Por “demostrarse su amor” y abuso de poder, maestras fueron cesadas por la Segey en Mérida

La directora de la escuela “Emiliano Zapata” y una de sus maestras se besaban sin tapujos en las instalaciones, además de que creaban delitos para inculpar a los alumnos, señala el rotativo La Verdad en su sitio WEB. 

CIUDAD DE MÉRIDA (La Verdad Mérida).- Rosa María Ojeda Moreno, directora de la escuela “Emiliano Zapata”, ubicada en la colonia Lázaro Cárdenas y la maestra de ese instituto, Dulce Aracely Sánchez Salas, fueron dadas de baja definitivamente por orden directa de la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán, Segey.

Sus suplentes, la nueva directora y una maestra serán presentadas a los padres de familia y a alumnos en breve,  anunció la dependencia.

Agrega que las maestras dadas de baja permanecerán en esa condición hasta que se esclarezcan todas las irregularidades que presentaron los padres de familia en varios documentos.

Las madres de familia que anteayer cerraron el citado colegio con candado y cadenas, dijeron que están tranquilas, y  agradecieron a las autoridades que hayan tomado cartas en el asunto para dar solución a las demandas de los padres de familia.

De acuerdo con algunos maestros  y padres de familia, los problemas comenzaron con la llegada al colegio de la maestra Dulce, quien se apoderó del control total de la escuela.

Por versión de padres de familia, que a su vez se enteraban  por sus hijos e hijas, la directora y la maestra en cuestión se besaban en el colegio.

Ayer, varios padres de familia confirmaron queambas mentoras sostenían una relación íntima que expresaban frente a los alumnos.

El martes 25 de septiembre de 2018, padres de familia, en su mayoría mujeres, cerraron con candado y con cadenas las puertas de la entrada al colegio “Emiliano Zapata” para exigir la salida de ambas maestras.

Entre las irregularidades, otro caso, fue la acusación de violación sin fundamentos de la directora a un niño; y lo peor, según los padres de familia, fue que lo entregó a la Policía Estatal, pero los agentes se negaron a recibir al niño al no existir los fundamentos necesarios.

Como lo informamos en la edición del pasado miércoles 26 de septiembre, las dos maestras habían sido señaladas oportunamente por el exceso de autoridad, ya que encerraban a los alumnos, toleraban el acoso escolar, manejaban a su antojo la cooperativa  y la mesa directiva.

La señora Romila Pech dijo que lo  más terrible del caso es que la directora se haya atrevido a intentar “crear” un delito ´para inculpar a un infante y acusarlo de violación, como si fuera cualquier cosa.

Exigió un castigo ejemplar para la maestra, a fin de que en el magisterio quede un precedente de lo que puede ocasionar la mala conducta de los profesores al carecer de ética y valores  morales.

Junto a un grupo de madres de familia, la señora Georgina Poot dijo que esto sirve para hacer un  llamado al gobernador entrante. Mauricio Vila Dosal, para que nombre como titular de la Segey  a una persona con calidad moral, que no permita este tipo de abusos y que se castigue singularmente a los profesores que atenten contra el alumnado.

“Imagínese qué le podría suceder a los niños, si uno confiadamente los manda a la escuela en donde además de venir a aprender están bajo la tutela de gente sin escrúpulos, como las maestras denunciadas”, destacó.

Gran Reto

Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán, Segey, es una de las dependencias en donde se registraron varios casos de abuso de los profesores, mismos que a cambio de prebendas  toleraron irregularidades, fomentaron la corrupción, permitieron la venta de plazas y de todo tipo de artículos al transformar sus cargos en un negocio particular en donde el nepotismo quedó a flor de piel, sin que muchos de los responsables fueran sancionados.

Es por eso, que las madres de familia de esta escuela en particular, piden y exigen a las nuevas autoridades que tomen cartas en el asunto y no permitan que este tipo de hechos se repitan.

Casos similares

Las irregularidades en la Segey  no son cosa nueva. Basta con mirar hacia atrás para encontrar casos en los que se da cuenta del abuso de los profesores sin que las autoridades hayan tomado cartas en el asunto.

A fines del año pasado, padres de familia de la primaria “Ermilo Abreu Gómez”, ubicada en la colonia México Oriente, tomaron el control de las instalaciones de ese centro escolar como medida de presión para exigir la destitución de la directora Norma Patricia Muñiz Sánchez, a quien acusaban de malos tratos a los menores, discriminación a menores con discapacidad, violencia psicológica contra los maestros y malos manejos de los recursos de la escuela.

Desde a las 5 de la mañana los padres de familia cerraron con candados los accesos al centro escolar, ubicado en la calle 8 con 23.

Antes de las siete llegó la profesora, quien intentó entrar al centro escolar, pero los enojados padres de familia se lo impidieron: “Aquí no entra maestra, nadie la quiere”.

Junto a sus papás, los niños esperaron a las puertas del centro escolar. Lo quejosos advirtieron que no se abriría la escuela hasta que les dieran una solución.

Junto a sus papás, los niños esperaron a las puertas del centro escolar. Lo quejosos advirtieron que no se abriría la escuela hasta que les dieran una solución.

La escuela se llenó con carteles contra la maestra, quien en la esquina esperó a sus superiores. Algunos padres de familia indicaron que la maestra se burlaba de los niños con discapacidad “y a algunos los llama ‘brutos’”.

Asimismo, que pedía dinero a los padres de familia y no saben dónde se quedaron esos recursos. Además, “a los maestros los tenía amenazados”.

Explicaron que antes de tomar el control de la escuela enviaron tres escritos al secretario de Educación en aquel entonces, Víctor Caballero Durán, informando del problema. Al no recibir una respuesta decidieron cerrar la escuela. “La Segey, no nos dejó otra opción, no sabemos por qué la protegen tanto”, indicaron los inconformes.

El maestro Ariel Sauri Estrada, supervisor de la zona escolar, dialogó con los padres de familia y luego le pidió a la maestra que se retirara del plantel escolar.

Sauri Estrada dijo que por lo pronto ya no estaría en esa escuela y que su situación laboral la definirán sus superiores.

La decisión fue celebrada y alrededor de las 9:30 de la mañana se abrió la escuela, con lo cual se concluyó la manifestación.

La maestra tuvo problemas similares en las escuelas “20 de Noviembre” y “Benito Juárez”, donde de igual manera los padres de familia realizaron protestas para destituirla.

ENLACE: https://bit.ly/2DD7jL5



Categorías:MÉRIDA, YUCATÁN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: