Petróleo venezolano, el verdadero interés de Estados Unidos | Odette Díaz Fumero

Los recursos energéticos y minerales presentes en territorio venezolano, con especial atención en sus reserva petroleras, constituyen hoy el verdadero interés intervencionista del Gobierno de Estados Unidos.

El presidente del país sudamericano, Nicolás Maduro, denunció el pasado 23 de enero que el principal objetivo de imponer un nuevo Ejecutivo nacional por parte de la administración del mandatario, Donald Trump, responde a las pretensiones de apoderarse de las reservas naturales presentes fundamentalmente en la Franja del Orinoco.

‘Tienen la ambición por el petróleo, el gas y el oro. Les decimos: esas riquezas no son de ustedes, son del pueblo de Venezuela y así será para siempre’, sentenció el jefe de Estado luego de informar la ruptura de las relaciones diplomáticas y políticas con Washington.

Datos del Ministerio del Petróleo venezolano reseñan que a partir del 1 de enero de 2017, el territorio quedó reconocido con la mayor estimación de reservas de crudo probada de cualquier país, incluso Arabia Saudita.

Las cifras indican que hasta noviembre de 2017, la nación contaba con 300 mil millones 878 mil 33 barriles en reservas reconocidas en la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez.

Ante tantos recursos por explotar y luego de la toma de posesión de Maduro para un segundo mandato 2019-2025, la Casa Blanca comenzó a considerar la expansión de sus sanciones al crudo venezolano para sumar presión económica contra el presidente constitucional.

En ese sentido, analistas internacionales del sector confirman que el objetivo de Trump, más allá de impedirle a Venezuela la venta de petróleo a países como China, Rusia y Turquía, es el de asegurarse una fuente estable de hidrocarburo para atender el creciente mercado estadounidense, el cual no se abastece con sus actuales producciones.

Un informe emitido por el Departamento de Energía norteamericano el pasado 16 de enero, reveló que las reservas bajaron en 2,7 millones de barriles, para situarse en los 437,1 millones.

Otra de las ventajas energéticas venezolanas es las reservas de gas probadas, con 198,3 billones de pies cúbicos, 2,3 billones de ellas distribuidas en las áreas de Maracaibo, Maturín, Barcelona, Cumaná y Barinas, y 718,7 yacen en los bloques de la Faja Petrolífera.

Sin embargo, no sólo con petróleo y gas cuenta el Gobierno venezolano, una fuerte campaña internacional, -promovida también por las autoridades norteamericanas-, enfrentan para explotar el Arco Minero donde se concentran las reservas de oro, diamantes y otros minerales como el coltán.

Las incesantes acciones contra la zona rica en recursos minerales han pretendido aumentar los niveles de asfixia económica de Venezuela, al presentar el oro venezolano como producto de tráfico y corrupción.

A pesar de las sanciones, la nación suramericana percibió un aumento del 200 por ciento en sus exportaciones no petroleras el pasado año con relación al 2017, principalmente con el oro vendido a Holanda, Portugal, España, Suecia, Suiza, Estados Unidos, Reino Unido y, especialmente, a Turquía con una venta de 23,62 toneladas valoradas en 900 millones de dólares.

La certificación de más de 30 campos del metal dorado en 2018, llevó a Venezuela a establecerse ‘como la segunda reserva más grande de oro del planeta’.

Es evidente entonces por qué Washington insiste en asfixiar al Ejecutivo bolivariano, sin embargo, ¿qué pasaría si deciden realizar un embargo petrolero a los reservas venezolanas?

Estados Unidos, según datos de su máxima entidad energética, importó en 2018 unos 500 mil barriles de crudo de la nación sudamericana al día.

Frente a esos indicadores si la Casa Blanca decidiera bloquear de una vez y por todas las transacciones del crudo con Caracas, provocaría que las refinerías de la Costa del Golfo, -los mayores compradores de petróleo pesado y extrapesado provenientes de Venezuela-, se quedarían cortos en sus materias primas para la producción energética estadounidense.

Economistas reseñan que la baja de importación provocaría una subida de los precios de la gasolina a nivel federal, en un contexto de futuro colapso económico del sistema financiero basado en el dólar.

Igualmente, una investigación realizada por la agencia Reuters cita a operadores de las refinerías norteamericana, quienes aseguran que probablemente la decisión del embargo obligue a Venezuela a enviar más crudo hacia China, India u otros países asiáticos, mientras ellos dependerán de la limitada disponibilidad del crudo canadiense y mexicano.

Asimismo, enfatizaron que Estados Unidos podría necesitar vender petróleo de la Reserva Estratégica para cubrir el déficit de suministro, mientras se garantizan los envíos adicionales de Canadá o México.

FUENTE: PRENSA LATINA

Anuncios

Un comentario en “Petróleo venezolano, el verdadero interés de Estados Unidos | Odette Díaz Fumero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s