Comunidad LGBTIIIQ debe exigir al Gobierno y legisladores del Congreso de Yucatán igualdad y respeto a sus DDHH | Armando Pacheco

Los tiempos ya cambiaron y no hay motivo para quedarnos callados. Los movimiento sociales progresistas están dando motivo para que entren en discusión en la actual legislatura de la Cámara de Diputados, liderada por el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), el Partido del Trabajo (PT) y el de Encuentro Social (PES), temas como el matrimonio igualitario, el derecho a la seguridad social de las parejas del mismo sexo, el derecho a la adopción para éstas y el derecho al cambio de identidad o género, entre otros que tienen que ver con la comunidad LGBTIIIQ; temas que han sido tan repudiados por la ultraderecha mexicana y el ala extremo-derecha de nuestro país.

Estamos en momentos históricos cuyo preámbulo fue el 1 de julio cuando el pueblo decidió ya no agachar la cabeza ante un sistema político fallido y podrido. Y, en Yucatán, por desgracia, ante una avalancha de descalificaciones, compra de votos, marketing publicitario, traiciones y demás linduras características de la política, el grupo conservador del Partido Acción Nacional (PAN) se alzó con la gubernatura del estado, pero que, de manera inexplicable, ni siquiera alcanzó una decente y digna representación en el H. Congreso del Estado, siendo una segunda fuerza muy debilitada, lo que, sin duda, dará lugar a una interesante agenda política-legislativa, al menos, en los tres próximos años.

En esa coyuntura, es menester que el grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI), de centro-derecha, dé un giro rotundo a su negativa “diplomática” de tratar los temas que involucran a la comunidad LGBTIIIQ y que, de una buena vez por todas los aborde, no como temas secundarios sino primarios, ya que el reclamo social de este sector de la población ha sido claramente manifestado en diversas ocasiones.

Hacer caso omiso a esto llamamientos continuaría siendo factor para el declive de este grupo político y la oportunidad única para que el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) tome poder desde la tribuna del legisltativo yucateco.

No podemos estar aislados a la agenda política que se pretende llevar a cabo en San Lázaro, mucho menos a los movimientos que, desde la izquierda, se están dando en diversos países, incluyendo Cuba que, durante décadas ha rehuído a estos temas considerados tabús, con relación a los derechos de la comunidad LGBTIIIQ.

Es momento, no de pedir, sino EXIGIR, que nuestros legisladores locales tomen en serio las peticiones antañas manifestadas por este sector de la población que, comprobado está, no es tan minoritario en Yucatán. Basta saber cómo en Mérida existe un bombardeo mediático y mercadotécnico de consumo para este sector de la población para darse cuenta de ello.

Es pues, así, necesario, que nuestros legisladores locales ya salgan de su ropero y empiecen a discutir esos temas.

Desde esta tribuna, estaremos al acecho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s