Quito, la capital de Ecuador, celebra 40 años como Patrimonio Mundial

El 8 de septiembre de 1978, la Unesco declaró a Quito como Patrimonio de la Humanidad, junto con las Islas ecuatorianas de Galápagos y la ciudad polaca de Cracovia.

QUITO, ECUADOR (EFE).- El Municipio de la capital ecuatoriana, Quito, anunció hoy el inicio de un ciclo de actividades para celebrar los cuarenta años de haber sido declarada como Patrimonio Mundial por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Con actos culturales, artísticos y académicos, que se desarrollarán hasta el próximo sábado, el Municipio de Quito pretende recordar y evocar las causas que permitieron a la ciudad llegar a ser declarada por la Unesco como primer Patrimonio Cultural de la Humanidad.

El 8 de septiembre de 1978, la Unesco declaró a Quito como Patrimonio de la Humanidad, junto con las Islas ecuatorianas de Galápagos y la ciudad polaca de Cracovia.

La nueva nomenclatura de la Unesco la ubica ahora como Patrimonio Mundial y ha sido reconocida, entre otras muchas cosas, por el cuidado de su centro colonial, con unas cuarenta iglesias, más de un quincena de conventos y unos 5 mil edificios patrimoniales, según el Ayuntamiento.

Dentro del cronograma de actividades organizadas por el Municipio, se prevé la realización de un encuentro internacional sobre el rol de la participación ciudadana en la conservación de patrimonios históricos.

“Es más oportuno que nunca, porque más allá de la inversión del Municipio y de la cooperación internacional, es fundamental contar con el apoyo de todos los quiteños para cuidar nuestra joya patrimonial”, expresó el alcalde de la ciudad, Mauricio Rodas, en declaraciones reproducidas por su despacho.

“El apoyo que brindan España, Francia e Italia ha permitido que el Centro Histórico sea el mejor conservado a nivel mundial”, remarcó Rodas.

Para el próximo sábado, el Municipio tiene previsto exponer por primera vez un tótem, en la céntrica plaza de San Blas, también por conmemorar la ciudad la recepción del Premio Jean Paul L’Allier 2017, otorgado cada dos años por la Organización de las Ciudades del Patrimonio Mundial (OCPM), en reconocimiento a programas efectivos de conservación patrimonial.

El Municipio de Quito ya ha efectuado otras actividades para conmemorar los cuarenta años de haber sido declarada como Patrimonio Mundial y el pasado 8 de agosto inauguró en sus plazas y calles céntricas un “Festival de la luz”, que pintó de colores varios de sus más emblemáticos edificios patrimoniales.

La iglesia de San Francisco fue adornada con luces de alta definición compuesta por el artista francés Laurent Langlois, quien retrató en las paredes del convento parte del paisaje y de la historia de la ciudad.

Un total de dieciocho espectáculos de luz y color adornaron entonces a la capital ecuatoriana, a la que sus vecinos la conocen como “La carita de Dios”.



Categorías:CULTURA, patrimonio cultural

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: