“Slenderman”: Sin éxito en la pantalla grande | Fausto Ponce

Slenderman (EU-2018), de Sylvain White, es una predecible y chocante cinta de terror basada en un mito de internet surgido en el 2009, en el cual un grupo de amigas adolescentes cometen una imprudencia relacionada con el ocultismo.

La figura de Slenderman surgió en el foro de una página web de comedia llamada Something Awful, en donde un sujeto llamado Eric Knudsen subió una fotografía de esta figura como parte de una especie de concurso de fotografía digital, para el cual los usuarios debían crear imágenes relacionadas con lo paranormal.

Knudsen envió un par de fotos de un grupo de niños y añadió una figura alargada, fantasmagórica, de traje y sin rostro, así como un par de pies de página con testimonios macabros sobre ella. La creación de Knudsen fue creciendo con el tiempo, y en la web se contaban diversas leyendas sobre sus apariciones. Incluso en 2014 dos adolescentes de 12 años apuñalaron a uno de sus compañeros, pues dijeron que Slenderman había amenazado con eliminar a sus familias si no lo hacían. A las chicas se les diagnosticó una enfermedad mental.

Según el creador del Slenderman, sus fuentes de inspiración fueron ciertas historias de Stephen King, Zack Parsons y HP Lovecraft, así como un personaje llamado The Tall Man de la cinta Phantasm.

La cinta de White gira en torno a un grupo de amigas adolescentes –Wren, Hallie, Chloe y Katie–, que en una noche de ociosidad deciden invocar a dicho personaje.

Una semana después de la invocación, Katie desaparece, por lo que ellas inician una investigación y descubren con horror que su amiga estuvo invocando a Slenderman para que se la llevara. ¿Por qué? Eso es lo que deberán averiguar, además de buscar la manera de hacerla regresar.
El realizador falla en reproducir la experiencia terrorífica que Slenderman creó en su momento en la web; en la versión cinematográfica, el personaje es una mera curiosidad que de pronto podría ponernos nerviosos como espectadores, pero que la mayor parte del tiempo termina aburriendo, por lo previsible de sus apariciones.

Además, los personajes carecen de interés, y es que no hay una metáfora de la vida adolescente capaz de ligar lo que las chicas están viviendo; ellas sólo desean escapar del pueblo donde viven sólo porque les parece aburrido. Su único pecado es el ocio.

La cinta se queda corta con respecto al mito que se creó en internet hacer casi 10 años.

FUENTE: AGENCIA PROCESO

ENLACE: https://bit.ly/2wQ2wiX



Categorías:ARTE, cine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: