“Unidad cultural” en Yucatán, del chiste al valemadrismo a la realidad | Armando Pacheco

Actualmente en Mérida (que no en Yucatán) han surgido un gran número de colectivos y/o grupos de creadores artísticos, promotores y/o gestores culturales, asociaciones, “periodistas” especialistas en arte y cultura y un gran etcétera, que en vez de unir a la comunidad artística y cultural de la entidad, la han convertido en nichos de poder, sectarismo e intereses, incluso políticos.

Podrán estar o no de acuerdo con esta aseveración, pero allá están los unos y otros que cada cambio de Gobierno buscan reunir hasta a sus rivales con el único fin de marcar la agenda de aquellos que pueden ser los que dirijan los rumbos de los presupuestos para el área que nos atañe. Esto, raya casi en el chiste para quienes nos hemos desarrollado prácticamente en la auto gestión, quienes hemos cuestionado políticas culturales (en su momento) e incluso beneficiado con una que otra migaja de los presupuestos municipales o estatales.

El valemadrismo quedó demostrado hace más de una década, en aquella primera etapa de una supuesta transición del poder en Yucatán.

Los “fifís”, como diría nuestro actual Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, aplaudieron todas y cada una de las propuestas culturales del gobierno panista, sin mirar a los municipios; sin darse cuenta que se estaba segregando a las comunidades que también forman parte de este estado sureño; les interesó más el boato, el elitismo y las noches de música electrónica en encerronas entre bocadillos y vinos esquistos que la profesionalización de la Banda del Estado y de la Típica Yucalpetén. Echaron para atrás proyectos ya consolidados y crearon otros cambiando incluso la Ley Orgánica del Instituto de Cultura de Yucatán (ICY), y sólo un sector de resistencia se manifestó, pero que fue ignorado, hasta cierto punto por las nuevas autoridades, lideradas desde Palacio, por un ignorante en arte y cultura.

Pero no todo fue malo, por supuesto, y nació la Escuela Superior de la Artes de Yucatán (ESAY) que luego se convertiría en el referente principal para ganar una beca con dinero del erario público; se formó la Orquesta Sinfónica de Yucatán, que luego pasó a ser refugio de músicos extranjeros en un 75 por ciento, pagados también, del erario público en aquel entonces. Se crearon las bienales de artes visuales y literatura y se implementó, por fortuna, el Programa de Salas de Lectura.

Hoy, a 11 años de aquel cambio en Yucatán, nos enfrentaremos a otro totalmente diferente y que la “comunidad artística unida” no ha visto: la defensa de las artes y culturas de nuestros pueblos originarios; esa es la apuesta del Gobierno federal y muchos nos uniremos a esa, intrínsecamente necesaria para darle continuidad a la creatividad contemporánea.

Deberemos pues, ser capaces de integrarnos a las comunidades que tanto hemos segregado; tendremos que ir a lo municipios, convivir, experimentar sus costumbres y recrear, a través de nuestros conocimientos artísticos, la realidad de aquellos que no tienen la oportunidad de mostrar su riqueza cultural.

Por eso, esa unidad cultural que hoy anda de boca en boca, de red social en red social, no sólo me parece oportunista, sino muy desgastada y un cliché más de cada sexenio.

Si en realidad queremos un cambio, deberemos unir a todas las manifestaciones socio-culturales e incluso invertir tiempo, talento y promover el consumo artístico para ser solventes y dejar de estar lloriqueando dineros del pueblo. Por supuesto, las becas, las dineros destinados a la expresión del arte y la promoción cultural, deberán ser reclamados de manera que beneficie a los que realmente lo necesitan para posicionar su proyecto cultural y no a los mismos de siempre como ha pasado en nuestra triste tierra del Faisán y del Venado.

Como dirían los diputados y/o senadores: Es cuanto.



Categorías:ARMANDO PACHECO, CULTURA, Editorial, IDEAS DEL DIRECTOR, OPINIÓN, YUCATÁN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: