Cierre gubernamental, mancha en segundo aniversario de Trump | Martha Andrés Román

El presidente Donald Trump cumple hoy (por el 20/01/2019) dos años en el poder en medio del cierre de Gobierno más prolongado de la historia estadounidense, el cual le ha restado apoyo al mandatario incluso entre su base republicana.

Durante casi 24 meses en los que contó con una mayoría de la fuerza roja en las dos cámaras del Congreso, el jefe de la Casa Blanca no logró asegurar los fondos para cumplir una de sus principales promesas de campaña, la edificación de un muro fronterizo, y el deseo de esa barrera mantiene paralizada a una parte de la administración.

En diciembre pasado, después de que el Senado aprobó leyes de gastos provisionales que hubieran financiado el Gobierno hasta el 8 de febrero, y cuando parecía que la Cámara de Representantes también las avalaría, Trump dijo que no iba a firmar ninguna legislación que careciera de dinero para la pared.

Ante la amenaza del presidente, la Cámara Baja dio luz verde a un proyecto que incluyó 5,7 mil millones de dólares para levantar la barrera en los límites con México, pero tal iniciativa no prosperó en el Senado.

La falta de acuerdo llevó a que desde el pasado 22 de diciembre un cuarto de los departamentos y agencias federales del país solo pueden realizar funciones básicas, y más de la mitad de sus 800 mil empleados trabaja sin recibir salarios, mientras los otros permanecen suspendidos en sus casas.

Entonces el jefe de Estado llega a su segundo aniversario en el cargo con un estancamiento en lo concerniente al muro y el cierre gubernamental, y con menos ventaja política que la mantenida en el periodo previo, pues ahora son los demócratas los que controlan la Cámara Baja.

Una encuesta de NPR/PBS NewsHour/Marist difundida el 17 de enero arrojó un incremento en el índice de desaprobación del gobernante durante el último mes, pues el 53 por ciento de los sondeados dijo rechazar su labor, cuatro puntos porcentuales más que en diciembre.

Con respecto a quienes afirmaron respaldarlo, el índice descendió del 42 al 39 por ciento, y como dato más alarmante para Trump, el estudio mostró una pérdida de apoyo en sectores que tradicionalmente aprueban su trabajo, como los hombres de zonas suburbanas o los evangélicos blancos.

En sentido general, el promedio de encuestas del portal digital Real Clear Politics muestra que el jefe de la Casa Blanca tiene un nivel de aprobación del 41 por ciento y una desaprobación del 55,5.

Ni esos números ni el estancamiento gubernamental deben ser motivos de celebración para Trump, quien ayer en la Casa Blanca lanzó una propuesta para, según manifestó, reabrir el Gobierno y poner fin a lo que él califica de crisis en la frontera sur, un término rechazado por algunos medios y analistas.

A cambio de recibir los 5,7 mil millones de dólares para el muro, ofreció tres años de alivio legislativo para 700 mil jóvenes indocumentados beneficiarios del Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia y una extensión de igual tiempo para inmigrantes que se encuentran en Estados Unidos bajo el Estatus de Protección Temporal.

Pero los demócratas rechazaron el plan del jefe de Estado, al manifestar que después de usar a los empleados federales como rehenes para un fin político, pretende hacer lo mismo con inmigrantes protegidos por programas que el propio mandatario decidió eliminar.

En lugar de respaldar la propuesta, llamaron a Trump a reabrir de inmediato el Gobierno para después discutir el tema de la seguridad fronteriza, la inmigración y el muro.

Más allá de ese panorama inmediato, el presidente norteamericano puede presumir de un buen desempeño económico del país, con crecimiento del Producto Interno Bruto, una tasa de desempleo muy baja y un auge del mercado de valores.

Pero a ello se unen los efectos de una guerra comercial con China promovida por el propio gobernante, a la cual ambos países tratan de ponerle fin actualmente mediante negociaciones, y analistas advierten que el cierre gubernamental también puede tener su impacto negativo en la economía.

Otro logro del jefe de Estado en el último año fue obtener la confirmación de un segundo juez nominado por él a la Corte Suprema del país, Brett Kavanaugh, luego de conseguir lo mismo en 2017 con Neil Gorsuch.

En política exterior, durante los pasados 12 meses realizó un encuentro histórico con el líder de la República Popular Democrática de Corea, Kim Jong-un; continuó con las sanciones contra esa nación y otros países como Irán y Rusia; arreció la hostilidad contra Cuba, Venezuela y Nicaragua; y anunció la retirada de tropas de Siria en medio de fuertes críticas, entre otros eventos.

Durante ese tiempo, continuó en el centro de atención la pesquisa sobre la presunta interferencia rusa en las elecciones de medio término de 2016 y una supuesta complicidad de su campaña, con momentos clave como la condena contra su exabogado personal Michael Cohen por varios delitos, entre ellos violaciones de financiación de campaña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s