La guerra comercial de Trump está dejando mucha carne sin vender: Los Ángeles Times

Una de las historias de éxito para las empresas agrícolas de Estados Unidos ha sido su capacidad de vender a nivel mundial. Eso les permite producir mucho más de lo que los estadounidenses pueden consumir. Pero es difícil para ellos competir en el extranjero cuando sus productos son golpeados con aranceles que elevan sus precios en un 25%. 

LOS ÁNGELES, CALIFORNIA, EEUU (Jon Healey | Los Ángeles Times).- No hace falta un título en economía para sospechar que encarecer algo reducirá sus ventas. Eso podría no ser cierto para un Ferrari o un Picasso, pero ciertamente es el caso de un artículo masificado que tiene muchos potenciales sustitutos.

Como, por ejemplo, los cortes de carne que salen de las granjas industriales de Estados Unidos. O las pechugas de pollo. O las chuletas de cerdo.

The Wall Street Journal informa que la incipiente guerra comercial que el presidente Trump ha provocado con el resto del mundo ya está teniendo un impacto en los productores de carne de los Estados Unidos. Eso se debe a que, a medida que la administración aplica aranceles a las importaciones de acero, aluminio y otros productos extranjeros, nuestros socios comerciales están aplicando aranceles de represalia sobre nuestras principales exportaciones, sobre todo los productos agrícolas.

Según el Journal, “se espera que los datos federales muestren un nivel récord de carne de res, cerdo, aves de corral y pavo almacenadas en las instalaciones de Estados Unidos, superando las 2,500 millones de libras, dijeron los analistas agrícolas”.

Una de las historias de éxito para las empresas agrícolas de Estados Unidos ha sido su capacidad de vender a nivel mundial. Eso les permite producir mucho más de lo que los estadounidenses pueden consumir. Pero es difícil para ellos competir en el extranjero cuando sus productos son golpeados con aranceles que elevan sus precios en un 25%.

Eso explica el creciente inventario de carne sin vender.

La administración de Trump ha presentado quejas formales ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) sobre los aranceles de represalia, que argumentan que son ilegales. Pero su decisión se produce después de que al menos ocho países cuestionaron los aranceles de Estados Unidos sobre el acero y el aluminio, alegando que la justificación de seguridad nacional de la administración era solo un pretexto. Dado que muchos aliados estadounidenses a largo plazo son importantes productores de acero y aluminio, es difícil ver cómo los Estados Unidos persuaden a la OMC en este caso, a pesar de que sus propios molinos están introduciendo recortes.

De todos modos, Trump y los altos funcionarios del gobierno argumentan que a largo plazo Estados Unidos no puede perder, debido a que su déficit comercial es muy grande. Y es cierto que podemos imponer aranceles sobre cientos de miles de millones de dólares más en las exportaciones chinas, de lo que China puede imponer a las exportaciones de Estados Unidos. Sin embargo, eso no significa necesariamente que el gobierno chino esté menos dispuesto que la administración de Trump a mantenerse firme y esperar a que la otra parte se doblegue.

La postura de la administración puede parecer una táctica de negociación razonable desde la perspectiva de la Oficina Oval. Pero la imagen se ve diferente para aquellos que tienen carne con una fecha de caducidad, atrapada en un almacén porque la demanda ha disminuido. Las guerras comerciales también sufren bajas.

ENLACE: https://lat.ms/2NU2A87

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s