel”, libro de la escritora mexiquense Coral Bracho publicado por la Secretaría de Cultura de San Luis Potosí y Ediciones Era en el año del 2007.

Con una propuesta diferente a la de sus trabajos anteriores, la autora del “Ser que va a morir” (Premio Aguascalientes de Poesía 1982), nos incita a una lectura de inicio a fin, sin las pausas de minutos u horas; un poema lleva al otro, se entrelazan en una historia poética que culmina con el goce de impresiones inesperadas para quien lee. Desde el primer texto, la palabra, el ritmo, las imágenes, introducen al relato de la voz lírica: /Comenzaron a llamarte la piedras, respiraban,/sus numerosos rostros, su palpitar/gesticulante/desde los muros. Veías/la entrada de la cueva y sabías. Tótems/fundiéndose. Una/respiración sobre otra. Es para ti. ¿Y qué habría/sido?/¿Y de ti qué habrían ganado y para qué?/Pero no entraste, sólo/te quedaste mirándolas./

La voz testiga, la íntima mirada de los sucesos; la vivencia propia, el presentimiento misterioso de estar y el no estar, de transportarse, de concebirse encerrado entre cuatro paredes: /No podemos salir del cuarto/porque es imposible empacar./En los objetos no hay proyecto de orden/ni solidez./No hay contorno ni peso/en que se identifiquen./Su condición inalterable/los hace cada vez menos comprensibles,/cada vez más ajenos./Más semejantes a nosotros./

Con este poemario, Coral Bracho reafirma su búsqueda poética, la unión entre el ritmo, la imagen y la pasión por la palabra; nos demuestra que la sencillez lingüística puede ser portadora de gran expresión literaria, dejándose atrás el hermetismo del contexto y la rigidez de las estructuras de las que no carece la poeta. A su vez, Invitan al lector a presenciar los momentos, ser protagonistas táctiles de los muros que conforman la creación de espacios o escenarios de la historia poética de “Cuarto de hotel”: /Hay lugares que se tocan/en el filo/de lo que somos; otros/urden sus cauces. En ellos/se hunde este sol./ En ellos entra,/incontenible,/el torrente. Llena/de voz los cuartos, de murmullos/encendidos/los patios, la avidez del umbral;/un palpitar de fuego,/un manantial incandescente…/

Dividido en seis apartados, los 38 poemas que integran el libro son la exploración hacia lo íntimo del ser humano, los diferentes orbes que vive, es uno mismo en su propia naturaleza. De esta forma, el ejemplar puede estar en manos del quien inicia en la poesía como del ya experimentado lector y conocedor de formas y herramientas de creación literaria; no es un libro complejo ni en forma ni en contenido; es, en palabras de quien opina, un poemario exquisitamente tratado. 


Reseña literaria publicada originalmente en septiembre de 2013 en este mismo medio


Armando Pacheco: (Nezahualcóyotl, Estado de México; 17 de diciembre de 1980): radica en Mérida desde 1985Es escritor, periodista (reporteril, edición y opinión) y músico de folclore latinoamericano. Primer Lugar Premio Regional de Poesía “Syan Ca’an Bakhalal 2016. Primer Tercer Lugar del Premio Nacional de Poesía Joven Jorge Lara Rivera 2010. Primer Lugar del Premio Estatal de Poesía Joven Jorge Lara Rivera, ediciones 2003 y 2006. Mención de Honor Premio Regional de Poesía José Díaz Bolio, ediciones 2005 y 2006. Becario del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Yucatán 2007. Coordinador de la Sala de Lectura Melba Alfaro Gómez (Conaculta/ICY) desde 2003, y hoy biblioteca del mismo nombre. Fundador del portal y colectivo Letras en Rebeldía, en 2006, 2013, respectivamente, y del periódico cultural Arte y Cultura en Rebeldía, 2013. Cooeditor del Mapa Poético de México, edición 2008. Autor de las plaquetas: Entidad en el exilio y otros poemas de añoranza (Ediciones Zur, Catarsis El Drenaje Literario e ICY, 2007) y Memorial del poeta errante (Ediciones Letras en Rebeldía, Editorial El gato bajo la lluvia (2015) . Antologado en los libros La Otredad (2006), Palabrando (2006), Nuevas voces en el laberinto (2007) y Cultura de Veracruz (2008). Publicado en las revistas Navegaciones Zur, Cantera Verde, Cultura de Veracruz, Letralia, entre otras. Reportero y editorialista del Diario del Sureste (1999-2001), Crónica de Quintana Roo (2001-2002) y Tribuna de Campeche (2002-2003). Del 2011 hasta noviembre de 2014 fue reportero, editorialista, editor y director editorial del periódico digital Yucatán Hoy. Actualmente es director general de Arte y Cultura en Rebeldía.


Licencia Creative Commons
Esta reseña literaria está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0 .


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s