Sargazo, inconsciencia de lancheros y negligencia gubernamental, amenazas serias para la Riviera Maya

Lancheros inconscientes  de la zona tiran detergente al agua para contener las manchas de aceite que dejan sus embarcaciones.

COZUMEL, QUINTANA ROO (El Financiero).- Las playas y aguas cristalinas del Caribe mexicano están amenazadas no solo por el sargazo sino también por la negligencia.

En un recorrido por Cozumel, El Financiero documentó cómo lancheros de la zona avientan jabón al agua para, según ellos, encapsular las manchas de aceite que las propias embarcaciones generan.

Al cuestionar a Cristopher González Baca, director en la isla de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), el funcionario señaló que no tiene conocimiento de estas actividades.

A la pregunta de cuál es el monto de la multa en estos casos, el funcionario dijo que eso es atribución de otras autoridades, la Secretaría de Marina (Semar) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

“Nuestra obligación es denunciar y así lo hubiéramos hecho, de habernos enterado de este hecho”, señaló en una aclaración por correo electrónico luego de que El Financiero publicara un video donde se observa a lancheros arrojar el líquido.

Agregó que la contaminación por detergente no se realiza en donde su dependencia tiene exactamente atribuciones; el video muestra imágenes de la marina del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) en Cozumel.

El funcionario detalló que actualmente 244 embarcaciones tienen permiso para navegar por la zona, brindado servicios como paseos a turistas a puntos como “El Cielo”, un banco de arena ubicado a 800 metros de las costas de la isla mexicana.

Sin embargo, como pudo constatar este medio en recorridos y al consultar fuentes de la zona, muchas licencias son violadas al transportar a más gente de la que les es permitido.

Además, González Baca reconoció que otras 80 embarcaciones operan en la zona sin autorización.

Al descuido que autoridades locales tienen en torno a propietarios de lanchas que contaminan con aceite y detergente el mar, se suma la crisis de sargazo en el Caribe.

El martes, el titular de Semarnat declaró que no hay por el momento remedio para la constante llegada de algas a las playas mexicanas.

“Es una cantidad sumamente importante (de sargazo) que es muy difícil de estar controlando”, argumentó en conferencia de prensa el secretario de Medio Ambiente, Rafael Pacchiano.

“Siempre llega sargazo. Lo que pasa es que en 2015 y este año llegó una cantidad muy superior. Es un fenómeno natural poco previsible y es muy difícil de controlar”, añadió.

El gobierno federal ha destinado 70 millones de pesos para luchar contra esta alga, agregó.

Por otra parte, Rafael García, presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM), indicó que hasta el momento la afectación a la ocupación hotelera ha sido mínima pero implica costos millonarios.

“Yo calculo que por día se puede hablar de (costos de) millones de pesos porque necesitas poner equipo y personal especial; estás hablando aproximadamente de más de dos o tres millones de pesos diarios en algunas zonas como Cancún (para sacar el sargazo)”, dijo el hotelero.

“Estamos en la primera etapa para atacar el sargazo y no sabemos cuánto vaya a costar, ni cuánto tiempo durará, el tiempo es indefinido todavía”, agregó.

Investigadores del Instituto de Ciencias del Mar de la UNAM advirtieron la semana pasada que la llegada de sargazo podría significar un desastre ecológico de no atenderse correctamente.

ENLACE: https://bit.ly/2M87hyR



Categorías:MÉXICO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: