Michelle Fridman Hirsch, la más soberbia del Gobierno de Vila Dosal

Para lo que a Michelle Fridman Hirsch representa una inversión para lograr más derrama económica para el estado de Yucatán, para la gran mayoría de los ciudadanos es simplemente un gasto que no se puede hacer sobre todo cuando existen carencias en la entidad.

Y es que ella, como titular de la Secretaría de Fomento Turístico (Sefotur), y su jefe supremo, Mauricio Vila Dosal, viajan en nombre de promocionar Yucatán y mejorar las relaciones entre los países a donde acuden.

“No dejaré de salir a las ferias porque ahí es donde están representantes de la industria turística que mañana dejarán mayor derrama económica”, dijo la flamante funcionaria en una entrevista con el Diario de Yucatán, medio que parece ser oficialista en cuanto llega un gobierno emanado del Partido Acción Nacional (PAN).

Pero esto es lo que argumenta en otras tantas entrevista que ha concedido a medios que reciben su “moche (o pago de publicidad oficial)” por parte del ahora Gobierno que tiene como slogan “Juntos transformemos Yucatán” en una muy mala copia del de “Juntos Haremos Historia” que llevó a la Presidencia a Andrés Manuel López Obrador, líder de centro-izquierda.

Es así como Gobernador y funcionario promueven como logros suyos lo que ya estaba pactado con otros gobiernos, engañan a los lectores con supuestas gestiones recientes con otros países e incluso la labor altruista de clínicas especializadas de EEUU; igualmente presumen participación a ferias con estados donde gobierna el PAN.

Pero lo imperdonable es que en tan sólo tres meses, la Fridman Hirsch se anda vanagloriando de que está haciendo un buen trabajo, esto, pese a su fallido primer festival internacional de la trova (así, con puras minúsculas) donde se gastó alrededor de 10 millones de pesos, que ojalá, esos periódicos legendarios, le pidan cuentas claras y a la brevedad, pues nadie sabe y nadie supo, quién aportó, cuánto aportó, cuál fue la ganancia y a dónde irá a parar la misma.

En resumen: así como el PRI tuvo a su soberbio Jorge Esma Bazán, a todas luces, el partido ultraderechista, que hoy gobierna Yucatán, no se queda atrás con la señora Fridman que siempre se anda escudando en el beneficio de Yucatán, una entidad, que no la ha visto ni nacer, ni crecer, pero sí cobrar de ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s