Porros en la UNAM, una vez más; apoyo a estudiantes y el cinismo de un rector

CIUDAD DE MÉXICO (Desinformémonos | La Izquierda Diario MX | Excélsior).- Cerca de conmemorarse los 50 años de la matanza de estudiantes en Tlatelolco; este lunes, una vez más, “porros” entraron a Ciudad Universitaria y provocaron enfrentamientos que hoy tiene entre la vida y la muerte a dos víctimas de la agresión “porril”.

El portal independiente Desinformémonos informó al respecto:

“Vigilancia no ayudó en nada”: estudiantes tras el ataque porril a la movilización pacífica en la UNAM

“Vigilancia no nos ayudó en nada, no creas nada de lo que dice de que ayudó. Estamos enojados por eso”, dijo una de las estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), tras una asamblea llevada a cabo en la Facultad de Psicología para decidir las medidas a tomar luego del ataque porril a la movilización pacífica de los jóvenes del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Azcapotzalco del pasado lunes.

Los estudiantes de CCH Azcapotzalco, quienes desde la semana pasada iniciaron un paro, encabezaron una movilización en Ciudad Universitaria (CU) para exigir mayor seguridad en el plantel, esclarecimiento presupuestal, expulsión de los grupos porriles, entre otras demandas. A la protesta se unió CCH Oriente para exigir justicia por el feminicidio de Miranda Mendoza, estudiante del plantel que fue secuestrada y cuyo cuerpo fue hallado calcinado en la carreta a Chalco, en estado de México. En la movilización también participaron alumnos de las preparatorias 5, 6 y 9 de la UNAM y de los CCH Vallejo y Naucalpan, así como algunos de Colegios de Bachilleres.

Cuando los jóvenes de CCH Azcapotzalco se detuvieron junto al edificio de Rectoría en CU para leer su pliego petitorio, los grupos porriles “32” del CCH Azcapotzalco, el grupo “3 de marzo” de CCH Vallejo y la “FEN” de Naucalpan atacaron con piedras, petardos y palos a los estudiantes que participaban en la protesta.

Del ataque resultaron al menos 14 heridos, entre los cuales se encuentra un joven que perdió una oreja, un hombre de 19 años con quemaduras en un glúteo y otro de 21 años con fractura de tabique nasal, así como víctimas de apuñalamiento y golpes.

De acuerdo con las declaraciones de la UNAM, el personal de vigilancia no pudo contener la agresión, sin embargo los estudiantes aseguran que nunca intentaron intervenir. Además, los jóvenes identificaron como uno de los instigadores del grupo porril a Teófilo Licona, quien es coordinador de Auxilio UNAM. Tanto las autoridades de la UNAM como del CCH condenaron “enérgicamente” los hechos y señalaron que procederán a denunciar a los responsables de la violencia contra la movilización pacífica.

“Lo sucedido no fue, como sugieren los comunicados oficiales de la UNAM y como dicen explícitamente algunos medios, una trifulca, producto de un enfrentamiento entre distintos grupos de estudiantes. Se trata de un ataque porril, orquestado por las autoridades de la Universidad para desarticular la organización estudiantil independiente”, expresó la Comisión de Comunicación de la Facultad de Filosofía y la Letras.

Al terminar la agresión de los grupos porriles, los jóvenes reanudaron su concentración para re-exigir sus demandas, y diferentes facultades de la universidad convocaron a asambleas urgentes para determinar las acciones a tomar por el ataque.

Las facultades que acordaron iniciar un paro de 48 horas fueron Filosofía y Letras, Ciencias Políticas y Sociales y Psicología, mientras que para este martes se convocaron asambleas en otras facultades, preparatorias y CCH.

Entre las exigencias expresas en las asambleas se encuentran la democratización de la educación, transparencia de recursos de la UNAM, cumplimiento del pliego petitorio de CCH Azcapotzalco, inclusión de las luchas feministas, el esclarecimiento del feminicidio de Miranda Mendoza y la aparición con vida de la estudiante Mariela Vanessa.

Por su parte La Izquierda Diario destacó:

Más de 30 escuelas con asambleas y paros por ataque porril en Ciudad Universitaria

Alrededor de las 3 de la tarde de este lunes 3 de septiembre, un grupo de alrededor de 50 porros del CCH Azcapotzalco y CCH Naucalpan atacó a estudiantes, trabajadores y familiares de víctimas que se encontraban realizando un mitin en Rectoría.

El mitin cerraba la movilización convocada por la asamblea realizada el viernes pasado en CCH Azcapotzalco, el objetivo era denunciar la colusión entre las autoridades universitarias y los grupos porriles, que reciben financiamiento y cobijo por parte de éstas mientras operan con total impunidad amedrentando estudiantes y activistas dentro de los planteles de la UNAM.

Otra consigna era la exigencia de justicia por el feminicidio de Miranda Mendoza, estudiante de CCH Oriente asesinada tras desaparecer afuera de las instalaciones el pasado 20 de agosto. Para lo cual estaban presentes sus familiares.

A la vista de todas las autoridades y en plena explanada de rectoría, los porros avanzaron contra la manifestación pacífica de los estudiantes mayoritariamente de bachillerato, aventando petardos, piedras y bombas molotov.

En el ataque, varios compañeros resultaron fuertemente heridos, algunos todavía se encuentran en condición de gravedad en hospitales, recibiendo atención médica. Un estudiante fue apuñalado dos veces cerca de los riñones, otro estudiante perdió fragmentos de su oreja al ser agredidos con puñales por parte de los porros.

Dentro de los agredidos también se encuentra un dirigente juvenil del Movimiento de los Trabajadores Socialistas y un compañero de la Facultad de Filosofía integrante de la Agrupación Juvenil Anticapitalista, quienes son parte de la lucha en defensa de la educación pública y por la democratización de la UNAM.

Ante esta situación, distintos planteles y facultades realizaron asambleas urgentes para discutir el impulso de paros en repudio al ataque porril, como es el caso de la Facultad de Ciencias Políticas, la Facultad de Filosofía y Letras y la Facultad de Psicología, que votaron paros de 48 horas. Además, se tienen previstas para hoy asambleas en prácticamente todas las facultades, preparatorias y CCHs de la UNAM.

En los últimos años, los grupos porriles se han reactivado, hostigando y amedrentando particularmente a estudiantes de bachillerato, que se han organizado contra la antidemocracia en los planteles y recientemente contra la desaparición forzada y tortura de Marco Antonio, estudiante de prepa 8.
Sin embargo, un ataque de porros en Ciudad Universitaria contra estudiantes no se veía desde hace diez años, cuando cientos de porros avanzaron con petardos contra la Facultad de Filosofía y Letras e incendiaron un cubículo estudiantil en la Facultad de Derecho.

Históricamente, como ha denunciado el movimiento estudiantil, la rectoría y diversas delegaciones gobernadas por el PRD han financiado a los grupos porriles, como en el caso del grupo 3 de Marzo de CCH Vallejo, o premiando a sus dirigentes con plazas académicas o cargos dentro del régimen universitario, también financiando fiestas y otorgando pagos por el hostigamiento de estudiantes y activistas.

En el marco del aumento de la descomposición social desatada por la guerra contra el narco, los grupos porriles alimentan la criminalización de la juventud que se organiza contra la militarización y el aumento de policías en zonas aledañas a los planteles, lo que ha incrementado la inseguridad.

Es escandaloso que a plena luz del día ninguna autoridad haya intervenido para frenar el ataque contra estudiantes de la comunidad universitaria que se manifestaban pacíficamente. Trabajadores de base del STUNAM denuncian, como vigilantes, que trabajadores de confianza bajo órdenes de las autoridades se negaron a intervenir, permitiendo la agresión contra los jóvenes movilizados.

¿Cómo pudieron decenas de porros aglutinarse cerca de rectoría, preparar bombas molotov y anunciar su ataque con petardos sin que las autoridades se enteraran, aún con el funcional sistema de vigilancia cerrado dentro del campus? ¿Por qué el silencio indignante del rector Graue frente al ataque de porros a los estudiantes?

Claramente los grupos porriles actúan bajo cobijo de las autoridades y en esta ocasión mandaron un mensaje muy claro: esto les espera a todos los estudiantes que se organicen contra la antidemocracia en la UNAM.

