¿Qué esperar del sexenio panista en Yucatán? | Armando Pacheco

El “triunfo” inesperado de Mauricio Vila Dosal para ocupar el próximo 1 de octubre la silla del Palacio de Gobierno trae consigo muchos escenarios para los yucatecos, principalmente para aquellos que consideran que ya la hicieron con el panista que gusta de presumir “logros” antes de tiempo y que su único referente es comparar su proyecto de Gobierno estatal con uno municipal que ni siquiera finalizó por su ambición a un puesto de mayor envergadura, pero que requiere de mayor responsabilidad.

Y es que el Gobernador electo, que tiene entre sus vicios (o cuidados) maquillarse para no salir mal en las fotos, aún no ha presentado a quienes lo acompañarán en cargos de relevancia como los de seguridad pública, fomento económico, educación, obras públicas, impartición de justicia y el de finanzas. Este atraso, supuestamente, es porque está analizando a los mejores perfiles para formar su gabinete, aunque ya algunos medios de comunicación, con la gran “malicia” que los caracteriza, ya difundieron nombres y puestos.

Y es que en estos días será cuando conozcamos los nombres y rostros de los futuros trabajadores del pueblo que harán comparsa a Vila Dosal y no precisamente para embellecer el carnaval de Mérida del próximo año, pues esa ya está integrada por Renán Barrera Concha y compañía.

Pero, qué le espera a Yucatán con el nuevo régimen emanado del partido ultraconservador de Acción Nacional; he allá la pregunta.

Toda vez que entre las promesas de campaña del Mau, como se dice llamar en el Twitter, está la famosa chequera de la salud, el mejoramiento del transporte público (una vez más), el nombramiento de nuevos pueblos mágicos, entre otras linduras que, parecen simples, pero que no creemos, los escépticos, pueda realizar para todo el terruño yucateco de manera satisfactoria.

Lo que sí sabemos es que se confabulará con la cúpula empresarial para “darle mayor realce al estado”, darle continuidad a la seguridad que se vive en la entidad, a pesar de la última oleada de violencia que se ha registrado, sorpresivamente, en los medios tradicionales locales y uno que otro digital y, posiblemente, darle cause a la solicitud de los restauranteros (que no cantineros) para parar Ley Seca, aunque ésta no esté en sus manos por tratarse de una disposición federal, al menos el día de las elecciones.

¿Qué esperamos? Pues que le cumpla sus promesas al sector que votó por él, lo haya hecho convencido o a través del voto comprado. Y que gobierne, le guste o no, para todos los sectores, en especial para aquellos que menos tienen.

En fin, estaremos pendientes y, por el bien de los yucatecos y sus avecinados, esperemos equivocarnos de nuestras predicciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s