Cuba retira de Brasil a sus once mil médicos; de pérdida irreparable, califica la medida Dilma Rousseff

El próximo jefe de Estado había cuestionado la preparación de los especialistas cubanos y anunciado que condicionará su estancia en el programa a la revalidación del título y que impulsará la contratación individual. || BRASILIA, BRASIL (Página 12 | Prensa Latina) ||

El gobierno de Cuba anunció ayer que retirará a los más de 11.000 médicos cubanos del programa social Más Médicos de Brasil. La medida llegó después de que el presidente electo, el ultraderechista Jair Bolsonaro, criticara el proyecto gubernamental. El próximo jefe de Estado cuestionó, además, la preparación de los especialistas cubanos y anunció que condicionará su estancia en el programa a la revalidación del título e impulsará como única vía la contratación individual.

“Las modificaciones anunciadas imponen condiciones inaceptables e incumplen las garantías acordadas desde el inicio del programa, que fueron ratificadas en el año 2016. Estas inadmisibles condiciones hacen imposible mantener la presencia de profesionales cubanos en el Programa”, se señaló el Ministerio de Salud Pública (Minsap) de la isla. “Ante esta lamentable realidad, el Minsap ha tomado la decisión de no continuar participando en el programa ‘Más Médicos’”, anunció la entidad en un comunicado.

Minutos después del anuncio cubano, Bolsonaro ratificó su posición al publicar en la red social Twitter: “Condicionamos la continuidad del programa Más Médicos a la aplicación de test de capacidad, salario integral a los profesionales cubanos, hoy en gran parte destinado a la dictadura, y la libertad para traer a sus familias. Infelizmente, Cuba no aceptó”.

En los discursos tras las elecciones, el político de extrema derecha ha criticado el actual modelo del programa Más Médicos y, aunque defiende su continuación, ha aclarado que los cubanos tendrían que recibir su salario completo y tener a sus familias con ellos. “Quien viene aquí procedente de otros países gana un salario integral. Los cubanos ganan aproximadamente el 25 por ciento del salario. ¿El resto va para alimentar la dictadura cubana?”, cuestionó Bolsonaro el pasado 3 de noviembre. Las relaciones entre ambos países podrían tensionarse aún mas tras el nombramiento, ayer, del futuro canciller, Ernesto Araújo, actual jefe del Departamento de Estados Unidos y Canadá en el palacio de Itamaraty. Durante la campaña electoral, Araújo había expresado su apoyo a Bolsonaro a través de varias publicaciones en un blog online donde había advertido que un eventual gobierno de Fernando Haddad –derrotado por Bolsonaro– sería un imperio del delito, apoyado, según dijo, por las oligarquías nacionales y un nuevo eje socialista latinoamericano, bajo los auspicios de la China maoísta que, afirmó, dominará el mundo.

En su comunicado, el Ministerio de Salud cubano se refirió a esa particular crítica del ex capitán del Ejército brasileño y aseguró que no era aceptable que se cuestionase lo que calificó como la dignidad, la profesionalidad y el altruismo de los médicos cubanos. “A los colaboradores se les ha mantenido en todo momento el puesto de trabajo y el 100 % de su salario en Cuba, con todas las garantías laborales y sociales, como al resto de los trabajadores del Sistema Nacional de Salud”, insistió el Minsap.

La participación cubana en el Más Médicos se realiza a través de la Organización Panamericana de la Salud y en sus cinco años de funcionamiento, cerca de 20.000 profesionales isleños han tratado a 113,3 millones de pacientes brasileños. Los doctores del programa llevan atención médica a comunidades desfavorecidas y remotas, donde los profesionales brasileños no quieren trasladarse. “Más de 700 municipios tuvieron un médico por primera vez en la historia”, indica la declaración, que resalta la labor de los doctores cubanos en las favelas de Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador de Bahía y en la Amazonía.

