AMLO y el futuro de México | Jimmy Centeno

¿Nombrará el nuevo presidente electo de México Andrés Manuel López Obrador (AMLO) a miembros de la comunidad indígena para formar parte de su gobierno, tal como sugería el activista y sacerdote Alejandro Solalinde (1)? ¿O actuará AMLO de forma indirecta y elegirá a expertos en asuntos indígenas? La pregunta está en el aire.

El grupo disidente Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) declaraba en una carta abierta publicada el 6 de julio de 2018 en The Grand Finale (2) que no se alineaba con el nuevo gobierno. En esta carta abierta los zapatistas comparaban esta victoria histórica sin precedentes de MORENA (Movimiento Regeneración Nacional) representado por AMLO con la final de un Mundial de fútbol en la que hay enormes cantidades de vítores y euforia para acabar en una desilusión. ¿Es demasiado pronto para decir si grupos como los zapatistas y otras comunidades indígenas se van a integrar en el gobierno de AMLO?

El multimillonario empresario Alfonso Romo Garza que se benefició grácilmente de los anteriores gobiernos neoliberales mediará en su condición de jefe de gabinete de AMLO entre los pueblos indígenas y el nuevo gobierno (3).   ¿Está preparado Romo para entrar en un terreno de discusión que parte de una base indígena o se tratará del mismo modelo condescendiente de lo tomas o lo dejas y más de lo mismo: cuentas de cristal a cambio de tierra y recursos, y promesas vacías? El conocido escritor y miembro fundador de MORENA Paco Ignacio Taibo II se pregunta en nombre de quién hablará Romo (4).   ¿Estará dispuesto AMLO a intervenir en alguna de las existentes sesenta y ocho lenguas indígenas originales que se hablan actualmente en todo México (5) o es pedir demasiado a quienes consideran que no es posible hacerlo?

El EZLN interpreta el resultado de las elecciones de 2018 como un  al cambio de gestores, supervisores y señores, mientras los finqueros * (terratenientes) siguen siendo los mismos. En el tramo final de la campaña electoral AMLO aludió a la deuda histórica de México con los indígenas. ¿Se le entregará un cheque en blanco para saldar la deuda o el cheque andará dando tumbos sin fondos durante otros seis años? ¿Son las tierras y regiones habitadas por los indígenas demasiado valiosas y ricas en recursos para que ellos se encarguen de explotarlas y gobernarlas?¿Puede un mandato presidencial de seis años curar una herida abierta que tiene quinientos años de antigüedad?

Mientras AMLO trata de reunificar a los muchos Méxicos dentro de su territorio, el desafío principal vendrá del único sistema ideológico afianzado que ha emprendido todas las guerras contra los primeros pueblos del continente: el capitalismo global, la misma ideología totalitaria que muchos presidentes progresistas han tratado de humanizar. Rodeado de una nueva versión de los cientificos*(6), la prueba es si este nuevo gobierno puede eludir el camino que se ha seguido en los últimos treinta años de políticas neoliberales o si centrará la atención en traer bienes, fertilizar a la clase media y seguir extrayendo recursos vitales a beneficio del Norte global y sus socios comerciales en México.

¿Por qué es Romo el principal asesor de AMLO cuando su interés por explotar la biodiversidad de Chiapas con sus empresas se remonta al gobierno del presidente mexicano Carlos Salinas de Gortari? En una entrevista publicada en la revista Forbes (7) Romo afirmaba que “vamos a hacer que México sea un paraíso de la inversión” . Sí, es el mismo empresario que se benefició de la modificación del Artículo 27 de la Constitución mexicana que se introdujo con la firma del impopular Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por sus siglas en inglés) entre Canadá. Estados Unidos y México. Para el escritor y periodista Gavin O’Toole, “Salinas consideró que la protección que se otorgaba a la propiedad comunal era una barrera para la inversión incompatible con sus esfuerzos por cortejar a Estados Unidos, así que modificó el Artículo 27 para permitir la propiedad privada de las tierras de ejido* y acabar con cualquier distribución adicional de la tierra” (8).

Las consecuencias de esta modificación fueron funestas para los agricultores mexicanos al tiempo que aumentaban la dependencia que tenía México de la economía estadounidense. En la década de 1990 la importación de bienes para consumo nacional no superaba el 10 %; hoy se importa más del 50 % (9). El Artículo 27 declaraba que toda la tierra, el agua y los minerales eran propiedad del pueblo de México (10). El cambio del Artículo 27 durante la firma del NAFTA permitió la desnacionalización y privatización de los recursos de México, y acabar con las formas comunales de propiedad de la tierra. México iba a entrar en el orden globalizado con un programa neoliberal de “modelos de crecimiento orientados a la exportación, eliminación de las barreras al comercio/inversión y control de precios, fuerte privatización del sector público, desregulación de la industria y las finanzas, y supresión de los servicios sociales proporcionados por el Estado” (11). El 60 % de las tierras cultivables está arrendada a empresas agroindustriales y mineras, dos millones de agricultores se vieron obligados a emigrar y ocho millones de pequeños campesinos se vieron obligados a vender sus tierras prácticamente a cambio de nada (12).   Se citan las siguientes palabras de Romo: “El proyecto Chiapas es el que más me gusta de todos mis negocios*” (13).

Muchas personas, incluidas quienes se vieron obligadas a emigrar, desean un México progresista, un México regenerado para todos. Cinco siglos de deuda acumulada y quinientos años de resistencia son unos medios preocupantes de comprometerse con el plan nacional de desarrollo de AMLO. Es justo y se espera que dude ante cada paso hasta que se demuestre lo contrario.

¿Seguirá la modernización del Estado mexicano las mismas líneas de progreso y orden que han llevado a sociedades modernas a creer que las tierras sin cultivar son inútiles hasta que se explotan, cortan y arrasan con un bulldozer para abrir caminos y carreteras sin consideración alguna por la delicada naturaleza que habita esos ecosistemas? Un ejemplo de ello es el Nuevo Aeropuerto Internacional de México que se está construyendo sin haber consultado a las comunidades locales y sin tener en cuenta en absoluto el impacto medioambiental que supone este megaproyecto (14). ¿Acaso es esto una versión de dominio indudable a beneficio de las élites nacionales y transnacionales en el poder?

¿Ha olvidado México su rica pluralidad nacional formada por varios pueblos, incluido el afroamexicano, a pesar de la victoria de AMLO para las fuerzas progresistas de México y de toda América Latina? El poeta indígena Martin Tonameyotl se pregunta; “¿El nuevo presidente será capaz de sentarse a dialogar con personajes que no tienen antecedentes de corrupción ni tampoco han ocupado un puesto de gobierno?” (15) ¿Por qué seguir eligiendo en las mismas puertas giratorias a políticos que saltan de un gobierno a otro?

El nombramiento por parte de AMLO de Esteban Moctezuma Barragan como Secretario de Educación Pública y de Víctor Manuel Villalobos como Secretario de Agricultura han suscitado muchas dudas. En el artículo “¿Escucharon?” el sociólogo Raúl Romero afirma que Barragan aparentó entablar unas negociaciones de paz con los zapatistas durante el gobierno del expresidente Ernesto Zedillo mientras planeaba una operación para detener a sus dirigentes. El artículo señala además que Villalobos lleva veinte años presionando a favor de corporaciones transnacionales de productos transgénicos (16).

Estas preguntas nos ayudan a comprender la relación dual entre confianza y desconfianza que hay en esta elección. En todo caso, ser escéptico no equivale a desesperanza y mucho menos implica sectarismo. Este nuevo gobierno tiene la obligación de llegar a todas las personas desposeídas, a aquellas a las que se ha expulsado de sus tierras ancestrales y a las comunidades indígenas olvidadas para corregir esta injusticia histórica. Las personas indígenas esperan y han esperado, en silencio y con paciencia como forma de resistencia, a sentarse verdaderamente a dialogar como iguales de forma transparente respecto a su futuro y también al futuro de México, sin baratijas o políticos profesionales que pasan por indígenas. Es un momento absolutamente crucial para que AMLO integre a los hombres y mujeres indígenas cercanos a él. Sin ellos todas las conversaciones continuarán las políticas de mercado globales y del pensamiento colonial occidental. La presencia indígena contribuirá a equilibrar las muchas discusiones futuras sobre economía, biodiversidad, comercio, autonomía, costumbres, medioambiente y zonas ecológicas que se deben proteger y preservar, educación, etc. AMLO tiene ante sí importantes retos. ¡Necesitará cada milímetro de apoyo desde abajo para equilibrar el poder desde arriba!

El diálogo que durante doce años AMLO entabló por todo México, desde los pueblos pequeños a las grandes ciudades, no debería acabar en el momento de votar. ¿Dónde está el liderazgo que deriva de todas estas reuniones? En cambio, vemos que políticos rehabilitados del PRI, PAN, PRD, etc., las misma caras que han contribuido a llevar a México a la situación actual, toman posiciones en este nuevo gobierno.

Si los banqueros, tecnócratas, inversores y hombres como Romo y otros tienen acceso directo al presidente, ¿por qué no habrían de estar los líderes indígenas en la misma mesa como asesores, participantes directos y representantes?

Vemos que AMLO quiere traer el cambio a México. ¿Compartirán ese deseo aquellas personas que él nombre para cargos de responsabilidad y contribuirán a crear este nuevo México en el que haya dignidad y justicia social?

Este artículo está dedicado al poeta y periodista John Ross.

Notas: 

(1) http://www.jornada.com.mx/ultimas/2018/02/20/pide-solalinde-a-amlo-a-integrar-al-cni-a-su-proyecto-8821.html

(2) https://enlacezapatista.ezln.org.mx/2018/07/05/convocatoria-a-un-encuentro-de-redes-de-apoyo-al-cig-al-comparte-2018-por-la-vida-y-la-libertad-y-al-15-aniversario-de-los-caracoles-zapatistas-pintale-caracolitos/

(3) https://www.proceso.com.mx/542529/romo-el-contacto-del-proximo-gobierno-para-buscar-acercamiento-con-el-ezln-solalinde

(4) https://nacla.org/news/2018/07/04/l%C3%B3pez-obrador%E2%80%99s-moment

(5) http://ojarasca.jornada.com.mx/2018/07/14/que-ganamos-los-pueblos-originarios-ante-el-triunfo-de-lopez-obrador-8789.html

* En castellano en el original (N. de la t.).

(6) Apodo del grupo de destacados políticos positivistas y modernizadores en la era de Porifirio Díaz, 1880 – 1910 ( The Mexican Revolution , Adolfo Gilly).

(7) https://www.forbes.com.mx/asi-

(8) https://nacla.org/news/2017/03/08/constitution-corrupted

(9) http://www.jornada.com.mx/2012/03/12/sociedad/043n1soc

(10) https://scholarship.law.nd.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=1693&context=law_faculty_scholarship

(11) https://zcomm.org/zmagazine/nafta-and-political-economy-of-immigration-by-collin-harris/

(12) http://www.coha.org/the-failures-of-nafta/

(13) http://www.jornada.com.mx/2001/01/10/007n1pol.html

(14) https://www.proceso.com.mx/497783/naicm-desastre-ecologico-condenado-a-hundirse

(15) http://ojarasca.jornada.com.mx/2018/07/14/que-ganamos-los-pueblos-originarios-ante-el-triunfo-de-lopez-obrador-8789.html

(16) http://www.jornada.com.mx/2018/07/24/opinion/016a1pol

Fuente: http://www.counterpunch.org/2018/08/02/amlo-and-mexicos-future/

Traducción: Beatriz Morales Bastos

VÍA REBELIÓN



Categorías:OPINIÓN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: