Frente único para abrogar la reforma educativa | Jesús Peraza Menéndez

En la calle treinta y ocho entre 59 y 61 del centro Histórico, en un barrio de larga tradición obrera nos convocó el Frente Amplio Sindical (FAS), que agrupa a sindicatos y trabajadores que por sí mismos deciden luchar por sus derechos. Se unen a la reflexión en este comité los telefonistas, las y los compañeros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación una parte, los del STEUNAM, los de UADY, el INAH y algunos jóvenes creadores, creadores con trayectoria, mujeres de la lucha de género (aunque están presentes en todas las luchas de las trabajadoras y trabajadores).

Y la discusión versa desde los tópicos de los graves daños causados por los gobiernos neoliberales al sindicalismo mexicano, en especial a los más combativos como el SME asaltado por el Ejército y despojado con la impuesta requisa de sus centros de trabajo y derechos sindicales. Manteniendo charros sindicales incondicionales al PRIAN y a las clases dominantes como Carlos Romero Depchamps, Elba Esther Gordillo, Francisco Hernández Juárez, Napoleón Gómez Urrutia, el hijo de Napoleón Gómez Sada, entre otros que ahora se reclaman perseguidos y dispuestos a democratizar la vida en México y a revertir el modelo de destrucción, saqueo neocolonizador que impuso la oligarquía financiera empresarial del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios y el Consejo Coordinador Empresarial que, según sus cálculos, ocupan a 7 de cada 10 trabajadores en México.

El propósito de los empresarios fue desaparecer por decreto la educación pública, con una reforma laboral que deja a las maestras y maestros a expensas de la ley que conculca sus derechos laborales y humanos, bajo la argucia de evaluarlos en términos de docencia y capacidad para desempeñarse en la enseñanza de acuerdo a los planes y programas impuestos con la reforma y sin ella pactados con los charros del SNTE.

La educación pública es la columna vertebral de toda comunidad humana-social que comprende su prosperidad como el esfuerzo individual y colectivo para hacer la mejor vida posible, con placer, inteligente, con cultura, más allá de la simple riqueza material del fetichismo de la acumulación. Una cultura que comprende sus raíces indias, mestizas, de los millones que habitamos México y los Estados Unidos y que hemos construido lo que existe de desarrollo material, cultural y estético.

La reforma educativa es un plan de domesticación con capacitación para operar el sistema de consumismo inhumano, el control político con dependencia financiera (endeudamiento), tecnológico y cultural.

La propuesta es derogar la reforma educativa y sus instrumentos para organizar un plan nacional de enseñanza con los maestros y de acuerdo a la situación de rezago educativo, las regiones culturales y la competencia en el mercado mundial.
Para esto llamamos a sumar esfuerzos en la movilización para que las diputadas, senadoras, con los diputados, senadores abroguen la ley. Se abra espacio y tiempo suficiente para que los maestros, con las más avanzadas expertas y expertos mexicanos, establezcan la instrumentación del plan nacional de enseñanza y cultura social.



Categorías:Educación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: