Japón reafirma su pacifismo en 73 aniversario del fin de la II Guerra Mundial

El Primer Ministro de ese país llamó a “no repetir la tragedia de la guerra”, y señaló que su país debe “mirar a la historia modestamente” con vistas a mantener su compromiso pacifista.

TOKIO, JAPÓN (EFE).- Japón conmemoró este día el 73 aniversario de su rendición en la II Guerra Mundial, evento que puso fin al conflicto, en una ceremonia en la que el primer ministro Shinzo Abe y el emperador Akihito reafirmaron el pacifismo del país asiático.

En un evento celebrado en el estadio Nippon Budokan de Tokio y ante unas 6.000 personas, el jefe del Ejecutivo nipón dijo que Japón “inició tras la guerra un camino de respeto a la paz, y contribuyó a construir un mundo mejor”.

Abe llamó a “no repetir la tragedia de la guerra”, y señaló que su país debe “mirar a la historia modestamente” con vistas a mantener su compromiso pacifista.

“Vamos a tratar de resolver los problemas que generan conflicto, y haremos todo lo posible para lograr un mundo en que la gente pueda vivir con tranquilidad”, dijo el líder conservador, quien señaló que este compromiso será seguido por las nuevas generaciones.

Abe, un año más, evitó mencionar en su alocución las agresiones del Ejército imperial nipón a países vecinos desde principios del siglo XX, una actitud criticada por China y Corea del Sur, los que más sufrieron el colonialismo japonés de entonces.

Las muestras de arrepentimiento fueron una constante en el evento desde 1994, cuando el primer ministro Tomiichi Murayama expresó los remordimientos de Japón por su conducta en Asia, pero Abe ha evitado incluir tal mención en sus discursos desde su llegada al poder en diciembre de 2012.

Sí aludió a ello, aunque de forma indirecta, en su discurso el emperador Akihito, en la que ha sido su última participación en el evento antes de su abdicación, prevista para finales de abril de 2019.

“Revisando el pasado con profunda reflexión, deseo con ahínco que no se repita la guerra nunca”, dijo Akihito, quien también trasladó su pésame “y el del conjunto del pueblo japonés por todos aquellos que perdieron la vida” durante los enfrentamientos bélicos.

“En estos 73 años tras el fin de la guerra nuestro país ha disfrutado de la paz y la prosperidad gracias al esfuerzo constante del pueblo japonés. Sin embargo, al recordar aquellos tiempos difíciles, no puedo evitar emocionarme”, afirmó el emperador, de 84 años.

Los asistentes a la ceremonia, entre ellos unos 5.000 familiares de los caídos durante la guerra, guardaron un momento de silencio a mediodía por los aproximadamente 2,3 millones de soldados y 800.000 civiles fallecidos, entre los que se incluyen las víctimas de los bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasaki.

Abe envía una ofrenda al polémico santuario de Yasukuni por el fin de II Guerra Mundial

Asimismo, el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, envió  una ofrenda al polémico santuario tokiota de Yasukuni, vinculado al pasado militarista del país, con motivo del 73 aniversario de su rendición en la II Guerra Mundial.

Abe, como es tradición en estas fechas y durante los festivales de primavera y otoño de Yasukuni, envió una ofrenda al recinto y se abstuvo de visitarlo, lo que parece destinado a evitar fricciones con Corea del Sur o China, que padecieron el colonialismo nipón y critican el simbolismo de este santuario.

Por el momento, el diputado del gubernamental Partido Liberal Demócrata Masahiko Shibayama es la única figura política que ha visitado el santuario por petición de Abe, mientras que no ha asistido ningún miembro del Ejecutivo, como sí sucedió en años anteriores.

El santuario sintoísta lleva años envuelto por la polémica, al ser motivo de roces políticos y visto como un símbolo del pasado militarista de Japón.

Se trata de un lugar donde se honra a todos los caídos por Japón entre finales del siglo XIX y 1945, y entre ellos se cuentan 14 políticos y oficiales del Ejército Imperial condenados como criminales de guerra de clase A por el Tribunal Penal Militar Internacional para el Lejano Oriente al término de la II Guerra Mundial.

Países como China y Corea del Sur critican que Abe esquive tratar las agresiones de las que fueron objeto por parte del Ejército Imperial nipón durante la contienda bélica, a lo que se suman las disputas históricas y territoriales que también han ocasionado fricciones.

El primer ministro japonés visitó por última vez Yasukuni en diciembre de 2013, acto que provocó protestas de los vecinos asiáticos y que Estados Unidos, principal aliado estratégico de Japón, expresase su decepción y sugiriese al Gobierno nipón que no repitiera esas visitas.

El 15 de agosto es la fecha en que el Japón imperial capituló poniendo fin a la II Guerra Mundial y a su dominio sobre Corea del Sur y China, que celebran respectivamente sus días nacionales de la independencia.

Asimismo, la de hoy es una fecha en que buena parte de Japón celebra el festival para honrar a los antepasados, por lo que es tradición acudir a cementerios, santuarios y templos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s