Siria y el rito musulmán del peregrinaje a La Meca

En un mundo árabe cada vez más desvanecido en el tiempo histórico y desunido como nunca antes, se obvió así el derecho de los sirios, con una población mayoritariamente musulmana para cumplir uno de los preceptos básicos del Islam.

DAMASCO, SIRIA (Pedro García Hernández | Prensa Latina).- Por sexto año consecutivo, los musulmanes sirios tienen negado en la práctica el peregrinaje a La Meca, en Arabia Saudita y considerado en esencia, uno de los cinco pilares del islam.

Desde el 2012, cuando sobre esta nación del Levante se ensañó una guerra impuesta y los poderes fácticos desde el exterior alteraron el orden público, la marcha de la sociedad siria con potestades no previstas ni autorizadas por la ley pero influyentes a la hora de la toma de las decisiones.
Pocas embajadas quedaron en Damasco al tiempo que la Liga Árabe expulsaba a Siria de su seno sobre la base de quienes presionaron hasta el límite, manejaron las armas y diseminaron ideas e informaciones realistas y objetivas.

En un mundo árabe cada vez más desvanecido en el tiempo histórico y desunido como nunca antes, se obvió así el derecho de los sirios, con una población mayoritariamente musulmana para cumplir uno de los preceptos básicos del Islam.

¿Cómo entender entonces que los otros cuatro pilares del Islam: la profesión de fe, la oración, la caridad y el ayuno fueran marginados a la fuerza de una antigua creencia de profundas bases confesionales…?

Para Siria fueron claramente politizadas esas prohibiciones, esgrimiendo el poder de los petrodólares, el abastecimiento en armas y hombres a más de mil grupos terroristas y un espantoso y tergiversador manejo desinformador en los medios de comunicación de la región y el mundo occidental.

La Meca está prohibida para una buena parte de los musulmanes de este país porque Arabia Saudita no mantiene lazos diplomáticos con el gobierno del presidente Bashar al-Assad, y desde 2012 exige a los sirios que quieren hacer el haj (la peregrinación) que obtengan visas en terceros estados a través de llamado ‘Alto Comité’, controlado por la Coalición Nacional Siria, un grupo opositor.

Vale señalar que las monarquías del Golfo son generalmente consideradas como centro de esos poderes fácticos porque concentran finanzas, dominan la prensa, los estamentos militares, y tienen el poder suficiente para afectar o permitir la gobernabilidad, a través de grupos de presión y tensión en todos los niveles de la sociedad.

A casi siete años del estallido de la crisis siria, alentada probadamente desde el exterior y los requisitos teóricos del caos que promueve Estados Unidos, un derecho natural, de ancestrales raíces históricas y religiosas, se le niega los musulmanes sirios.

Apenas 48 horas restan para el Eid al Adha, la fiesta del sacrificio, la mayor celebración musulmana que forma parte de la acción del peregrinaje a La Meca, recogida como tal en la Biblia y el Corán, Pero Siria se prepara para celebrarla con una entrañable fe en la victoria y en la defensa de sus principios.

Abraham -o Ibrahim- tuvo la voluntad de sacrificar a su hijo Ismail como un acto de obediencia a Dios antes de que el Supremo interviniera para proporcionarle un cordero y ejecutarlo en lugar del primogénito, y así, el Eid al Adha comenzará el próximo 21 de agosto hasta el 25 del propio mes.

‘Allaha akbar, Alá es grande’ es para todos y ponerle límites a esa creencia es marginar de manera satánica, oscurantista e intolerante a los creyentes musulmanes sirios.



Categorías:EL MUNDO, SOCIEDAD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: