Para la chef Josefina López cocinar es una oportunidad para demostrar amor

“Algo que hemos hecho toda la vida es compartir nuestras recetas mexicanas, creo que el ser celosa de esto es un error y nadie le sigue la línea, esto lo he aprendido desde hace muchos años, desde mis tíos, mis abuelos”, señaló. || CIUDAD DE MÉXICO (Armando Pereda Maldonado | Notimex) ||

Para la chef mexicana Josefina López Méndez cocinar es una oportunidad para demostrar su amor por la gastronomía, cuya pasión fue heredada por su familia, y que actualmente lo pone en práctica en el restaurante El Chapulín, ubicado en la Ciudad de México.

La experta culinaria fue parte del proyecto Casa Mundet, en donde algunos chefs realizaron menús para comensales invitados, inspirados en los sabores de México y en sus mamás.

La primera en demostrar su talento en la cocina fue precisamente López Méndez, quien es graduada en la licenciatura en Gastronomía de la Universidad Anáhuac de Oaxaca y durante cuatro años se desempeñó como jefe de cocina en el recocido restaurante Pitiona, donde aprendió que la cocina es experimental y atrevida.

“Algo que hemos hecho toda la vida es compartir nuestras recetas mexicanas, creo que el ser celosa de esto es un error y nadie le sigue la línea, esto lo he aprendido desde hace muchos años, desde mis tíos, mis abuelos”, señaló.

“Con mi familia siempre hemos compartido cómo se hacen las cosas, creo que denota la importancia el cómo haces los platillos y por qué los haces”, señaló en entrevista con Notimex.

La chef profesionalmente lleva siete años en la cocina, ya en la Ciudad de México cuatro años, y desde que recuerda, siempre andaba de curiosa con sus abuelos.

Considera que el compartir las recetas de cocina es totalmente importante y funde en una unión con todos los comensales invitados y la familia, es por esto que piensa que es tan importante.

Lo que más le gusta de esta carrera es el contacto con su equipo, con sus invitados, el hecho de estar investigando acerca de productos, que tienen muchas bases totalmente diferentes y se pueden ver desde varios ángulos.

“De pronto podemos pensar que sólo en esta profesión es cocinar y ya, pero no, por ejemplo me gusta mucho la investigación, tengo buenos amigos que se dedican a esto; también de ellos tengo inspiración y aprendo mucho”, indicó.

Acerca del proyecto Casa Mundet resaltó que es una iniciativa que está a punto de concluir, empezó a principios de noviembre y concluirá el 1 de diciembre.

En la primera semana ella ofreció a los comensales dos menús, uno de ellos estuvo compuesto por: tostadas de chapulines, que fue un homenaje al cerro de Chapultepec, en donde siempre fue uno de los “más importantes en la producción de chapulines y también se consumen en Oaxaca, este plato me recuerda mucho a casa”.

También cocinó un ceviche de aguacate con atún, mezclando estos dos productos, “uno que es un fruto y otro que es totalmente del mar, hacen una muy buena combinación, creo que va bien con todo, con aceite de ajonjolí y también ajonjolí garapiñado, rábano y cilantro y un toque de habanero”.

Igualmente, preparó un mole negro tradicional, que le enseñó a hacer su mamá desde hace tiempo, con bastantes ingredientes como distintos chiles (pasilla y ancho, por ejemplo), junto a una costilla de res, con puré de plátano macho y camote morado, para darle toques dulces.

Después de Josefina López Méndez, otros chefs que cocinaron de forma gratuita platillos deliciosos, fueron: Carlos Gaytán, ganador del galardón más pretigioso de la afamada Guía Michelin; en la tercera semana estuvo Pablo Salas, uno de los exponentes más respetados y reconocidos de la gastronomía.

Y finalmente, Fernando Hernández Ruiz, quien empezó haciendo catering, lo que aumentó su pasión por la cocina; posteriormente trabajó en el restaurante Néctar, en Mérida, para después encargarse de la parrilla de mariscos en: Tarpon Bay, en Florida.

La decoración, el diseño y la ambientación del espacio fueron creados para complementar la narrativa de esta experiencia, ya que cada uno de los elementos que la visten, desde las macetas de decoración, hasta la vajilla del comedor son ciento por ciento mexicanos.

Las personas interesadas en asistir esta semana, de miércoles a sábado, a la Casa Mundet y conocer la historia de cada receta lo podrán hacer, reservando su lugar en la página casa.sidralmundet.mx.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s