Contra los porros y la antidemocracia, los estudiantes se ponen de pie

Lejos de lograr miedo entre los estudiantes, el ataque porril ha generado una enorme movilización y activación de miles de estudiantes. En redes sociales se generaliza el repudio y se convocan a acciones en todas las escuelas. Los porros son identificados y denunciados con fotos en internet. Este ataque ha generado una oleada que ahora va a ser difícil frenar.

La lucha por la desmantelación de grupos porriles siempre ha estado ligada al cuestionamiento del régimen universitario, es la cara podrida de la antidemocracia en la UNAM. Los mismos que financian y protegen a los porros son los que implementan cobros y cuotas ilegales, los que precarizan las condiciones de trabajo del personal de base del sindicato, los que pagan una miseria a los académicos mientras ganan altos sueldos vitalicios como el rector, los que aplican la privatización y fomentan la elitización de la universidad por debajo del agua.

Son los mismos que guardaron silencio ante el feminicidio de Lesvy y ocultaron pruebas en el de Adriana Morlet, los que criminalizaron e hicieron caso omiso a las denuncias de hostigamiento que levantó Carlos Sinuhé antes de ser asesinado y los que expulsaron cientos de activistas después de la huelga del 99.

Los grupos porriles están vinculados al régimen político nacional, tanto por financiamiento de partidos como el PRD, como por sus vínculos con el PRI. Muchos de los porros de bachillerato, luego estudian carreras como derecho y son integrados a estos partidos, así de podridos están. Los porros son en este sentido la expresión de este descompuesto régimen que ha llenado al país de fosas clandestinas y que desaparece estudiantes.

Por eso hoy es necesario exigir la renuncia del director interino del plantel Azcapotzalco, también director general de CCH’s, Benjamín Barajas, que representa la continuidad de la antidemocracia, y exigir que los directores puedan ser elegidos con voto universal. Al mismo tiempo hay que avanzar a exigir la renuncia del rector Enrique Graue, por su responsabilidad en los ataques y la preservación y financiamiento de grupos porriles como ya reclaman miles en las redes.

Por un movimiento nacional en defensa de la educación pública y gratuita

Contra esa antidemocracia que impide que estudiantes, trabajadores y académicos tomemos parte en la toma de decisiones, negándonos la voz y respondiendo con grupos porriles a nuestras demandas, es necesario masificar el movimiento y organizarnos entre los tres sectores de la comunidad universitaria.

La antidemocracia en la universidad solo puede resolverse de fondo si el movimiento estudiantil vincula la lucha por sus demandas y en defensa de la educación pública al cuestionamiento del régimen universitario, su tribunal inquisidor y su ley orgánica represiva. Solo un gobierno tripartito, conformado por trabajadores, académicos y con mayoría estudiantil puede resolver estas demandas.

Pero al mismo tiempo es indispensable que esta lucha por educación pública y gratuita sea abrazada por todos los que son afectados por las reformas estructurales y la militarización del país, en primer lugar, por el magisterio combativo, que enfrenta la reforma educativa y la evaluación punitiva, por los estudiantes en paro indefinido de la Escuela Superior de Educación Física y todos los que a nivel nacional se organizan contra la privatización y tecnificación de la educación.

Los sindicatos, particularmente los universitarios, deben repudiar los ataques el movimiento estudiantil y unificar las demandas, pues si los estudiantes ganamos habrá mejores condiciones para torcerle la mano al gobierno y fortalecer las luchas en todo el país.

En una transición presidencial que dista de ser calmada y tersa, se abre la posibilidad de que el movimiento estudiantil se recomponga y recupere las calles, esta vez articulando la lucha contra la antidemocracia y la defensa de la educación al cuestionamiento de la militarización del país, el feminicidio y las reformas estructurales.

¡Fuera Graue!
¡Fuera porros de la UNAM!

Además precisó en texto aparte publicado con fecha 04 de septiembre:

Hipocresía y cinismo: comunicado de Graue

Después de cancelar la rueda de prensa pública que pretendía dar el rector de la UNAM Enrique Graue, publicó un comunicado de prensa deslindándose de las acciones de grupos porriles que el día de ayer atacaron a estudiantes que realizaban un mitin pacífico en Torre de Rectoría.

A continuación reproducimos el comunicado del Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, Enrique Graue Wiechers:

A la comunidad universitaria

A la sociedad mexicana

El día de ayer, alrededor de las catorce treinta horas, grupos de individuos organizados y armados con piedras, cohetones, bombas molotov y armas punzo-cortantes atacaron, de forma artera y brutal, a estudiantes del CCH Azcapotzalco y otros planteles de la UNAM, que se manifestaban en forma pacífica en la explanada de la Rectoría.

Como resultado de esta agresión, un grupo de estudiantes resultó con traumatismos menores y en dos casos con lesiones severas, por lo que fueron trasladados al Instituto Mexicano del Seguro Social para su atención especializada.

Los estudiantes que están siendo atendidos en el IMSS son Emilio Aguilar Sánchez, alumno de la Escuela Nacional Preparatoria número 6, y Joel Meza García, de la Facultad de Filosofía y Letras.

En ambos casos las lesiones que les fueron infringidas ponen en riesgo su vida, y aunque ya han sido intervenidos y están estables, su estado es grave y se encuentran bajo observación médica.

La comunidad universitaria se encuentra consternada por su salud, agraviada por estos actos de barbarie e inseguridad, e indignada ante los acontecimientos del día de ayer.

Las denuncias de los hechos ya fueron presentadas a la Procuraduría y se procederá, sin miramientos, ante quienes resulten responsables por actos de acción o de omisión.

Tenemos evidencias que orientan a señalar que entre los agresores se encuentran los grupos conocidos como “Treinta y dos”, del CCH Azcapotzalco; “3 de marzo”, del CCH Vallejo; la “Federación de Estudiantes de Naucalpan”, y otras organizaciones de vándalos conocidos como grupos porriles, que al servicio de intereses externos a nuestra Universidad han asolado nuestras instalaciones en el bachillerato y que vemos hoy penosamente reaparecer.

Su existencia violenta la vida académica de nuestra casa de estudios, y pretende inhibir la libre expresión de la comunidad universitaria.
Son grupos de provocadores que obedecen a intereses ajenos a la Universidad y que, evidentemente, pretenden desestabilizarla creando un clima de inseguridad e incertidumbre.

Como rector de la Universidad comparto el enojo, la indignación y el repudio a estos grupos, que ya se está expresando en asambleas y reuniones estudiantiles en los distintos recintos universitarios.

Estoy claro, sin embargo, que no basta con reprobar enérgicamente los hechos ocurridos; es necesaria una acción definitiva que erradique para siempre estas oscuras y cobardes agresiones.

Después de la denuncia de hechos ante las autoridades, y desde ayer mismo en la tarde, la administración central de la Universidad nos hemos dado a la tarea de identificar a los agresores, auxiliados de las imágenes de la prensa, de filmaciones presenciales recibidas y de las imágenes de vigilancia universitaria

He firmado ya la expulsión definitiva de 18 individuos inscritos en la Universidad y están siendo enviadas al Tribunal Universitario para su ratificación.

En las horas por venir continuaremos con los procesos de reconocimiento del resto de los golpeadores y de quienes facilitaron su llegada y propiciaron la agresión.

En las imágenes recibidas se han documentado también personas ajenas a nuestra casa de estudios.

Algunos de ellos están siendo identificados y en los casos en donde no podamos reconocer a estos individuos las evidencias se pondrán a disposición de las autoridades con las denuncias penales correspondientes y estaremos atentos a su evolución.

Todos debemos repudiar estos actos de violencia. Los responsables y ejecutores de estos hechos deben ser denunciados y erradicados de nuestra universidad.

No descansaremos hasta verlos desaparecer de nuestro entorno.

Invito a toda la comunidad a no caer en provocaciones y a refrendar nuestra disposición a la solución pacífica de nuestros conflictos.

Reitero también nuestra disposición al diálogo para conocer, atender y dar solución a los problemas planteados por los estudiantes en los distintos planteles de la Universidad, y nuestra exigencia por el esclarecimiento del atroz crimen de Miranda Mendoza Flores, alumna del CCH Oriente, para lo cual hemos aportado a las autoridades todas las pruebas que tenemos.

Y sobre todo, hago votos por el pronto restablecimiento de Emilio Aguilar Sánchez y de Joel Meza García, heridos el día de ayer, y reiterarles a sus familiares nuestro absoluto apoyo y compromiso.

