Mentira que impuestos por tabaco, alcohol, comida chatarra y bebidas azucaradas se destinen a la salud

Organizaciones pidieron al nuevo gobierno considerar que lo recaudado por el IEPS sea destinado a prevenir las enfermedades que provoca el alcoholismo, el tabaquismo y la obesidad.

CIUDAD DE MÉXICO (MVS Noticias).- Los impuestos especiales (IEPS) a alcohol, tabaco, comida chatarra y bebidas azucaradas generan más de 130,000 millones de pesos, que deberían ser considerados por representantes del nuevo gobierno para prevenir las enfermedades que provoca el alcoholismo, el tabaquismo y la obesidad, que son la principal causa de enfermedad y muerte, del colapso del sistema de salud, el principal reto de la próxima administración.

Los costos de atención de las enfermedades causadas por tabaquismo, exceso de alcohol y la obesidad, así como el ausentismo y muerte prematura que esta última provoca, se han estimado en $555,794 mdp al año, de acuerdo a diversas fuentes, principalmente la Unidad de Análisis Económico de la Secretaría de Salud, así como del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas.

Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor; Erick Antonio Ochoa Director de Políticas Públicas en Salud de la Fundación InterAmericana del Corazón México (FIC México); y Francis Zaballa Directora de Acción Contra el Alcoholismo A.C. resaltaron que los IEPS se establecieron como un mecanismo para “compensar” las externalidades, los daños, que genera el consumo de estos productos, sin embargo, estos recursos no se han destinado a la prevención ni a la atención de estos daños.

Las grandes corporaciones del tabaco, el alcohol y la chatarra han capturado a las instituciones gubernamentales logrando bloquear las regulaciones que recomienda la Organización Mundial de la Salud para reducir el consumo de estos productos, provocando que estos daños tiendan a agudizarse. Las proyecciones son catastróficas, tan sólo los costos del sobrepeso y la obesidad se estima se incrementarán a 272 mil millones de pesos para el año 2023, cuatro veces más que en 2008. Se requiere urgentemente reducir el consumo de estos productos con regulaciones efectivas que comprendan la publicidad, la venta, el etiquetado, la vigilancia de estas regulaciones, el fortalecimiento de impuestos y etiquetar estos recursos para la prevención y mejora de condiciones en las poblaciones más vulnerables.

Fiorella Espinosa, investigadora en salud alimentaria en El Poder del Consumidor mencionó “para reducir el consumo de comida chatarra y bebidas azucaradas, las cuales son la causa principal de las epidemias de obesidad y diabetes, es necesario establecer una Ley General contra el Sobrepeso y la Obesidad que de manera efectiva erradique la publicidad de estos productos dirigida a la infancia de estos productos, establezca un etiquetado frontal de advertencia en los productos no saludables, aumente el impuesto a bebidas azucaradas a 20% según las recomendaciones de la OMS y destine estos recursos del IEPS a campañas de orientación alimentaria directas, establezca bebederos en escuelas y espacios públicos y obligue a vigilar el cumplimiento de lineamientos en escuelas. Los recursos se deben enfocar en las poblaciones más vulnerables”.

ENLACE: https://bit.ly/2LPp61l

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s