Enedina Vásquez, oaxaqueña que rescata tradición del barro al pastillaje

Al principio su familia se mostró renuente a que se dedicara a ser artesana, sin embargo poco a poco rompió esa jaula donde la mantenían. “Yo era esa gallina que se estaba saliendo del huacal, de las normas”, aseguró. || CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) || 

La artesana oaxaqueña Enedina Vásquez cumple más de 50 años dedicados al rescate de la antiquísima tradición del pastillaje y engobe, junto a la recuperación de toda una paleta de 80 colores que se habían perdido.

La originaria de Santa María Atzompa recordó como desde los cuatro años comenzó a aprender esa antigua técnica al lado de su papá, que es heredada de abuelos, tatarabuelos y de artesanos que se han dedicado a trabajar el barro.

Al principio su familia se mostró renuente a que se dedicara a ser artesana, sin embargo poco a poco rompió esa jaula donde la mantenían. “Yo era esa gallina que se estaba saliendo del huacal, de las normas”, aseguró.

En un comunicado se indicó que su maestra la impulsó, enseñándole “cómo hacerme valer y hacer valer mi trabajo y ponerlo en alto. Luchando, abriéndome paso a codazos y así he seguido”, cosechando un sinfín de premios a lo largo de toda su carrera, como el Premio Nacional de Cerámica 2013.

Todas las piezas son hechas a mano con una técnica muy antigua que ya se trabajaba desde antes de la conquista en la que se debe colocar la base y esperar a que seque para posteriormente empezar a decorar.

La técnica del “pastillaje es como el bordado, son partículas muy pequeñas de barro más fino para empezar a hacer flores, bejucos, hojas y toda la decoración”, comentó Vásquez, mediante un comunicado de prensa.

Por su parte el engobe a base de mineral se aplica con pincel y el esfuerzo para realizar esos procesos por parte del artesano es enorme, pues tan sólo en desarrollar una sola pieza se puede tardar hasta un mes.

“Yo no estoy haciendo nada nuevo que digamos, nada más le estoy poniendo un estilo propio y las piezas consisten en vírgenes de Guadalupe, de Soledad, de Juquila, contando parte de nuestra cultura con muñecas con trajes regionales muy a mi estilo”, finalizó tras reconocer el orgullo que representa para ella ser indígena oaxaqueña y artesana de Atzompa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s