Ya en septiembre de 2016, poco después de la destitución de la expresidenta Dilma Rousseff, habían surgido dudas sobre la continuidad de los 11.400 médicos cubanos en el programa social brasileño. Sin embargo, el programa no sufrió modificaciones en ese momento. Actualmente, médicos y paramédicos cubanos trabajan en 67 países, una práctica que comenzó desde los primeros años de la revolución de Fidel Castro, en 1959 y que se ha llamado diplomacia de batas blancas. La prestación de servicios médicos y paramédicos en otros países es actualmente la principal fuente de ingresos de la economía cubana con unos 11.000 millones de dólares anuales, aunque en muchos casos se mantiene la cooperación gratuita, como en Haití.

Brigadas de médicos cubanos han cumplido misiones por desastres naturales o epidemias como el ébola, en países como Pakistán, Indonesia, México, Ecuador, Perú y Chile. “En 55 años se han cumplido 600 mil misiones internacionalistas en 164 naciones, en las que han participado más de 400 mil trabajadores de la salud”, dijo el ministerio de Salud local.

La expresidenta Dilma Rousseff calificó ayer de pérdida irreparable el fin del convenio entre Cuba y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) que garantizaba la participación de profesionales cubanos en el Programa Más Médicos de Brasil.

El Ministerio de Salud de la isla anunció que no continuará participando en esa iniciativa, pues el presidente electo, Jair Bolsonaro, ‘con referencias directas, despectivas y amenazantes a la presencia de nuestros médicos, ha declarado y reiterado que modificará términos y condiciones del Programa Más Médicos…’.

Tal proyecto ‘creado durante mi gobierno, ofreció hasta 2016 atención médica a 63 millones de brasileños y brasileñas, muchos de los cuales jamás habían tenido acceso a un profesional de salud’, explica Roussef en un extenso artículo que publica en una página personal en Internet.

Critica las declaraciones intempestivas de Bolsonaro, quien ignora la dimensión diplomática que rodea la relación entre países.

En especial, apunta la senadora, ofende la exigencia de respeto a los convenios legalmente firmados, así como a la civilidad necesaria a los acuerdos de cooperación entre naciones.

‘Para nuestra gente más humilde, la extinción del programa será una pérdida irreparable a corto y medio plazo’, recalca la exmandataria, quien considera gravísimas las consecuencias de la ruptura.

También aprecia de ‘unilateral e irrespetuosa la decisión de Bolsonaro al criticar por Twitter los términos del convenio firmado en mi gobierno, y renovado, sin modificaciones, hasta el Gobierno de (Michel) Temer’.

Alerta que las manifestaciones leves y autoritarias pueden incluso alejar a médicos de otros países que participan minoritariamente del Programa Más Médicos.

Según Roussef, una encuesta realizada por la Universidad de Minas Gerais, por solicitud de su gobierno, ‘mostró que el 95 por ciento de la población aprobaba el trabajo de los médicos que integran el programa, sin distinción de nacionalidad, y el 90 por ciento de los usuarios dieron nota de ocho a 10 al Más Médicos’.

Refiere que en abril de 2016, el programa tenía 18 mil 240 médicos, la mayoría oriundos de Cuba, gracias al convenio entre el gobierno brasileño y la OPS.

Para la exjefe de Estado, los médicos cubanos fueron esenciales para llenar las vacantes del programa. En la llamada inicial, los galenos brasileños no se presentaron en número suficiente.

Después, prosigue, se abrió el programa para médicos de América Latina; y, finalmente, como aún no habían sido ocupadas ni siquiera la mitad de las vacantes, se firmó con la OPS un convenio para la convocatoria de galenos cubanos.

Cuba es uno de los países del mundo que tiene la más alta relación entre médicos y población -6,7 profesionales para cada grupo de mil habitantes – y una reconocida experiencia y competencia en cooperación internacional en el área de salud, reseña Rousseff.

‘La población brasileña fue beneficiada por la generosa competencia de los médicos cubanos, a quienes el Gobierno de Brasil debe reconocer su fraterna solidaridad. A ellos rindo mi homenaje y agradecimiento. El trabajo de estos profesionales dedicados y generosos hará falta a los brasileños’, subraya la expresidenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s