Fin del Comunicado.

Aunque condene los hechos y expulse a los supuestos miembros de los grupos porriles, hay evidencias de la colusión de las autoridades universitarias con los mismos grupos de choque, como la identificación de Teófilo Licona, coordinador de auxilio UNAM junto a los golpeadores. Con más de 30 escuelas en paro y con la creciente organización estudiantil esto es una acción cínica de parte del rector de la UNAM.

El periódico tradicional Excélsior publicó este martes 4 de septiembre lo siguiente:

Exhiben en redes a presuntos porros que atacaron a estudiantes

La comunidad universitaria se ha dado a la tarea deexhibir a través de redes sociales a los presuntos porros que disolvieron con golpes, palos y armas blancas la protesta del pasado lunes en Ciudad Universitaria (CU)por parte de estudiantes del CCH que pedían mayor seguridad en su plantel.

A través de redes sociales, distintos usuarios identificados como alumnos y exalumnos de la Máxima Casa de Estudios han ubicado a los presuntos miembros de grupos de choque que los agredieron. A partir de imágenes publicadas por los medios de comunicación, tuiteros hallado los perfiles de Facebook y Twitter de los presuntos porros e, incluso, han publicado fotografías donde aparecen con amigos y parejas.

Con la etiqueta #FueraPorrosDeLaUNAM, amigos y familiares de los jóvenes heridos piden en redes sociales que otros internautas les proporcionen datos de los presuntos porros para que las autoridades universitarias los expulsen –si es que son estudiantes de la UNAM– y que las capitalinas les finquen responsabilidades por los daños ocasionados.

Hasta el momento, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México no ha informado de detenciones sobre el caso y asegura que continúan las investigaciones.

Algunos usuarios han apuntado como supuesto responsable a un hombre identificado como Teófilo Licona, quien sería “jefe de seguridad” de la UNAM. De acuerdo con varios internautas, él tendría relación con los porros y su prueba es que en varios videos se le vio cerca de ellos momentos antes de las agresiones en las inmediaciones de la Torre de Rectoría.

ENLACE donde están los demás tuits: https://bit.ly/2M0qYn0

Tras anuncios, desinfomémonos también en otra nota comunicó:

Atenco se solidariza con estudiantes de la UNAM atacados por porros

El Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) Atenco compartió un mensaje de solidaridad con los estudiantes que protestaron la tarde del lunes en Ciudad Universitaria y fueron atacados por grupos porriles de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Del modo más burdo, los responsables desataron a una horda de halconcillos o lo que es lo mismo, sus porros, para amedrentar a la indignación organizada”, criticaron los integrantes del Frente.

A continuación el comunicado completo:

Mensaje de solidaridad del FPDT Atenco a los dignos estudiantes de la UNAM. #FueraPorrosDeLaUNAM

“En la calle codo a codo, somos mucho más que dos”
A la orilla del agua, desde Atenco y los pueblos que defendemos la vida contra el aeropuerto de muerte, les extendemos toda nuestra solidaridad humilde…
Con mucha indignación, ayer vimos cómo la vileza del fantasma “diaz-ordacista-echeverrista”, se desató en plena manifestación pacífica de los estudiantes del CCH-Azcapotzalco y otras escuelas, quienes han dado una muestra digna de aprender, al cuestionar el abuso y el desprecio de quienes se erigen como autoridades, pero que en realidad ejercen el más rancio autoritarismo, haciendo de las necesidades primordiales de la universidad, un negocio redondo, una cadena de corrupción y la fascinación de reprimir el derecho de organización en lugar de afrontar y construir soluciones dignas para la vida universitaria.
Del modo más burdo, los responsables desataron a una horda de halconcillos o lo que es lo mismo, sus porros, para amedrentar a la indignación organizada. A ellos, a esos hijos de Echeverría que operan desde oficinas llenas de nepotismo y prepotencia, los condenamos, porque quizás no les queda claro que cada estudiante humilde, comprometido, crítico, rebelde, con memoria y con consciencia de la clase, es nuestro hijo, nuestra hija, y no están solas.
Nosotros no olvidamos que la máxima casa de estudios, una de las universidades más importantes en América Latina, hoy existe gracias a la defensa y lucha que han dado los estudiantes. No olvidamos que son las luchas estudiantiles quienes han defendido la gratuidad y el carácter científico y laico, de un patrimonio del pueblo tan codiciado y amenazado por las garras del capital. Y tampoco olvidamos que muchos de esos estudiantes irreverentes y temerarios por aspirar a un país digno y justo, han estado en la primera línea de fuego a nuestro lado, en los momentos más adversos durante estos 17 años y hasta el día de hoy, que seguimos defendiendo la tierra contra el aeropuerto.
Compañeras, compañeros: ¡NO ESTÁN SOLOS! y tendremos que asumir cada quien nuestras trincheras, porque por más que se quiera no levantar el polvo en este momento de transición hacia un nuevo gobierno, es imposible ocultar décadas de injusticia e impunidad y todo el aparato ideológico y político de Díaz Ordaz, de Luis Echeverría y quienes los invocan cada vez que pretenden imponer orden y castigo, a nombre de la democracia, de la paz, de la gobernabilidad.
Asumamos que somos los de abajo quienes vamos a tener que seguir arando el país que queremos y que no se transformará sólo con desearlo. Tenemos mucho trabajo y sólo nos tenemos unos a otros. No hay quien no tenga una razón para luchar, porque nos FALTAN 43 y miles más, porque nos falta acceso a la salud digna para todos, porque necesitamos trabajos bien remunerados, porque no podemos aceptar la imposición y normalización de la violencia y los feminicidios, porque el derecho a la educación es un derecho humano y es esta bandera, una de las más hermosas que tendrá que hondearse en todos los rincones del país, y son ustedes estudiantes, los que, como abejas obreras, contienen en sus manos ese polen en el horizonte de la liberación de nuestra patria.
Allá en nuestros pueblos que son sus cunas, allá y aquí donde luchamos contra el Aeropuerto del magnate Carlos Slim & Peña Nieto & PRI, elevamos la bandera por la educación y contra el autoritarismo, porque millones de mexicanos no estamos dispuestos a retroceder y seguir bajo el yugo.
A nuestro grito contra el aeropuerto de muerte, le sumamos la condena a las autoridades responsables que antes de escuchar, atizan la represión.
Deseamos la pronta recuperación de los compañeros heridos y toda nuestra solidaridad y fortaleza para ellos y sus familias.
JUNTO A USTEDES JÓVENES, HIJAS E HIJOS DEL PUEBLO TRABAJADOR, DECIMOS:
¡QUE VIVAN LOS ESTUDIANTES, QUE MARCHAN SOBRE LAS RUINAS CON LAS BANDERAS EN ALTO POR LA TRANSFORMACIÓN Y LIBERACIÓN DE MÉXICO!
¡FUERA PORROS, FUERA HIJOS DE DIÁZ ORDAZ, FUERA EL PRI DE LA UNAM!
¡A 50 AÑOS DEL 68, NI PERDON NI OLVIDO!
¡SEAMOS REALISTAS, PIDAMOS LO IMPOSIBLE!
Plataforma organizativa contra el Aeropuerto y la Aerotropolis
Pueblos Unidos Contra el Aeropuerto
Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra-Atenco.
NOTA: DIARIO ARTE Y CULTURA EN REBELDÍA SE UNE A LA LUCHA DE LOS ESTUDIANTES DE LA UNAM Y REPROCHAMOS LA ACTITUD PASIVA DE LAS AUTORIDADES UNIVERSITARIAS. CASTIGO EJEMPLAR A LOS RESPONSABLES DE LAS AGRECIONES. ESTAREMOS PENDIENTES DE LOS HECHOS PARA INFORMAR A NUESTROS LECTORES. 


Categorías:Educación, SOCIEDAD

1 respuesta

  1. Lo mismo sucede en Honduras y Nicaragua, las protestas están siendo criminalizadas y muchos estudiantes han sido asesinados, otros están cumpliendo condenas de 25 años acusados de terrorismo (caso Nicaragua). Los maestros denuncian a estudiantes que se agregan a las protestas y las turbas (o porros) realizan agresiones, sin que nadie haga nada. Nadie hace justicia a los estudiantes cuando ejercen su derecho a la libertad de expresión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: