Kekén no cesa en su ambición; ahora contamina cenotes en Tabi

Autoridades y campesinos de Tabi denunciaron el daño provocado por una granja de cochinos; aseguran que el agua de ese lugar les sirve para tomar, preparar sus alimentos y bañarse. || SOTUTA, YUCATÁN (José Luis Díaz Pérez | Diario Por Esto!) ||

Autoridades y campesinos de la Comisaría de Tabi, municipio de Sotuta, denunciaron la contaminación de los cenotes provocada por una granja de cochinos de Kekén.

Aseguran que el agua de ese lugar les sirve para tomar, preparar sus alimentos y bañarse cuando la bomba del agua potable no sirve.

Señalaron que este problema ya tiene muchos años pero que ninguna autoridad se ha ocupado de atenderlo. Asimismo pidieron que se analice el agua para evitar enfermedades, sobre todo entre los niños.

Señalaron que la granja de la empresa Kekén opera desde hace 40 años en los límites de esa comunidad.

“Hay una granja que está contaminando el agua del pueblo porque cuando lanzamos una piedra al cenote que está aquí en pleno centro del pueblo se ve como con aceite y se necesita limpiarlo y que se haga una inspección; es lo que queremos saber, nunca nadie ha venido a ver el problema”, dijo el secretario de la comisaría de Tabi, Walter Moo Santiago.

–Esta situación nos perjudica porque cuando se echa a perder la bomba del agua potable y que tarda hasta tres o cuatro días en lo que la componen tenemos que venir a sacar agua del cenote para bañarnos, para cocinar y para beber, la colamos y así la tomamos, no tenemos forma de ponerle cloro; creo que está contaminada porque está conectado todo, son como 8 kilómetros del cenote a la granja y allá hay otros cenotes que también están contaminados”, agregó.

–“Tenemos una zona de árboles que cuidamos para cuando alguien de la comunidad necesita construir su casita va y corta madera pero el terreno está en los límites de la granja de cochinos, lo tenemos conservado, son cedro y caoba aunque hay temor de alguna afectación porque se pasaron de la mensura a nuestro ejido, rasparon con máquina y eso nos perjudica, deben de respetar los límites”, dijo, por su parte, el ejidatario Manuel Jesús Cuxín Moo.

Indicaron que como los dueños de la granja ni siquiera se han preocupado en visitar el pueblo o sus alrededores para verificar si las aguas residuales de su empresa no causan afectaciones, los campesinos de Tabi buscarán alternativas de solución.

Finalmente solicitaron ampliar la carretera que comunica la cabecera municipal de Sotuta con la comisaría de Tabi es muy estrecha, sobre todo porque los grandes camiones de la granja Kekén ponen en peligro la vida de quienes viven de la recolección de la leña y que la trasladan en triciclos o bicicletas.

ENLACE: https://bit.ly/2Wk0kfx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s