Archivo de Indianos rescata el valor de quienes migraron a América

Se trata de un proyecto sistemático de investigación de fuentes históricas, que busca generar una base documental inédita sobre el fenómeno de la migración española a América.

COLOMBRES, ESPAÑA (Adela Mac Swiney González | Notimex).- A fin de recuperar, ordenar y estudiar todo lo relacionado con la migración asturiana y española hacia América en los siglos XIX y XX, la Fundación Archivo de Indianos rinde homenaje a los migrantes y a todo el valor sentimental de sus vidas.

A partir del acopio de testimonios procedentes de sociedades y colectivos de emigrantes, se persigue la recuperación de series documentales capaces de inducir estudios sobre las organizaciones de migrantes a lo largo del período histórico de su implantación en América.

También se busca conocer las creaciones institucionales e información sobre los múltiples aspectos de su vida social, cultural identitaria, asistencial, familiar, socio-sanitaria, entre otros aspectos.

El Archivo de Indianos es un proyecto sistemático de investigación de fuentes históricas, que busca generar una base documental inédita sobre el fenómeno de la migración española a América.

En entrevista con Notimex, Santiago González Romero, director de la Fundación Archivo de Indianos-Museo de la Emigración, explicó que este no es un museo en el que el visitante vaya a ver unas piezas artísticas de gran valor.

“Es un museo de elementos modestos, sencillos, que contiene testimonios pequeños de la cotidianeidad de los propios emigrantes, tienen sus banderas, que las banderas son símbolos y los símbolos son condensadores de significado, es un museo de gran valor sentimental”, sostuvo.

Subrayó que se refiere a una página notabilísima de la historia de España en América “que le podríamos decir casi un segundo descubrimiento, porque los emigrantes ayudaron a construir las repúblicas de América”.

La Fundación Archivo de Indianos-Museo de la Emigración aspira a construir y compartir, junto con otros archivos e instituciones, el mayor fondo de conocimiento posible sobre los mundos sociales de la emigración para su estudio etnodocumental comparado.

El fondo documental se ha constituido con la colaboración activa de numerosas sociedades y particulares, de modo muy especial los centros asturianos de México, Buenos Aires, Tampa, Santa Fe.

Asimismo, las Colectividades Asturianas de Chile y el Centro Español de Santiago de Chile, la Federación de Asociaciones Asturianas de Cuba, la Sociedad Asturiana de Beneficencia de Cuba, Sociedades Españolas en Cuba, la Agrupación Asturiana de Siero y Noreña de Buenos Aires, la Sociedad Casina de México y la Universidad del Sur de la Florida.

Los fondos documentales, testimonios gráficos, memorias de sociedades y demás son objeto de una progresiva digitalización para su puesta a disposición de toda la sociedad.

González Romero apuntó durante la entrevista que contrario de otros museos, este tiene un largo proceso histórico de decantación de contenidos, compras, acciones de adquisición, recuperación, de arqueología.

Además, dijo, tiene otra característica: “está hecho por la propia emigración, la génesis del archivo, la génesis del museo es un trabajo compartido, creando redes etnocéntricas en las relaciones de amistad, de cooperación”.

Hizo hincapié en que es importante en Asturias y en España conocer lo que han hecho sus migrantes, conocer esos espacios sociales, conocer las trayectorias o itinerarios individuales.

El presidente de la Asociación de Amigos del Archivo de Indianos-Museo de la Emigración es el empresario asturo-mexicano Antonio Suárez, y también la integran Gerardo Gutiérrez Candiani, Plácido Arango, Juan Antonio Pérez Simón, Hugo Camou Rodríguez y Antonio del Valle Ruíz, entre otros.

En el interior de la Quinta Guadalupe, denominada así en honor de Guadalupe Castro, esposa del migrante Iñigo Noriega Laso, se han reconstituido algunos espacios con mobiliario original de la época que ofrecen al visitante un reflejo de la casa indiana.

Sus interiores despliegan un interesante programa iconográfico referido al fenómeno de la migración a América y el viaje ultramarino.

Los colores, tanto del interior como del exterior, hacen alusión a los verdes y azules cambiantes del océano. Las pinceladas en plata evocan la riqueza que la emigración aportó a la tierra de partida.

Se restauraron minuciosamente todos los espacios de la casa, artesonados y vidrieras artísticas, según el estado original del edificio cuando fue construido. En la casa, a lo largo de tres plantas se encuentra instalado el Museo de la Emigración.

La planta principal cuenta con un amplio salón en un patio abierto y a su alrededor las dependencias del comedor, sala de recibir, espacios dedicados a exposiciones de la migración a Cuba y Tampa, la emigración política, y una amplia veranda.

La primera planta alberga la Biblioteca, así como espacios museísticos dedicados a Manuel Ibáñez, primer Conde de Ribadedeva; Iñigo Noriega Laso; La emigración: una cultura de empresa y varios salones dedicados a la migración a México.

La segunda planta está dedicada por completo a la exposición permanente, con salones de las comunidades asturianas en Chile, Argentina y el Centro Asturiano de Buenos Aires y otros países, así como una exposición sobre el viaje ultramarino y los naufragios.



Categorías:CULTURA, HISTORIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: