No, Felipe Calderón, John McCain jamás fue “amigo” de México | Manuel “Beam” Ibarra

Quien fuera presidente espurio durante seis sangrientos años, muestra más congoja por la muerte de un político republicano que por las decenas de miles de muertos y desaparecidos que provocó en su sexenio con su fallida guerrita contra el narco.

Acongojado, triste, desconsolado así se leyó el ilegítimo Felipe Calderón al compartir la noticia del fallecimiento del senador John McCain.

“Lamento mucho el fallecimiento del Senador Norteamericano   John McCain, héroe en su país y un buen amigo de México”, señaló el espurio en su cuenta de Twitter.

¡Cuánta tristeza, cuánta empatía muestra para con McCain el causante de una de las mayores catástrofes humanas en la historia de nuestro país! Estoy seguro que Calderón jamás ha tenido tales palabras de aliento para las decenas de miles de madres, padres, cónyuges e hijos que perdieron a uno o a varios seres queridos gracias a su fracasada guerra contra el narco.

De John McCain, en realidad hay pocas cosas buenas que decir. Quizás ninguna. Los medios masivos y la clase política norteamericana lo llama “héroe de guerra”, cuando su mayor logro fue haber bombardeado instalaciones civiles, como una fábrica de focos, en el Norte de Vietnam. McCain era tan mal piloto que, de acuerdo al Los Angeles Times, estrelló tres aviones de la marina norteamericana antes de entrar en combate.

Eventualmente, no sin antes bombardear indiscriminadamente posiciones civiles vietnamitas, fue derribado por las fuerzas de Hanoi y pasó 5 años y medio como prisionero de guerra, desarrollando los sentimientos de odio y racismo que lo acompañarían el resto de su vida (“siempre odiaré a los vietmanitas”, señaló el “honorable” McCain en una entrevista del año 2000, durante la primera de sus dos fallidas campañas presidenciales, utilizando el término racista “gook”).

En otro incidente más reciente que demostró su racismo y bajísimo nivel humano, McCain llamó “mono” al ex presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad.

Como político, McCain representó en el senado durante 36 largos años al estado de Arizona, uno de los más agresivos y brutales contra los migrantes de origen mexicano y latinoamericano. Ninguno de los mexicanos o mexicoamericanos que residen en esa entidad pueden decir, tres décadas y media después, que su vida mejoró gracias a McCain.

John McCain fue también uno de los principales promotores de la ilegítima guerra en Irak, declarada de manera unilateral por EU bajo la premisa falsa de que en el país existían “armas de destrucción masiva” (nunca existieron). 18 años después el propio McCain aceptó, prácticamente en su lecho de muerte que se había “equivocado”. Claro está, el murió en su cama, acompañado de su familia. No tuvieron esa suerte, ese privilegio, los más de 600 mil iraquíes que fallecieron en bombardeos, tiroteos y otros hechos de violencia, de acuerdo a estadísticas de la revista médica The Lancet .

Ya será cuestión de los medios y la clase política norteamericana el decidir si continúan elevando a un pésimo militar y mediocre político al nivel de un semidios. Pero lo que no debemos permitir es que un sujeto como Felipe Calderón, que de alguna forma representó a nuestro país durante 6 años (y lo dejó convertido en una enorme fosa común) salga a aplaudir a McCain como un “amigo” de México, mucho menos cuando durante sus eternas campañas para ser reelegido para el senado apareció en un spot exigiendo que “construyeran el maldito muro”:

En este caso, más allá del análisis superficial y comodino de la comentocracia mexicana, que ensalza las rencillas entre el difunto McCain y Trump, el enemigo de nuestro enemigo no es nuestro amigo.

¿Por qué admira tanto Felipe Calderón a un tipo como John McCain? ¿Será la admiración de un genocida hacia otro? ¿Será la admiración de un tipo que volvió a México un cementerio al “maestro” que intervinó para provocar e impulsar conflictos bélicos con grandes pérdidas humanas en al menos tres continentes?

¿Será porque, a fin de cuentas, la cuchara chica siempre quiere ser arropada, abrazada por la cuchara grande?

FUENTE: SDP NOTICIAS

ENLACE: https://bit.ly/2wjdHRy



Categorías:OPINIÓN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: