López Obrador y Jair Bolsonaro: Agua y aceite | Aída García Naranjo Morales

Nuestro continente  vive signado  en un escenario en que izquierdas y progresismos  en América Latina han perdido las elecciones en varios países y surgen nuevas propuestas ultraconservadoras. El pasado diciembre 2018 definió un nuevo escenario latinoamericano.

El triunfo de Manuel López Obrador en México y el de Jair Bolsonaro en Brasil expresan  la tensión de derecha / izquierda  en el continente, sin perder de vista que urge sumar otras contradicciones, en tanto son  persistentes en nuestros pueblos otros procesos para  enfrentar la lógica neoliberal, en donde  “resistir es tan valioso como arremeter”.  Resulta de singular importancia tomar nota de estos procesos y los nuevos desafíos políticos de la agenda electoral del 2019.

2018/2019 en México y Brasil

AMLO: “Hare cuanto pueda para obstaculizar  la regresión”

Termina el año excepcional y se produce un contrapunto norte /sur en nuestro continente. El nuevo presidente de México  Andrés Manuel López Obrador y los integrantes del nuevo parlamento  mayoritariamente de izquierda, representan esperanza  y expectativas a pesar de las dificultades que enfrentan; y en Brasil  el cuadro político actual, con el inicio de su mandato, dará aliento a las fuerzas de la derecha en el  continente,  en busca  de una estrategia  común del conservadurismo  latinoamericano.

Fui invitada a la asunción de mando (o Rendición de Protesta) de Andrés Manuel López Obrador, AMLO, acrónimo  por el cuál es conocido el líder de  izquierda que corono 42 años de lucha social,  la que se inició con la defensa de las comunidades chontales de su natal Tabasco.

El  gobierno del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA)  ha ganado  entre  la población la más grande de las expectativas. Luego del triunfo abrumador de AMLO, con el 53.17% de la votación, convirtiéndose así en el presidente más votado de México  y con mayoría de  izquierdas  en las dos Cámaras del Poder Legislativo.

El gobierno que asumió el mando del 1 de Diciembre con un programa de “Cien Compromisos”, que busca  poner fin a 36 años de  políticas neoliberales en México y al fracaso  del modelo político  y la inmensa  corrupción pública  y privada enfatizó que el modelo empobreció a la población.

En su  primer mes de gobierno, AMLO se ha esmerado en probar que está en curso “un cambio de  régimen  político”  como afirmó en su discurso de posesión el  1º de Diciembre en que nos hicimos presentes con una delegación de 40 organizaciones políticas de América Latina, miembros del Foro de Sao Paulo.

Las promesas de campaña con símbolos de austeridad se pusieron en marcha.  Colocó a la venta el lujoso avión usado por Peña Nieto e hizo uso  para su desplazamiento,   al interior  del país, de una línea aérea comercial. La residencia oficial de Los Pinos  fue puesta a disposición de las visitas de la población, que el  primer día  recibió  a 30,000  visitantes, número similar se ha mantenido día a día, AMLO  vivirá en su propia casa.  Inició el plan de austeridad del gobierno  reduciendo  en 60%  su  propio sueldo  y promulgó una ley en que  ningún funcionario  público  ganará un sueldo  por encima del salario del Presidente. Frente a ello, sectores del Poder Judicial  vienen expresando su rechazo, mas no están en condiciones de entrar en desacato frente al Ejecutivo y  Legislativo. Dispuso el incremento del salario mínimo, la defensa de los derechos de los migrantes, la instalación de la comisión de la verdad y la defensa de los más pobres, vía un conjunto de políticas económicas y sociales .

La Seguridad Pública y la Lucha Anticorrupción, constituyen sin duda los principales   desafíos  de AMLO, así como la  proyección de un crecimiento anual de PBI  al  4%  durante su mandato (antes 2% en el 2017) y el respeto a la autonomía del Banco Central. Es una gestión que se presenta auspiciosa, definiéndose AMLO capaz de  transformar México y  que ofrece  “mandar obedeciendo”.

El escenario  del Zócalo con 200,000  personas expectantes  de su mensaje, los rituales,  para recibir el Bastón de Mando en clave de pueblos  originarios y marginados, símbolo de servicio  e identidad nacional, así como los signos de austeridad  con el ejercicio del poder  conmovieron y convencieron  en una ceremonia  tradicional  realizada por parte de representantes  de los pueblos indígenas  de México. Se trata de uno de los símbolos  más importantes y más cargados de significados culturales  que se ha venido enriqueciendo  a lo largo de las transformaciones  históricas de México.

Es obvio que  el voluntarismo no basta, sin embargo,  tiene a su favor también la buena voluntad  de millones de mexicanas y mexicanos frente a las frustraciones con el desempeño de los líderes  anteriores. AMLO anuncio  que se someterá a la revocatoria  de su mandato a medio término.  Sin embargo, la agenda interna limitará el espacio de una proyección regional, poniendo por delante la defensa soberana de los intereses de su país y adelantó frente al grupo de Lima que México no romperá relaciones con Venezuela, ratificando así el respeto a la soberanía de las naciones y una política de no injerencia, desmarcándose del alineamiento con la política exterior militarista de Trump.

Bolsonaro: “La fujimorización  es la salida para Brasil”

De otro lado en el sur, el Tribunal  Superior Electoral  (TSE)  en Brasilia,  acreditó al Presidente  electo Jair Bolsonaro (ultraderechista) y a su vicepresidente el general  Hamilton  Mourao el 10 de Diciembre.

Bolsonaro (exparacaidista y con 26 años de diputado federal), llega al gobierno de Brasil  luego de la ruptura del pacto  democrático  vigente a través del golpe jurídico parlamentario y el juicio contra Dilma Rousseff en el 2016 y la prisión de Lula, el mayor liderazgo de la izquierda, que fue vacado de la disputa electoral del 2018, dato estratégico para analizar  la victoria conservadora  y reaccionaria.  Bolsonaro  en base a una predica ultra conservadora  en  las costumbres  y  con  extensa base  evangélica  neopentecostal, formo un amplio frente político de fuerzas poderosas del establishment  económico  financiero brasilero  y  de fuerzas  externas, unidos por  el objetivo de extirpar a la izquierda del escenario político y reestablecer un rol  subordinado  de Brasil bajo el paraguas de EEUU.

En el campo de la izquierda y las fuerzas progresistas con Fernando Haddad a la cabeza (PT, PCdoB, MAS, PROS) obtuvieron 47 millones de votos, movilizando  un poderoso movimiento cívico en defensa de la democracia y los derechos civiles y un proyecto de desarrollo más  soberano de Brasil.

La victoria  de la extrema derecha en Brasil   marca el fin del ciclo político  democrático de los últimos 30 años, abierto  con la “promulgación  de la  Constitución  Federal  de 1988. El voto a Bolsonaro sin embargo, “no es un voto fascista, ni por estado mínimo, privatizaciones, ni reformas ultraliberales”. Si bien es cierto se alzó con el triunfo de 54 millones de votos, un total del 61% del electorado brasilero no voto por esa propuesta.

Entre cumbres y conferencias 

El diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente, fue el organizador el 8 de Diciembre  en la ciudad de Foz de Iguazu, de la llamada “Cumbre Conservadora de las Américas” que  congregó a representantes  de la derecha de un pequeño grupo de personas  de cinco países  de  la región, cuyo objetivo es poner fin a las “dictaduras comunistas”. La cita fue apoyada por el Presidente y asistieron ciudadanos de Colombia, Chile, Venezuela y Nicaragua, cuyos discursos se centraron “contra el comunismo y el Foro de Sao Paulo”  al que pertenecen  las organizaciones políticas  de la Izquierda Latinoamérica. El venezolano Roderick  Navarro  del Movimiento Rumbo Libertad  instó a la derecha regional  a la “Unidad frente al Foro de Sao Paulo,  que es una amenaza para el occidente” (El Comercio  Perú 8/12 /2018)

Por otro lado reunidos en la ciudad de Sao Paulo, Brasil, los días 8 y 9 de Diciembre, el Grupo de Trabajo  del Foro de Sao Paulo  (FSP)  confirmamos  el diagnostico  señalado  a lo largo de estos últimos años,  ante la ofensiva conservadora en América Latina  y el Caribe, sobre aquellos países que en la historia reciente adoptaron regímenes progresistas y de izquierda. Señalando que la crisis iniciada la última década tuvo repercusiones  en los bajos índices de crecimiento económico  y el fortalecimiento del proteccionismo, como lo expresa la guerra comercial entre EEUU y la República Popular China, favoreciendo el ascenso de partidos de extrema derecha, que     imponen ajustes estructurales neoliberales,  violando los derechos humanos  y sociales en general.

Frente a ello desde el FSP se busca: impulsar: el Plan de Acción: “Defendamos  América Latina y el Caribe como zona de paz” y la construcción  de un  amplio frente político latinoamericano  y caribeño  a través del “Consenso  de Nuestra  América“, en defensa de los Derechos Humanos y Sociales, el combate al neoliberalismo y la defensa intransigente  de las libertades democráticas.

Los días  10 y 11 de Diciembre del 2018, con motivo de la celebración del 70º aniversario  de la Declaratoria  Universal de los Derechos Humanos, se realizó en Sao Paulo  con el auspicio de la Fundación Perseu  Abramo,  la Conferencia   Internacional  en Defensa de la Democracia.

Tres jornadas  de debate  marcaron la conferencia: El  conservadurismo  y la extrema derecha en el mundo actual, las respuestas democráticas y progresistas y sus alternativas  y  los caminos  de la lucha por la defensa de la Democracia.

Panorama  2019

Tendremos varias disputas  electorales en el 2019,  en El  Salvador, Ecuador , Uruguay, Argentina y Bolivia, que nos permitirán  optar entre las políticas progresistas y los esfuerzos por enfrentar  la lógica neoliberal  y patriarcal  con los retrocesos políticos, sociales y económicos propuestos por la derecha; serán agua y aceite las apuestas   antagónicas del 2019. Nuevas victorias se hacen necesarias para reconfigurar el panorama político de América Latina.

*Ex Embajadora del Perú en la República  Oriental  del Uruguay  y Representante  permanente ante ALADI y MERCOSUR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s