Detección temprana de trastornos mentales asegura mejor respuesta a tratamientos

Depende de cada persona experimentar o no padecimientos como depresión, ansiedad, estrés postraumático o trastornos por abuso de sustancias tóxicas, quienes requerirían una serie de servicios especializados.

CIUDAD DE MÉXICO (Notimex).- La exposición a eventos traumáticos como el sismo del año pasado, distintos tipos de violencias o las noticias falsas, puede derivar en el corto o largo plazo, según cada persona, en padecimientos psicológicos .

“Este tipo de eventos implican una amenaza de daño físico o psicológico así como de negligencia que pone en riesgo la vida de las personas e impide un desarrollo favorable, una ocasión o repetidas ocasiones pueden provocar situaciones de estrés postraumático o eventos de violencia”, señaló Silvia Morales.

La coordinadora del Centro de Formación y Servicios Psicológicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explicó en conferencia de prensa que con base en diversos estudios los efectos duraderos pueden comenzar de manera inmediata al evento traumático, o bien, de forma paulatina.

Sin embargo, detalló que depende de la capacidad de resiliencia de cada persona, incluso en algunos casos puede haber deterioro inmunológico o del comportamiento de las personas que enfrentan estrés postraumático, ello sumado a trastornos crónicos que implican la salud física o psicológica.

Por lo anterior, dijo, es importante reconocer el estrés, la violencia y la inseguridad así como el tipo de noticias que pueden provocar alteración en las personas.

Ante esto, el sistema de salud tiene que estar preparado para responder de manera oportuna a estos eventos y la sociedad debe también evitar compartir noticias sin antes verificarlas, comentó.

La especialista destacó la importancia de atender los problemas de comorbilidad que enfrentan las personas que viven un momento difícil en la vida que deriven en el uso de sustancias tóxicas o padecimientos psicológicos que pueden complicar el estado de salud.

Explicó que depende de cada persona experimentar o no padecimientos como depresión, ansiedad, estrés postraumático o trastornos por abuso de sustancias tóxicas, quienes requerirían una serie de servicios especializados.

En los últimos años se ha observado en diferentes comunidades un incremento exponencial de la violencia al interior de las familias y en otros ámbitos, así como el aumento de algunos efectos en la salud como situaciones de depresión o intentos suicidas, advirtió.

Silvia Morales añadió que cuando las personas tienen una autoimagen negativa o consumen drogas es más probable la aparición de depresión o tristeza profunda que empeoran el estado físico de las personas.

Dijo que con base en estudios de mayor impacto con muestras de más de seis mil personas han identificado los factores que enfrenta una persona que está expuesta a la violencia o que presenta violencia.

Más del 10 por ciento de las mujeres consideradas en dichos estudios reporta haber sido víctima de violencia física o emocional y que el nueve por ciento la ejerció; en el caso de los varones los porcentajes son similares con una incidencia del nueve por ciento de haberla vivido y seis por ciento de haberla ejercicio en situaciones de riesgo.

Así se puede ver un aumento de violencia y ansiedad con al menos 10 por ciento de personas que reportan estos efectos, de dicha proporción; y de esto una de cada cuatro personas puede desarrollar un trastorno o padecimiento psicológico derivado de los eventos vividos, incluso quienes viven eventos emocionales traumáticos enfrentan además períodos de tristeza que pueden derivar en depresión .

Puntualizó que, a manera de prevención , la UNAM cuenta con un sistema de atención con 30 líneas de atención telefónica en el número 50250855, en donde se establece el nivel de afectaciones en las personas.

En caso de ser necesario, añadió, se hacen referencias a otras instituciones de salud médica con lo que se reduce el riesgo de llegar a trastornos psicológicos más fuertes. Se trata de no estigmatizar a las personas que están en riesgo de padecer un problema psicológico grave que requiere atención, afirmó.

Ejemplificó que en la actualidad una persona con esquizofrenia puede llevar una vida normal, cualquier padecimiento puede ser regulado y atendido de manera eficiente, sin embargo, es necesario detectarlo a tiempo y así reducir la brecha o el tiempo que tardan las personas para llegar a los lugares adecuados de atención.



Categorías:SALUD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: