Ay Yucatán, cómo me dueles (I) | Armando Pacheco

Mauricio Vila Dosal quiere convencer de la “importancia” de crear rutas alternas del Tren Maya con estaciones y toda la cosa, e incluso de una ampliación para Progreso y Hununcmá | Foto: Redes Sociales

Todo parece indicar que durante seis años los yucatecos vivirán un experimento tomadito de la mano de las ocurrencias de un Ejecutivo en pañales que ni siquiera ha podido (o querido) dar nombres de sus futuros colaboradores, por aquello del estudio de los “mejores perfiles”, que no compadrazgos que existen con el todavía ayuntamiento de Mérida, próximo a finalizar funciones el 1 de septiembre.

Y es que todos quieren jalar agua para su molino y Mauricio Vila Dosal no es ajeno a este antiquísimo refrán y ya lo demostró hace algunos días cuando aprovechando la llegada del próximo titular de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, “pidió” se optimizara, en la ruta de lo que será el Tren Maya, el recorrido Cancún-Valladolid-Chichén-Izamal-Mérida-Uxmal-Campeche, cuando el original es Escárcega-Campeche-Mérida-Valladolid-Cancún.

El Gobernador electo también “propuso”, según señala un comunicado de prensa difundido por diversos medios, que cada destino cuente con sus respectivas estaciones, claro está, para poder abrirle sus puertas a franquicias restauranteras u oxxos -seguramente- y no a fonditas de comida corrida que beneficien realmente a los habitantes de dichos lugares.

Igualmente, Vila Dosal, conocido por sus intereses empresariales, entre sus ocurrencias, compartió que sería importante crear una ampliación (de dicho tren) para conectar con Puerto Progreso y Hunucmá (ámbos municipios donde gobernará el PAN) dizque para el apoyo al desarrollo industrial de estos dos lugares.

Es así como el futuro Ejecutivo de Yucatán no se conforma conque el equipo de Andrés Manuel López Obrador haya tomado en cuenta a la entidad en este proyecto que durará cuatro años para su construcción y quizá tiempo similar para su consolidación, sino que además, ya vislumbró negocio redondo para sus allegados. Y sí, nos referimos a esos que allá calladitos lo pusieron en Palacio y a los que se les llama empresarios.

Ya veremos pues, que sucede con estas ocurrencias. Por lo pronto, nosotros, acá, con el corazón rebelde, seguiremos atentos ante el “ingenio” de, tristemente, nuestro futuro Gobernador para el periodo 2018-2024.

Nos seguimos leyendo en la próxima entrega…



Categorías:ARMANDO PACHECO, Editorial, IDEAS DEL DIRECTOR, OPINIÓN, YUCATÁN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: