Haddad busca fortalecer en Uruguay una red mundial de protección de la democracia

Así lo expresó el integrante del progresista Partido de los Trabajadores (PT) en el marco de su participación en un acto en la sede de la principal central sindical del país, el PIT-CNT. || MONTEVIDEO, URUGUAY (EFE) ||

El candidato a la Presidencia de Brasil derrotado en el balotaje del pasado octubre por el ultraderechista Jair Bolsonaro, Fernando Haddad, visitó Montevideo en busca de fortalecer en Uruguay los vínculos para la conformación de una “red mundial de protección de la democracia”.

Así lo expresó el integrante del progresista Partido de los Trabajadores (PT) en el marco de su participación en un acto en la sede de la principal central sindical del país, el PIT-CNT, y añadió que la victoria de la extrema derecha en Brasil es reflejo de una ola que “preocupa a todos los demócratas” y que amenaza a todos los países de la región.

“Queremos hacer una red de protección de la democracia en el mundo con importantes protagonistas como Bernie Sanders (EE.UU.), Yanis Varoufakis (Grecia), (Juan Carlos) Monedero (España), (José) Pepe Mujica (…) porque entendemos que hay una ola conservadora muy preocupante en el mundo que pone en riesgo derechos sociales, civiles, políticos y ambientales, incluso. Una amenaza importante que tenemos que frenar”, recalcó a la prensa.

Arropado por el público con aplausos y gritos de “Ele nao”, consigna en contra de Bolsonaro, y “Lula Livre”, en referencia al expresidente de Brasil Luis Inácio Lula da Silva (2003-2011) condenado a 12 años de cárcel por corrupción, Haddad defendió el trabajo hecho por su partido y el progreso logrado en el gigante sudamericano durante los casi 13 años de Gobierno.

En ese sentido, atribuyó su derrota en las última elecciones a los escándalos de corrupción en el país y también a la difusión de las “fake news, noticias falsas en las que se basaron la campaña política del presidente electo y sostuvo que es preferible “perder las elecciones” en vez de “perder la relación con la población que necesita” a la izquierda.

“La crisis económica, política, los escándalos de corrupción, todo pesó para crear en el país un sentimiento en contra del sistema en su totalidad (…) Debemos tener cuidado con las informaciones falsas a las que el pueblo tiene acceso a través de las redes sociales. Son un fenómeno nuevo y Brexit, Trump y Bolsonaro tienen que ver con ello y tenemos que profundizar los estudios para saber por qué la gente es tan vulnerable a ellas”, alertó.

Además, señaló que es normal en una democracia que un Gobierno de izquierda dé paso a uno de derecha tras muchos años en el poder, pero que es grave que la ultraderecha esté ganando espacio, incluso en los países donde no ha logrado una victoria, ya que considera que legitiman con su discurso cambios “malévolos” en la sociedad a través de la “fuerza del ejemplo”.

Explicó que Bolsonaro solo asumirá la Presidencia el próximo 1 de enero pero ya “destrabó” un proceso por el que, ahora, las personas, aunque no hayan cambiado de idea, ven de forma más natural determinadas acciones en contra de los derechos humanos como, por ejemplo, el asesinato de líderes rurales en Brasil.

También criticó el gabinete ministerial repleto de militares designados por el capitán de la reserva del Ejército y el discurso de algunos en contra del Mercosur, así como las intenciones anunciadas de retirar a Brasil del Acuerdo de París y del Pacto Global para una Migración Segura, Ordenada y Regular.

Para combatir esta ola de ideologías neofascistas, nacionalistas y de Estado Nación que conducen hacia un mundo bipolar antidemocrático comandado por dos potencias, Estados Unidos y China, Haddad reforzó su apuesta y la de su partido por el multilateralismo y por la “radicalización de la integración regional”.

Según el político, la única manera de conformar una resistencia capaz de frenar esta “ola antidemocrática” es la unión internacional de los partidos de izquierda y centro-izquierda, estrategia que, de acuerdo con él, es utilizada por la derecha desde hace muchos años para lograr financiación.

Por último, afirmó que el PT volverá más fuerte en las próximas elecciones, en cuatro años, “ojalá”, con Lula como candidato.

La mesa redonda en la que participó Haddad fue organizada por el Comité en Defensa de la Democracia en Brasil y la Libertad de Lula de Uruguay junto al Parlamento del Mercosur (Parlasur), y contó también con la presencia de la diputada brasileña Benedita da Silva y del senador Lindbergh Farias.

La delegación de petistas también aprovechó la corta instancia en Uruguay para reunirse con el expresidente José Mujica (2010-2015) para hablar sobre la “injusta” condena impuesta a Lula y “la importancia de América Latina en la lucha por la democracia”.

“Hablamos de Brasil, de Lula, de Uruguay, pero también de una nueva forma de hacer política. Tenemos que hablar con la juventud, con el pueblo que es pobre y tiene aspiraciones. Tenemos que rever patrones culturales de la sociedad en su totalidad para que podamos empezar una nueva etapa de la centro-izquierda mundial”, remató Haddad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s